Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Cigalas a la plancha

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4/5
  • 1 voto
Cigalas a la plancha

Info.

Ingredientes para Cigalas a la plancha

  • 1 Kg. de Cigalas frescas (medianas)
  • Para el aderezo:
  • 2 dientes de ajo
  • Perejil fresco picado (2 cucharadas)
  • Aceite de oliva virgen extra (5 cucharadas)
  • Vino blanco (1 cucharada)
  • Sal gorda o en escamas (al gusto)

Con unas buenas cigalas, todo lo que hagáis en cocina va a ser de nota, ya que es un marisco de sabor extraordinario.  Para aprovecharlas al máximo, lo mejor es degustarlas cocidas o simplemente hechas a la plancha, como en la receta de hoy. Debido a su coste, es un capricho que nos damos  de vez en cuando, si las encontramos a una aceptable calidad/precio. Yo las he encontrado a 20,80 €/Kg. la de tamaño mediano (125-150 gr. unidad) y no me lo he pensado dos veces.

La cigala es un marisco que aguante muy poco tiempo fuera de su hábitat, por lo que es rarísimo encontrarlas vivas en la pescadería, y más aún si no es una localidad de la costa. Dada esta circunstancia, y sobre todo de cara a las fechas navideñas, es mejor comprarlas a buen precio y congelarlas hasta el día señalado. Es posible encontrarlas a la venta durante todo el año, a diferentes precios según la oferta y la demanda, además de otros aspectos como su tamaño. Las de gran tamaño (250-300 gr.) alcanzan precios prohibitivos, y suelen acabar en restaurantes especializados en mariscos y pescados. A la hora de escogerlas en el punto de venta, comprobad la frescura de las piezas: que tengan el caparazón rosáceo, resistente al tacto. Los ojos brillantes, de intenso color negro, un olor agradable y que sus patas estén firmemente sujetas al cuerpo.

Es de los mariscos con menos calorías, con muy poca grasa, siendo su fuerte el aporte de proteínas. Saludable en todos los aspectos y exquisita en cuanto a su sabor. Para hacer a la plancha, las acompañaremos de un aderezo básico pero resultón: ajo y perejil bien picaditos, aceite de oliva virgen extra, vino blanco y sal al gusto. En resumen, en tan solo 10 minutos las tendremos listas para disfrutarlas calentitas en la mesa. 

Preparación de las cigalas a la plancha

  1. En ocasiones veréis las cigalas a la plancha presentadas en dos partes, cortadas por la mitad como en el caso de un bogavante o cigala. Yo he preferido hacerlas enteras, que estarán más jugosas y tiernas.
  2. El proceso es muy sencillo, poniendo atención solamente en el tiempo de preparación, para no “machacar” el marisco. Si nos pasamos de tiempo luego no nos sabrán a nada.
  3. Preparamos el aderezo. En un tazón vamos añadiendo el ajo y el perejil bien picado, 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, más una de vino blanco. Mezclamos bien.
  4. Un truco que uso yo a menudo es pasar el aderezo a un bote de cristal. Lo cierro y lo agito con movimientos arriba-abajo. De esta manera emulsiona la mezcla y queda en una textura melosa, perfecta para añadir al marisco.
  5. Ponemos la plancha al máximo de potencia, y rociamos con un chorro de aceite de oliva virgen extra. Esparcimos el aceite por toda la plancha con la ayuda de un papel de cocina.
  6. Colocamos las cigalas por el lado de la concha (contrario a las patas) durante 1 minutos, que es el lado menos resistente al calor. Repartimos uniformemente el aderezo sobre la zona de las patas, que están a la vista.
  7. Les damos la vuelta en la plancha y cocinamos ahora 2 minutos, con las patas y el aderezo en la zona de calor.
  8. Retiramos y salamos al gusto. La mayor parte de la sal quedará en el exterior pero al comerlas nuestros dedos quedarán impregnados y sentiremos el sabor salado al degustarlas.

Servimos bien calientes en la mesa y a disfrutar de unas ricas cigalas a la plancha. La mejor manera de saborear este manjar de los mares.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog, os aseguro que encontraréis un montón de ideas para hacer mucho más felices a los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Consejos y recomendaciones

  • Los mariscos similares a las cigalas como los carabineros, gambas, gambones, navajas, unos langostinos o unas zamburiñas se hacen siguiendo los mismos pasos de esta receta.
  • Podéis prepararlos también cocidos (en agua con sal o en algunas que venden ya específicamente para cocción de marisco). Las cigalas se pueden cocer y luego rebozarlas en tempura o en harina y huevo. A la parrilla son muy habituales y podemos utilizar las cigalas en un arroz, en zarzuela o una cataplana. Ideas mil para comer unas cigalas.
  • Asar a la plancha es un método de cocción sano, pues requiere de poca grasa, a la par que rápido y sabroso. Para asar a la plancha es esencial que ésta esté bien caliente, para evitar así que lo que vamos a asar se pegue. A su vez, el calor debe ser uniforme en toda la superficie de la plancha, por lo que, si es eléctrica, es recomendable que el piloto de temperatura se encienda y se apague un par de veces cuando se emplean altas temperaturas.
  • Cuando pongamos el marisco en la plancha es recomendable hacerla primero por un lado y luego por el otro, sin marear demasiado la pieza. Y se salaría siempre al final, y no antes de la cocción.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Consuelo Miranda dice:

    Buenísimas estas cigalas. Me has dado una gran idea, pues las preparaba de otra manera. Gracias por tus sugerencias.

  2. Virginia dice:

    También se pueden preparar en cóctel si compramos solo la cola. Con salsa Rosa están buenísimas. Gracias por vuestras recetas.

  3. luis dice:

    Me encantan las cigalas!! Normalmente las hago a la plancha, pero hay que probar esta receta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *