Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Bizcocho rayado. Baumkuchen

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.5/5
  • 4 votos
Bizcocho rayado. Baumkuchen

Info.

Ingredientes para Bizcocho rayado. Baumkuchen

  • 250 gr. de mantequilla en pomada
  • 250 gr. de azúcar
  • 7 huevos “M” a temperatura ambiente
  • 150 gr. de harina
  • 100 gr. de almidón de maíz (Maicena)
  • Una pizca de sal
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla
  • 30 gr. de cacao puro en polvo
  • Para la cobertura: 200 ml de nata líquida para montar (35% MG)
  • 200 gr. de chocolate de cobertura negro
  • 15 gr. de mantequilla

Cómo hacer un bizcocho rayado o Baumkuchen. Esta receta de postre es un pastel tradicional alemán al que también se le conoce por el bonito nombre de “pastel de árbol”. Esos postres que nos seducen con su veteado, en este caso con chocolate. Aunque tenéis opciones muy sencillas en el blog, como este Marmorkuchen o bizcocho rayado de chocolate.

Este postre puede llegar a medir un metro de largo, pero no es esta la razón de su apodo sino el hecho de que está formado por múltiples capas que, al cortarlo, se asemejan a los anillos del tronco de un árbol. Conseguir ese efecto no es cosa fácil, de hecho se necesita un horno especial, un asador giratorio sobre el que se va vertiendo la masa que se cuece según este va girando sobre su eje frente a un fuego abierto.

Ni que decir tiene que mi bizcocho rayado o baumkuchen no ha sido preparado de esta manera. Sino aplicando una técnica más sencilla y de andar por casa para la que solo he necesitado un horno casero, con función grill, y un molde desmoldable. Basta con preparar dos masas diferentes, una de vainilla y otra de cacao y hornearlas una a una, capa a capa, durante dos o tres minutos cada una.

El proceso requiere de cierta maña para conseguir que las capas queden lo más finas posible y una pequeña dosis de paciencia, pero el esfuerzo merece la pena una vez terminado el baumkuchen y catado. Y es que la fina pastelería alemana no deja de seducirnos en el blog, empezamos con la famosa Tarta Selva Negra, su deliciosa tarta de queso Kasekuchen o su delicioso Strudel de manzana. Anímate con esta sugerencia para una ocasión especial. En casa alucinarán.

Preparación de la base del bizcocho rayado o baumkuchen

  1. Comenzamos preparando el bizcocho y dejamos la cobertura para el final, pues necesita estar caliente para poder extenderla bien.
  2. Forramos la base de un molde desmoldable de 20 cm de diámetro con papel absorbente y reservamos. Cortamos la mantequilla en pequeños trozos y con una batidora eléctrica o robot de cocina la batimos junto con el azúcar hasta blanquear, es decir, hasta que la mezcla aumente de
    volumen y se vuelva esponjosa y blanquecina.
  3. Separamos las claras de las yemas de los huevos. Reservamos las claras y agregamos las yemas a la mezcla anterior, de una en una, removiendo hasta integrar bien antes de añadir la siguiente.
  4. A continuación, mezclamos la harina con el almidón de maíz y la incorporamos a la mezcla.
  5. En otro cuenco batimos las claras a punto de nieve con un pellizco de sal hasta que estén bien firmes y las agregamos a la mezcla, lentamente y con sumo cuidado, para no perder el aire incorporado con el batido.
  6. Dividimos la masa en dos partes iguales y agregamos el cacao a una de ellas y la vainilla a la otra.

Horneado del bizcocho rayado o baumkuchen

  1. Precalentamos el grill del horno a 200º C y comenzamos a hornear las capas del bizcocho.
  2. Tomamos dos cucharadas soperas de masa de vainilla. La extendemos por toda la base del molde, con ayuda de una brocha o con el dorso de la cuchara, dejando una capa muy fina.
  3. Introducimos el molde en el horno, con la bandeja en la posición central. Cocemos durante dos o tres minutos o hasta que la superficie comience a dorarse.
  4. Retiramos el molde del horno y distribuimos dos cucharadas de masa de chocolate por encima de la capa anterior. Volvemos a hornear 2 o 3 minutos bajo el grill o hasta que esté cocida la segunda capa.
  5. Procedemos igual que anteriormente, hasta agotar las dos masas.

Montaje final del bizcocho rayado o baumkuchen

  1. Sacamos el bizcocho del horno y dejamos reposar durante 20 minutos antes de desmoldar cuidadosamente. Dejamos reposar, boca abajo, sobre una rejilla metálica hasta que esté completamente frío.
  2. Mientras esto ocurre, preparamos la cobertura de chocolate. Para ello vertemos la nata en un cacito y la calentamos.
  3. Justo antes de hervir la retiramos del fuego. Le agregamos el chocolate troceado y la mantequilla. Dejamos que se fundan ambos antes de remover con unas varillas y homogeneizar.
  4. Dejamos templar la cobertura unos minutos antes de bañar el bizcocho. Extendiéndola por toda la superficie y, si queremos, por los laterales.
  5. Por último, esperamos a que se enfríe y endurezca antes de decorar al gusto (nosotros hemos usado virutas de chocolate) y servir.

Es un bizcocho sorprendente en todos los sentidos, en su aspecto y en su sabor. Por ello recomiendo que lo preparéis en una ocasión especial. Veréis cómo gusta a los invitados cuando lo llevéis a la mesa.

Curiosidades, consejos y recomendaciones para un bizcocho rayado o baumkuchen de rechupete

  • Al contrario de lo que ocurre con la mayoría de bizcochos, el baumkuchen no pierde jugosidad ni esponjosidad con el tiempo. Es más, gana mucho con el reposo. Simplemente delicioso, os lo aseguro.
  • Aunque la receta no es complicada, sí que es laboriosa y es necesario leerla bien. Prepara todo lo necesario antes de ponerse en marcha y estudia bien la receta.
  • El sabor de este bizcocho rayado ganará mucho si utilizamos una esencia de vainilla de calidad y un cacao en polvo puro.
  • Hay que afinar bien el ajuste del grill. También observar con atención cuánto tardan en cocerse las primeras capas de bizcocho para aplicar los mismos parámetros a las siguientes.
  • Resulta más fácil extender la masa sobre las capas ya cocidas si la dejamos unos segundos en contacto con el calor para que pierda espesor y no ofrezca mucha resistencia.
  • Para que el corte quede bonito, no debemos ser impacientes a la hora de cortar el bizcocho rayado. Conviene esperar a que la cobertura solidifique antes de hacerlo.

Os animo a que probéis a hacerla en casa, el resultado es impresionante. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de este bizcocho rayado o Baumkuchen en este álbum.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *