Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Cómo hacer Panko casero

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.8/5
  • 18 votos
Cómo hacer Panko casero

Info.

Ingredientes para Cómo hacer Panko casero

  • 6 rebanadas de pan de molde blanco sin corteza

Cómo hacer panko casero. El panko es una receta de pan troceado finamente o rallado groseramente que se utiliza en la cocina japonesa.

Podríamos decir, para simplificar, que es el pan rallado japonés y equiparar el panko con el pan rallado tradicional de occidente, pero no le estaríamos haciendo justicia. El panko, por su textura más gruesa, aporta un toque crujiente a los empanados y rebozados que no se consigue con nuestro tradicional pan rallado. Una vez frito queda muy crujiente, es ligero y más digestivo, pues la miga de pan absorbe menos aceite. Con panko se consiguen platos menos calóricos y más livianos.

La diferencia entre el panko y nuestro pan rallado tradicional es que el primero se elabora únicamente con la miga del pan que se pica fresca, nunca tostada, en trozos gruesos e irregulares, y se seca posteriormente dentro del horno a muy baja temperatura.

El pan rallado tradicional de occidente, por el contrario, se elabora con pan seco y duro, utilizándose todas sus partes, es decir, miga y corteza, y se pulveriza con un robot hasta obtener una textura muy fina.

Sí tenemos la suerte de encontrar pan japonés auténtico, cuyo sabor es ligeramente dulce debido a la leche con la que se elabora, entonces conseguiremos hacer un panko casero de matrícula de honor. Pero si no es el caso, un pan de molde sin corteza, mejor de panadería, es una gran opción que también da buenos resultados.

Hoy en día el panko se ha convertido en un habitual en muchas de nuestras despensas y cada vez es más fácil encontrarlo en la mayoría de grandes superficies, pero puede que no sea vuestro caso o que, de encontrarlo, el precio sea elevado. Por ello vamos a ver cómo preparar panko casero, algo muy sencillo y económico. Y que nadie se quede sin su panko.

Como acabamos de mencionar, preparar panko en casa es fácil hasta decir basta. Hay varias maneras de hacerlo, desde la más primitiva, en la que no se necesitan más utensilios que unas tijeras y un horno, hasta la más sofisticada (que no mucho más) en la que las tijeras son sustituidas por un robot de cocina.

Nosotros hemos preparado nuestro panko casero de la segunda manera. Tenemos un pequeño robot en casa que hemos puesto a trabajar y nos hemos ahorrado unos minutos, pero si no disponéis de él siempre podéis picar el pan a mano con unas tijeras y un poco de paciencia.

Preparación de panko casero

  1. Si utilizamos pan de molde con corteza, lo primero que hacemos es quitarla pues solo vamos a usar la miga. Reservamos la corteza para otras elaboraciones, croutons, palitos para dipear, etc. Ya sabéis que aquí no se tira nada.
  2. Una vez retirada la corteza, troceamos el pan de molde y lo introducimos en un robot o picadora eléctrica. No conviene llenar mucho el recipiente para que el pan tenga espacio en el que moverse y el picado sea más fácil y efectivo. Dos rebanadas de pan, para una picadora como la que véis en las fotos, es la cantidad recomendada.
  3. Picamos o trituramos usando golpes cortos y secos. Comprobamos el grosor de las migas, no deben quedar muy pequeñas, y retiramos cuando estemos contentos con el resultado.
  4. Repetimos la operación con el resto de rebanadas de pan.

Horneado y presentación final del panko

  1. Cubrimos una bandeja de horno con papel sulfurizado. Extendemos las migas de pan sobre la superficie, sin apelotonar. Sí hemos hecho mucho, usamos otra bandeja de horno más.
  2. Introducimos en el horno, previamente precalentado, con calor arriba y abajo, a 70º C. Secamos lentamente las migas de pan durante unos 20 minutos. Ojo, que no han de tostarse sino secarse.
  3. Transcurrido este tiempo comprobamos el punto de secado. Sí las notamos ligeramente tiernas, las movemos un poco y las dejamos secar unos minutos más en el horno.
  4. Por último, retiramos la bandeja del horno. Dejamos que se enfríe completamente el panko a temperatura ambiente antes de usar o guardar para usos posteriores.

Sólo faltará que elijáis vuestra receta japonesa preferida y prepararla casera y de rechupete. Os recomiendo estos solomillos rebozados en panko, deliciosos.

Si aún así con el paso a paso no lo tenéis claro, os dejo un paso a paso más amplio en fotos de esta receta de panko casero para que os salga sí o sí. No lo dudéis, seguid estas fotos.

Consejos y recomendaciones para un panko casero de rechupete

  • Con esta receta conseguiréis 180 gr. de panko casero. Esta es la receta que más se asemeja a la tradicional, pero podéis tunearla con otros tipos de pan para variar vuestras recetas.
  • Sí guardamos el panko casero en un recipiente hermético aislado de la humedad, lo conservaremos en muy buenas condiciones y podremos usarlo en nuestras elaboraciones durante dos o tres semanas.
  • Aunque el panko se elabora con miga fresca, podemos dejar secar ligeramente las rebanadas de pan a temperatura ambiente durante unas horas antes de picarlas, También usar pan viejo que no se haya quedado seco.
  • El rebozado o empanado es el uso más común del panko. Pero también podemos usarlo como topping para gratinar al horno y conseguir acabamos más crujientes. Al gusto.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *