Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Cómo hacer una tarta de queso sin gelatina

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 4 votos
Cómo hacer una tarta de queso sin gelatina

Info.

Ingredientes para Cómo hacer una tarta de queso sin gelatina

  • 150 gr. de vuestras galletas preferidas (en este caso tipo María)
  • 55 gr. mantequilla
  • 400 gr. queso crema
  • 200 gr. nata o crema de leche para montar (35% M.G.)
  • 120 gr. azúcar
  • Molde 18 cm. diámetro

Cómo preparar una tarta fría de queso sin gelatina. La tarta de queso es una de esas recetas de postre con multitud de propuestas bajo el mismo nombre. Existe una infinita variedad de tartas con este tipo de lácteo. La de hoy es un éxito asegurado, por su sencillez, coste y sabor, una tarta fría de queso sin gelatina.

Desde las más tradicionales tartas de requesón, quesadas o tartas al horno, pasando por las tartas frías de queso con cobertura, hasta la fantástica NY cheesecake de siempre o la cheesecake con chocolate que tanto gusta en el blog.

Las opciones son muchas y muy diferentes entre ellas, pero quizá, la receta que hoy os traigo, sea una de las más sencillas, junto con la tarta de queso y chocolate blanco, y que menos ingredientes necesita. Os dejo con esta tarta tan sencilla que os aseguro que está de rechupete.

Preparación de la base de galletas de la tarta de queso

  1. Trituramos las galletas con un robot de cocina o a mano, con la ayuda de un mortero. Cuando las tengamos reducidas a migas, les incorporamos la mantequilla que previamente habremos derretido.
  2. Mezclamos bien con un tenedor hasta que se empapen todas las migas de la grasa de la mantequilla.
  3. Forramos la base de un molde desmoldable, con papel de horno o papel sulfurizado. Así, una vez que tengamos la tarta lista, el proceso de pasar la tarta a un plato de servicio, será muy sencillo.
  4. Extendemos las migas de galletas por toda la base del molde. Con la punta de los dedos, presionamos hasta que tengamos una base sólida.
  5. Introducimos el molde con la base de galletas en el horno, previamente caliente a 180º C. Horneamos la base durante unos 10 minutos.
  6. Al hornear la base conseguimos que esta no se deshaga con tanta facilidad en el momento de cortar la tarta. Además de aportar un sabor extra al postre.
  7. Una vez que la base de galletas esté horneada, la retiramos del horno y dejamos que se enfríe mientras preparamos el relleno.
  8. La otra opción sin horno es añadir 50 gr. más de mantequilla y dejar en la nevera hasta que se solidifique por acción del frío. Con lo que tendréis una base un poco más dura a la hora de cortar. Pero es otra forma de preparar la base de la tarta sin horno.

Preparación de la tarta de queso sin gelatina

  1. En un bol combinamos todos los ingredientes de la tarta, el queso crema, la nata y el azúcar.
  2. Es importante que el queso esté a temperatura ambiente para poder trabajarlo con facilidad.
  3. Batimos hasta conseguir una crema suave y lisa. Podemos añadir a la tarta algún tipo de condimento que le aporte un sabor extra.
  4. Los aromatizantes que os recomiendo son: Ralladura de limón o naranja, semillas de cardamomo molidas o incluso el interior de una vaina de vainilla. Son opciones perfectas para  tunear esta tarta.
  5. Volcamos la crema sobre la base de galleta ya fría y regularizamos la superficie hasta dejarla lo más lisa posible.
  6. Guardamos la tarta en el frígo durante unas 8 horas. De un día para otro sería perfecto.
  7. Desmoldamos la tarta con cuidado y la trasladamos a un plato bien bonito para servirla.
  8. Podemos decorarla con cacao en polvo o la mermelada que más os guste.

Se trata de una tarta sencillísima que, pese a no tener entre sus ingredientes gelatina, alcanza una textura cremosa y consistente. Es un postre súper económico que hará de vuestras sobremesas un disfrute.

No dejéis de disfrutar de todos los diferentes postres con queso que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta receta de tarta fría de queso.

Consejos para una tarta de queso de rechupete

  • Esta tarta de queso es una tarta que fría, no necesita horno para su preparación. Salvo el que, de forma opcional podamos darle a la base de galletas para aumentar su consistencia a la hora de cortarla en porciones.
  • Aunque si no tenéis, sólo tenéis que enfriar la base de galleta en la nevera y evitar encender el horno.
  • Sólo necesitaremos un queso crema, nata y azúcar para la crema, y galletas y mantequilla para preparar una base clásica de tarta de queso. Os llamará la atención que, entre los ingredientes de este postre no está la gelatina.
  • No es un descuido ni un olvido. No necesitaremos gelatina para conseguir una consistencia cremosa y firma de la crema de esta tarta. Será la crema de queso y la nata, las que aportarán la textura necesaria para conseguir una estupenda tarta de queso. Un postre que saldrá de rechupete sin necesidad de horno ni gelatina para conseguir firmeza y consistencia.
  • Se trata de un postre sabroso y fácil de preparar que nos permite múltiples modificaciones. Podemos añadir ralladura de limón o naranja, una cucharadita de esencia de vainilla aportará un punto de sabor, o incluso añadir virutas de chocolate.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. VERONICA dice:

    Hola Alfonso! Increíblemente deliciosa, súper fácil de hacer. Todo un éxito en casa.
    GRACIAS. FELICIDADES

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *