Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Guacamole mexicano

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.8/5
  • 13 votos
Guacamole mexicano

Info.

Ingredientes para Guacamole mexicano

  • 6 aguacates medianos o 4 grandes maduros (aconsejo los medianos por su sabor)
  • 100 g. de tomate (2 tomates pequeños)
  • 100 g. de cebolla (1 cebolla mediana aproximadamente)
  • 1 lima entera
  • 1 cucharada de hojas de cilantro fresco (sin tallo)
  • Sal al gusto
  • 1 bolsa de Nachos o Dippas de Doritos® (o vuestra marca preferida de totopos o triángulos de maíz)
  • Opcional (si te gusta el picante, es fundamental): 1 chile serrano (si no lo encuentras puedes utilizar jalapeños en conserva, guindilla o cayena)

Cómo preparar guacamole de forma fácil y muy rápida ¿Os apetece viajar a México? Podéis hacerlo con el paladar con esta deliciosa receta de guacamole mexicano.

Este clásico de México podríamos decir que le gusta a todo el mundo, desde el vegetariano más radical al más apasionado de la barbacoas. Una receta vegetariana de la que no existe una receta única, algo similar a lo que pasa con el Hummus o crema de garbanzos.

Yo le pregunté a mis primos mexicanos en Ourense cómo lo preparan ellos y Bruno me pasó la receta que más éxito tiene en su cafetería Bekas. Algunos amigos me han comentado que les encanta el que compran en tal o cual supermercado, pero siempre les digo lo mismo: “no habéis probado guacamole casero“. Una vez que das el paso de hacerlo en casa, ya no lo cambias. Espero que os guste la que hacemos en casa aunque lleve tomate, es ligera, refrescante y de textura untuosa, de gran calidad.

Hay muchos tipos de guacamole, en México cada uno tiene su propia receta que varía según la región a la que uno pertenece. La mayoría con un toque picante que para un español es un poco difícil de asimilar, aunque en casa nos gusta con bien de picante. Todo el mundo coincide en los ingredientes básicos a emplear: tomate, cebolla, chile serrano, cilantro, limón y aguacate, la verdad es que cuando un plato es sencillo y lleva cuatro cosas no hace falta añadirle más y más ingredientes, porque pierde su verdadero sabor.

En México podemos encontrar dos clases de guacamole, si el aguacate está completamente molido se llama aguamole y suele servirse en taquerías populares o puestos ambulantes de comida. La versión con trocitos de aguacate que se suele preparar en casa es el guacamole propiamente dicho. Esta deliciosa salsa se prepara en un plis-plas y es muy sencilla, fantástica como aperitivo. Espero que os pongáis manos al aguacate y lo preparéis en casa, es un plato que triunfa entre los amigos cuando vienen a ver un partido.

Preparación del guacamole mexicano

  1. Pelamos la cebolla y lavamos el tomate. Los picamos muy finos, lo más posible, que se vean pero que se note lo justo.
  2. Elegimos unos aguacates maduros que no estén demasiados duros para aplastarlos, además el sabor del aguacate maduro es mucho mejor.
  3. Debe estar maduro pero no blando, la piel debe estar firme y al apretar con el dedo se hundirá ligeramente. Si los habéis comprado muy verdes, los podéis envolver en papel de periódico y dejarlos en un bol a temperatura ambiente para que maduren. Nunca en la nevera.
  4. Cortamos los aguacates por la mitad hasta el hueso y giramos cada parte separando las dos mitades.
  5. Nos ayudamos de una cuchara de plástico para vaciar las dos partes y dejamos el hueso en la misma fuente donde vamos a poner el aguacate.

Cómo mezclar el aguacate

  1. Me comentaba mi primo Bruno que en México se trituran los ingredientes con un molcajete o mortero de piedra. Aunque en España es complicado conseguirlo.
  2. Yo lo hago con un tenedor de plástico o madera y en un bol de plástico. De esta forma evitamos la oxidación y conseguimos una pasta más o menos irregular con tropezones.
  3. Añadimos el zumo de la lima directamente sobre el aguacate y empezamos a aplastar con el tenedor.
  4. Echamos dos cucharadas de hojas de cilantro. Si son muy grandes las troceamos directamente con las manos. Mezclamos todo con el tomate y la cebolla que tenemos reservados y una pizca de sal.
  5. Picamos el chile serrano muy fino. Yo me suelo poner guantes porque el picante puede ser peligroso si luego te frotas los ojos.
  6. Lo añadimos a la mezcla y juntamos todo con una cuchara de madera con movimientos envolventes para no variar la textura irregular de nuestra salsa.

Presentación final del guacamole

  1. Probamos por si es necesario añadir un poco más de picante y sal. Recordad que lo vamos a tomar con totopos o triángulos de maíz, también llamados nachos o frituritas. En México también se suele acompañar con chicharrones de cerdo o cortezas.
  2. Todo esto lleva sal y lo vamos a usar como cucharas, así que no os paséis de salados.
  3. Presentamos en un bol con todos los nachos alrededor y una buena michelada.

No hay aficionado a la cocina mexicana que se resista a unos nachos untados con guacamole, una salsa de aguacate, cebolla y tomates picados, ajo y unas gotas de tabasco o chile. Disfrutadlo y hacedlo en casa, ya me contaréis el resultado, seguro, que de rechupete.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros. Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

Consejos para un guacamole de rechupete

  • Si por un casual (no suele pasar) te sobra, para guardarlo debemos poner uno o dos huesos de aguacate en el guacamole. Lo tapamos con film transparente para que no esté en contacto con el aire.
  • El papel transparente debe quedar en contacto directo con la salsa. De esta forma y con la ayuda del zumo de lima que lleva se conservará mejor en la nevera.
  • De esta manera evitaremos que se oxide y pille ese color oscuro que queda tan feo y le da mal sabor. Debería aguantar sin problema uno o dos días en la nevera.
  • Para evitar que una enzima, la polifenoloxidasa, que se libera al triturar el aguacate y romper sus células. Se oxide en contacto con el oxígeno y quede con un color marrón no deseado, sólo tenemos que añadir un elemento ácido.
  • En este caso la lima, ayuda a que las reacciones enzimáticas que causan la decoloración se ralentelicen. La lima contiene ácido ascórbico o vitamina C, perfecto para este problema.
  • El cilantro también contiene este ácido. De modo que incorporarlo a la elaboración contribuye a ese color verde precioso del guacamole.
  • Si lo quieres hacer de una forma más tradicional, te recomiendo que veas este vídeo.

Vuestros consejos. Guacamole mexicano

  • El guacamole es perfecto como base para muchas otras recetas como unos burritos. También unas tortitas de queso o simplemente untado en un bocadillo con un poco de queso y pollo, simplemente delicioso.
  • Otro consejo útil es añadir la sal en el último momento, justo antes de servirlo. Ya que si se añade al principio, el estrés osmótico destruye las paredes de las células del aguacate y se libera más enzima oxidante. Este consejo para los más puristas del color verde.
  • Si queréis un guacamole más ligero y refrescante podéis añadir más tomate (casi el doble). Es para que sea más cremoso hay gente que le añade una cucharadita de mayonesa.
  • En México tienen varios tipos de nachos que mezclan con infinidad de ingredientes. Por ejemplo, los nachos con guacamole y chicharrones de cerdo, que están deliciosos.
  • El guacamole auténtico se hace con chile serrano, pero pica un montón. Si no os atrevéis con ellos podéis utilizar chiles jalapeños, que tiene otro tipo de picante o incluso con un chorrito de salsa Tabasco. Pero si se lo preparas a un mexicano debe tener chile serrano con pepitas y todo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Sabroso se podrá con hojas de apio? Salsa de soja?

    • Alfonso dice:

      María! Hasta donde la imaginación te lleve! La base del guacamole la tienes aquí, luego puedes tunearla como más te guste :-)

  2. Efrén Gil Valencia dice:

    Mi hija -que reside fuera- nos hizo burritos en su estancia con nosotros y nos quedamos encantados.
    Estoy deseando ponerme manos a la obra para probar los tuyos.
    Ya he cocinado siguiendo algunas de tus recetas. Son geniales. Sigue así. Saludos

  3. Andy Randy dice:

    Alfonso, aquí en México hasta chile habanero se le añade, cuanto más pique más rico para los mexicanos. La receta es igual que en México y muchos le añaden media crema. Enhorabuena por difundir el guacamole. Saludos desde Macuspana Tabasco, Mexico

  4. Ana dice:

    Muy guapo el invitado

  5. Claudia dice:

    Soy de México y sí… hay muchos ingredientes más que se le pueden poner al guacamole… prueba con sandía en cubitos pequeños y con granitos de granada roja… DELICIOSO!!! Y como toque final… yo le pongo el cilantro con todo y ramitas finamente picado… le da más sabor… ; )

  6. R. Novo dice:

    Magnifica receta, me quedo especial

  7. Sergio dice:

    Alfonso! Sólo dejarte un gracias! Hemos preparado tu guacamole este fin de semana con invitados mexicanos y un éxito. Volveremos a triunfar seguro, gracias por tu trabajo. Saludos cocinero.

  8. M.Rosa dice:

    Alfonso, yo lo preparo con gengibre pues lo pincante no nos va bien y el gengibre le da un punto que nos gusta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *