Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Bombones de trufa de chocolate y naranja

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4/5
  • 1 voto
Bombones de trufa de chocolate y naranja

Info.

Ingredientes para Bombones de trufa de chocolate y naranja

  • 250 g. chocolate 70% cacao (vuestro chocolate preferido)
  • 100 ml. nata o crema de leche 35% M.G. (la especial para hacer nata montada)
  • Opcional: 1 cucharadita de licor (en este caso le hemos añadido ron añejo pero le iría genial un licor de naranja o mandarina)
  • La ralladura de una naranja
  • Opcional: 1 puntita de colorante dorado en polvo y ½ cucharadita de alcohol para mezclarlo
  • 1 molde para bombones (en este caso hemos empleado un molde de silicona para hacer hielos de corazón, improvisad)

Ya casi estamos en San Valentín y, por una vez, no voy a decir eso de que me parece una celebración meramente comercial, pensada sólo para consumir, o aquello de que es una fiesta un poco cursi, o incluso que el amor se demuestra todos los días y no sólo en una fecha en concreto. El caso es que me encuentro preparando unos bombones de chocolate y trufa a la naranja para mi chica. Hace tiempo que tenía ganas de probar a preparar estos chocolates, y que mejor ocasión que esta fecha.

El origen del consumo de cacao se encuentra en las culturas prehispánicas, no se sabe muy bien si en las tierras tropicales del Orinoco y Amazonas o en el sureste de México. Seguramente el primer europeo que cató el chocolate fue Cristóbal Colón, aunque no fue hasta unos años después del descubrimiento de América, en uno de sus viajes al continente, cuando probó lo que sería una bebida con cacao similar al chocolate actual. De regreso a España llevó el cacao a los Reyes Católicos pero no fue muy bien recibido debido a su amargor y su aspecto sucio. Fue Hernán Cortés quien introdujo en Europa en el siglo XVI la bebida de chocolate que hacían los aztecas, extendiéndose por Europa con varias modificaciones en su preparación hasta llegar al siglo XIX en que se sustituyó la elaboración artesanal por mecánica y se desarrollaron las plantaciones de cacao por todo el mundo. El chocolate no es más que una mezcla de azúcar, pasta de cacao y manteca de cacao. A partir de esta base se pueden combinar otros ingredientes, en distintas proporciones como frutos secos, leche, frutas… y preparar un montón de recetas con chocolate, como por ejemplo estos deliciosos bombones.

Aunque fueron los artesanos franceses, suizos y belgas, los que crearon los bombones tal y como los conocemos hoy en día, existe una historia, no sé si cierta o no, del origen de estos bocados. Parece ser que fue el pastelero de Luis XIV, el Rey Sol, el que preparó por primera ver un bombón bañando unas frutas escarchadas en chocolate. El rey solo pudo decir “bom bom” (bueno buenísimo), a la vianda que se le ofrecía y de ahí su nombre. En la actualidad la variedad de bombones es casi infinita, ya sean rellenos de trufa, de licor, de praliné, de crema, de avellanas, de otros chocolates… pero lo cierto es que el denominador común es siempre un buen chocolate. Espero que os animéis para este San Valentín a sorprender a vuestra pareja con unos bombones de rechupete, salen unas 16 unidades a unos 0,20 €/unidad ¿no me diréis que no os estoy tentando?

 Preparación de los bombones de naranja

  1. Si queremos darles un toque original podemos usar algo de colorante dorado que se compra en tiendas de repostería y en casi todos los supermercados en la sección de dulces. Es opcional pero le da ese puntito profesional a los bombones. En un vaso mezclamos ½ cucharadita de alcohol con una pizquita de colorante dorado y mezclamos muy bien. Con un pincel pintamos la superficie interior de nuestros moldes. Dejamos secar.
  2. Ponemos al baño maría 125 g. de vuestro chocolate preferido y lo derretimos lentamente.Vertemos el chocolate derretido en los moldes de bombones haciendo que recubra toda su superficie con una capa fina. Guardamos en el frigo 20 minutos hasta que endurezca. Nos sobrará un poquito de chocolate que reservamos.
  3. Lavamos muy bien la naranja y rallamos con nuestro rallador preferido Microplane. Recordad no llegar a la parte blanca, pues amarga y no queremos este sabor en el bombón.
  4. Ponemos en un cazo pequeño la nata, la ralladura de la naranja, el resto del chocolate y el alcohol que hayáis elegido (si los bombones los van a comer vuestros peques es mejor no añadirlo, yo he usado ron añejo pero también le iría perfecto un licor de naranja). Derretimos  a fuego medio-bajo removiendo constantemente.
  5. Cuando la mezcla esté bien integrada vertemos en cada uno de los moldes de los bombones hasta llenarlos. Guardamos en el frigo 15 minutos.
  6. Con el chocolate fundido que nos había sobrado, que será poquito pero suficiente, recubrimos cada uno de los bombones con una capa fina. Guardamos en el frigo por lo menos 2 horas hasta que esté completamente solidificado y no haya peligro de que se rompan al desmoldar. Es importante que cada vez que agreguemos chocolate a los moldes, tanto para el recubrimiento exterior como para el relleno, quede todo el borde exterior lo más limpio posible. Si no lo hacemos así quedarán rebabos de chocolate que estropearán la apariencia final.
  7. Cuando los bombones estén totalmente sólidos desmoldamos.
  8. Como quería hacer bombones con forma de corazón, y no tenía un molde así específico de bombones se me ocurrió utilizar un molde para hacer hielo con esa forma que sí tenía por casa. Aunque es posible hacerlos también os digo que no es el recipiente ideal. El material es mucho más rígido y la tarea de desmolde es mucho más complicada y arriesgada ya que, al ser menos manejable, es mucho más fácil que los bombones se nos rompan al intentar retirarlos.

Aun así estoy contento con el resultado, me han quedado chulos ¿no? ¡A ver qué le parecen a mi chica!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *