Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Cachopo de ternera. Receta asturiana paso a paso

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.4/5
  • 14 votos
Cachopo de ternera. Receta asturiana paso a paso

Info.

Ingredientes para Cachopo de ternera. Receta asturiana paso a paso

  • 4 filetes de ternera cortados dobles, tipo librillo para San Jacobo (unos 120 g. la unidad)
  • 4 lonchas de jamón serrano (se puede sustituir por cecina)
  • 8 lonchas de queso (Queso de Oscos, cheddar, gruyere, Edam,... y si os gusta su sabor 4 de queso suave y lascas de Cabrales)
  • Pimienta negra recién molida y sal (al gusto)
  • Para el rebozado: 100 g. de harina de trigo
  • 2 huevos grandes y 200 g. de pan rallado
  • Acompañamiento: 4 patatas gallegas grandes
  • De manera opcional: 4 pimientos del piquillo
  • Aceite de oliva virgen extra suave (el necesario para freír)

Cómo preparar un cachopo asturiano. Últimamente Asturias se ha convertido en uno de mis destinos de vacaciones preferidos. Su paisaje, gastronomía y gente me recuerdan mucho a mi tierra, Galicia.

Mucha gente suele decir que los gallegos y los asturianos somos primos hermanos, no llega a tanto pero el norte marca, eso es cierto. El cachopo de ternera que os presento hoy, “Don Cachopo” para todos ustedes. Es uno de los platos más populares de la cocina asturiana dentro y fuera de sus fronteras.

Es uno de esos platos sobre los que la gente habla, compara y busca el mejor. Quizás el debate esté a la altura de las discusiones sobre la mejor fabada, el arroz con leche, las fabes con almejas o los frixuelos. En Asturias se compite por 3 aspectos para decidir cuál es el mejor: la calidad, tamaño (que en este caso, sí que importa) e imaginación en los rellenos.cachopo

Es una especie de San Jacobo a lo bestia, algunos también lo comparan con el cordon bleuAunque a los verdaderos cachoperos les molestan estas comparaciones porque no es una cosa ni la otra. Aunque en cada casa se preparen de una forma u otra. Esta receta de cachopo de ternera es la más frecuente.

El cachopo consiste simplemente en dos filetes de ternera empanados rellenos de queso y jamón serrano. Una vez frito resulta crujiente por fuera con un interior tremendamente jugoso.

Cuando lo cortamos sale el imprescindible queso fundido que se desparrama por todo el plato. Normalmente un solo cachopo da para comer una, dos, tres y hasta cuatro personas dependiendo del tamaño, y muchos restaurantes compiten por ser el que lo sirva más grande. Podemos encontrar a partir de la preparación clásica múltiples variantes de cachopos de pescado, pollo o cerdo, rellenos de marisco, cecina, setas, pimientos, quesos, espárragos, … etc. Aunque mi favorito es el que os presento hoy. Espero que os guste y lo preparéis en casa.

Preparación de la carne del cachopo asturiano

En los ingredientes he puesto que los filetes deben ser finos, es importante para poder rellenarlos mejor y que luego no resulte demasiado grueso al freír.

Si los que tenemos no son delgaditos un buen truco es disponerlos entre papel film transparente y golpearlos con la base de un cazo metálico, logrando así un grosor más fino.

  1. Preparamos nuestros ingredientes para realizar la receta de manera organizada y más rápida.
  2. En 3 platos disponemos la harina, el pan rallado y los 2 huevos batidos. Reservamos hasta el momento del rebozado.
  3. Usaremos un par de filetes por cada cachopo que sean aproximadamente del mismo tamaño y forma, para que casen perfectamente el uno sobre el otro.
  4. Los filetes de cadera son muy tiernos y perfectos para esta receta. Los limpiaremos bien de las telillas de los bordes para que no se nos “encojan” al freírlos.
  5. Los vamos a trabajar con un mazo o una piedra tal como os comentaba antes, para ablandarlos y aplanarlos.
  6. Extendemos un filete y salpimentamos al gusto. En una de las mitades colocamos  una loncha de jamón serrano (o cecina, el sabor es increíble con ella) y sobre ella una de queso (recordad que podemos poner varios tipos de queso, el que más os guste).

Empanado del cachopo asturiano

  1. En muchos sitios de Asturias doblan el contenido de queso y jamón, pero yo tampoco quería un cachopo jurásico. Creo que una loncha de cada es más que suficiente.
  2. Hay quien mete dentro del mismo un pimiento del piquillo abierto. El pimiento encaja divinamente con el cachopo y con otros empanados, así que dentro o fuera estará igualmente bueno.
  3. Cerramos con la otra mitad del filete apretando en los bordes. Así conseguiremos que se una bien la carne y quede el relleno en el interior. Hacemos lo mismo con los filetes restantes.
  4. Los empanaremos con el clásico rebozado, pasándolos por harina, huevo y pan rallado.
  5. La harina ayuda a que el huevo se adhiera mejor a la carne. El huevo actúa como pegamento para fijar el pan rallado. Hay quien da una sola capa y hay quien prefiere usar dos.

Fritura del cachopo y presentación final

  1. Lo mejor es rebozar con una sola capa para que no sea demasiado grueso, así resultan más ligeros y absorben menos aceite en la fritura.
  2. Para obtener unos cachopos más crujientes podemos usar pan rallado crujiente que venden en cualquier supermercado.
  3. Si os han quedado muy justos para que queden bien cerrados, podéis unirlos insertando un palillo de manera que no se abran luego en la sartén.
  4. Comprobamos que queda toda la superficie bien cubierta. El rebozado completo evita que se libere el queso del interior.
  5. Para freír nos interesan aceites con alto punto de humo que se oxiden (quemen) menos.
  6. Esto depende de la calidad del aceite que empleemos, yo os recomiendo un aceite de oliva virgen extra suave, por ejemplo un arbequina.
  7. Estos aceites nos permitirán freír a alta temperatura resultando un empanado crujiente tras un corto proceso, por lo que el interior quedará más jugoso.
  8. Cuando tengamos todos los cachopos preparados calentamos abundante aceite en una sartén y los vamos friendo a temperatura media-alta. El aceite no debe estar muy caliente. Así evitamos que queden muy tostados por fuera y crudos por dentro.
  9. Los cocinamos de 2 a 3 minutos por cada lado, queremos conseguir un rebozado crujiente de color dorado, la carne en su punto y el relleno con el queso derretido sobre el jamón.
  10. Retiramos y reservamos sobre papel absorbente para que suelten el exceso de aceite.
  11. Como acompañamiento en la mayoría de los restaurantes asturianos podéis elegir entre muchos tipos de salsa. Por ejemplo, una salsa de Cabrales, salsa de sidra, cebolla caramelizada, salsa de tomate natural a la pimienta, verduras a la plancha o unos pimientos caramelizados al ajillo.

Ya tenemos nuestros deliciosos filetes empanados al estilo asturiano. Los famosos y tradicionales cachopos para comer el fin de semana y sorprender a nuestra familia o amigos.

Curiosidades y consejos para un cachopo asturiano de rechupete

  • Os recomiendo servirlos con un acompañamiento sencillo que no reste protagonismo al cachopo. Unas patatas fritas con el corte que más os guste, unos pimientos asados o un poco de vuestra ensalada preferida. Con trocitos de tomate y albahaca por ejemplo.
  • ¿Quién inventó el cachopo? Nadie lo sabe, aunque dicen que se  trata de una herencia de la cultura gastronómica francesa.
  • Se atribuye su invención al cocinero asturiano Fernando Martín ya desaparecido. El mismo que en 1986 consiguió una estrella Michelin en su restaurante Trascorrales de Oviedo.
  • Sucedió en su restaurante ovetense “El Pelayo”, ya clausurado. Allí se sirvió por vez primera un cachopo gigante relleno de espárragos y jamón con un frixuelo (crêpe) dentro.
  • En Asturias el tamaño de los cachopos suele ser impresionante. Por lo que pidiendo uno podréis comer varias personas. Para mi uno de estos sirve perfectamente como plato único.
  • En Asturias yo los llamo “Don Cachopo” pues impone un poco, pero en casa lo podéis hacer del tamaño que queráis. Espero que disfrutéis de esta receta, es muy sencilla y sabrosa.

¿Os gusta la cocina asturiana?

¿Hay ‘fame’? La cocina asturiana no se entiende si estas recetas.

  • Si te gusta el cuchareo, no puedes dejar de probar su famosa fabadaSus mundialmente conocidas fabes con almejas o esas espectaculares verdinas.
  • Para abrir boca, tienes sus bollos preñados o unas cebollas rellenas. A mi las que más me gustan son con bonito, pero también las tienes con carne.
  • Para acabar una jornada gastronómica que no olvidarás. Sus postres, el arroz con leche más rico que habrás probado nunca o el tocinillo de cielo de Pravia.
  • Y por supuesto un buen café o infusión debe ir acompañada de unas moscovitas. Son un montón de recomendaciones que no debéis dejar de probar en Asturias o en vuestra casa, ¿por qué no?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. César Román dice:

    Alfonso, estás invitado a degustar la mayor carta de cachopos de Madrid, en A Cañada DELIC Experience. Sería para nosotros un orgullo que nos dieras tu impresión. Un abrazo.

    • Alfonso dice:

      César! Gracias por la sugerencia, un buen sitio seguro para degustar cachopo en la capital, ya he visto pulpo a rella, que me flipa. Un saludo maestro!

  2. Maria dice:

    Muy bueno tu cachopo asturiano Alfonso, pero el verdadero tocinillo de cielo no es de Pravia, es de Grado (Grao)

    Saludos desde Pravia

  3. Luis Belmonte dice:

    Pocos dias atrás, visité a una familia que conoci hace 18 años en Orlando (EE.UU) y a quienes no había vuelto a ver desde entonces. Fue en Soto de Luiñas. Nos hospedamos en el hermoso hotel que poseen alli (Hotel Valle de Luiñas) y fuimos agasajados con cada uno de los platos que aquí se describen, más algunos otros, cuya calidad es semejante. Quedé encantado con la cocina asturiana y con Mary, la esposa del dueño del hotel (para mi, una de las mejores cocineras que he conocido.). Todos los platos, exquisitos!!!

  4. Arturo Pola dice:

    Efectivamente Fernando Martín hizo el primer cachopo en el restaurante El Pelayo en Oviedo. Cerca había una linea de autobuses.
    Yo lo conocí y probé las delicias del restaurante Trascorrales el día anterior a su apertura. Fue un ensayo buenísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *