Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Burritos de carne con salsa San Fernando. Receta mexicana

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 2 votos
Burritos de carne con salsa San Fernando. Receta mexicana

Info.

Ingredientes para Burritos de carne con salsa San Fernando. Receta mexicana

  • 8 tortitas de harina de trigo
  • 500 g. de filetes de pechuga de pollo
  • 100 g. de cacahuetes tostados
  • 1 tomate mediado (250 g.)
  • 1 cebolla pequeña (150 g.)
  • 1 diente de ajo
  • ½ guindilla seca (al gusto)
  • 2 granos de pimienta negra
  • 1 clavo
  • 1 cucharada de café de comino molido
  • 100 ml. de caldo de ave
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal fina (al gusto)

Cómo hacer burritos de carne al estilo mexicano. Una de las recetas de carne de cocina internacional que más está triunfando desde hace años en España es la mexicana. Sus platos están llenos de sabores, colores, sensaciones e ingredientes nuevos para la gran mayoría de nosotros, y que nos conquistan al momento. Los burritos que hoy preparamos están rellenos de pollo, acompañado de verduras y rociada con la salsa San Fernando, cuya principal característica es que se usan cacahuetes para su elaboración.

Los burritos de carne se encuadran dentro de lo que se conoce como cocina “Tex-Mex”, platos que proceden del norte del país, en la zona fronteriza con los estados de Texas y Nuevo México (Estados Unidos). A todos nos suenan las preparaciones Tex-Mex, como pueden ser los burritos, tacos, fajitas, nachos, enchiladas, etc. En concreto, el burrito consiste en una tortita de harina de trigo (como la de los tacos), que va rellena con carne, acompañada de varios ingredientes y rociada con alguna salsa (ya sea picante o no). Posteriormente se enrolla formando un cilindro y se come con las manos.

¿Cuándo aparecieron los primeros burritos? Pues su origen nos traslada a la ciudad fronteriza de Ciudad Juárez, en el estado mexicano de Chihuahua, y justo enfrente de El Paso (Texas). Durante la Revolución Mexicana en el año 1910, un hombre llamado Juan Méndez tenía un pequeño negocio de comida, y para evitar que se enfriara creó unas tortillas de gran tamaño y en ellas enrolló la comida para mantenerla caliente. Este método enseguida adquirió gran popularidad en la zona, extendiéndose a lugares fronterizos del lado estadounidense. Juan Méndez se hizo con un burrito para transportar la comida y poder cruzar el Río Bravo (que hace frontera) y servir a sus clientes del otro lado. Todos los días la gente de la otra orilla esperaba con ansias al famoso “burrito” y la comida que transportaba. Y de aquí, el nombre pasó al plato que ofrecía Juan a sus clientes y ahora todos vosotros/as podéis prepararlos en casa, estoy seguro que os encantarán.

Preparación de los burritos de carne

Las tortitas de trigo las encontraréis ya precocinadas en las tiendas y supermercados de varias marcas. En casa bastará con darles un toque de calor en el microondas o en el horno, y estarán listas. De todas maneras, seguid las instrucciones del fabricante al respecto.

  1. Lavamos el tomate y lo cortamos en dados. Pelamos la cebolla y el diente de ajo, picamos la cebolla en pedazos similares a los de tomate y el diente de ajo en 2 trozos. Echamos en un vaso de picadora y añadimos los cacahuetes tostados. Trituramos todo bien hasta alcanzar una mezcla homogénea. Reservamos.
  2. Picamos los filetes de pechuga en trozos pequeños (3-4 cm), los salpimentamos al gusto y los marcamos vuelta y vuelta en una sartén con un poco de aceite. Tan solo queremos darles un toque, que se cocinen exteriormente.
  3. En una cazuela ancha y plana, añadimos la mezcla de la batidora, vertemos el caldo de ave y removemos. Ponemos a fuego medio, y cuando coja temperatura añadimos la pechuga de pollo. Echamos todas las especias y dejamos cocinar a fuego medio de 20 a 25 minutos, lo suficiente para que espese la salsa y quede consistente.
  4. En este punto retiramos la carne de pollo a un plato y la deshilachamos con las manos (sin quemarse claro). Ya con el fuego apagado echamos de nuevo la carne a la cazuela y removemos para que se empape bien de la salsa.
  5. Preparamos las tortitas. Vamos añadiéndoles un poco del relleno de la cazuela en la parte central, de un lado a otro. Enrollamos bien dándoles forma de cilindro y a comer con las manos. Mi recomendación es que tengáis el relleno por un lado y por otro las tortitas en un plato, tapadas con un paño limpio para que no se enfríen. Vamos preparando y comiendo los burritos al momento.

Otro complemento que le va perfecto a estos burritos es el guacamole. Como tenía un poco preparado en la nevera, le he añadido también al relleno en el momento de echarlo en las tortitas. Espero que los disfrutéis.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Perfectas para una cena ligera, una fiesta o porque sí, una manera deliciosa de compartir la comida con los amigos y la gente a la que queréis. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de burritos de carne en este álbum, no os perdáis detalle y os saldrá perfecto.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. maria dice:

    En la primera foto aparece un ajo pero luego no se refleja en ningún paso de la receta… Se echa o no? Y cuándo?
    gracias!!

    • Alfonso dice:

      María, muchas gracias, se me pasó en el 1 paso, arreglado y muchas gracias por ayudar a completar la receta… que haría sino vosotras/os!

  2. Me encanta este tipo de comidas!! Así que me apunto la receta ;)

  3. Carolina dice:

    Muy buena. Super clara tu explicación del.origen del «burrito»

  4. Eva Jardi dice:

    Deliciosa receta! Lo preparé anoche para comer hoy al mediodía y estaba riquísimo, no tenía guacamole en casa así que les agregué un poco de mostaza dulce y también estaba muy bien.
    Repetiré la receta pero acompañada con guacamole, además que es muy fácil de hacer y es ideal para servir algo diferente a los invitados.
    Muy buena explicación sobre el origen de los burritos, no tenía ni idea de que era exactamente la comida Tex-Mex :-P
    Un abrazo, Eva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *