Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Conejo con tomate

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.7/5
  • 3 votos

Info.

Ingredientes para Conejo con tomate

  • 1 conejo de 1,5 K. (troceado)
  • 1 cebolla grande
  • 1 pimiento rojo y 1 pimiento verde
  • 2 dientes de ajo
  • 6 tomates maduros, medianos (pelados y sin pepitas)
  • Tomillo o romero fresco (opcional)
  • 1 chorro de vino tinto
  • 1 vaso (200 ml.) de caldo de carne o agua
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Para la guarnición: 4 patatas medianas

Cómo preparar conejo con tomate. Os traigo una receta de carne, con conejo, una carne muy económica, sana y muy agradecida en cocina, conejo con salsa de tomate. Además esta receta es muy sana, al ir acompañada de un pisto de verduras y una guarnición de patatas.

El conejo es una carne blanca, con bajo contenido en, especialmente adecuada para dietas bajas en calorías. Así que l@s que estéis a dieta no podréis resistiros a este plato. Esta carne sobresale por su aporte de minerales como el fósforo, potasio y calcio. Como os comentaba antes, es muy económica, y os saldrá un menú ajustado para no gastarse demasiado.

Un conejo sobre 1,5 K. nos da para 6 comensales, y con un coste entre 7-8 euros. En el momento de ir a comprarlo, comprobaremos que las patas están flexibles y la carne de color rosado. Así sabremos que es un conejo tierno y en buenas condiciones. Tengo que advertiros de que al tener muy poca grasa, puede resultar una carne algo seca, por lo que lo recomendable es cocinarlo siempre acompañado de alguna salsa o guarnición que le aporte jugosidad a la receta.

En la receta, vamos a guisar el conejo, así que necesitaremos trocearlo. Decidle al carnicero que os lo corte para freír y luego guisar, no os pondrá pega ninguna. Aunque lo veáis ya embolsado en las estanterías, acercaos con él entero a la sección de carnes y gustosamente os lo prepararán tal como lo necesitamos. Otra recomendación importante: buscaos un buen pan de bolla/hogaza, con buena miga, porque vais luego a disfrutar de lo lindo rechupeteando en la salsa.

Preparación del conejo con tomate

  1. Salpimentamos al gusto los trozos de conejo y lo dejamos reposando hasta que lo cocinemos. Pelamos los dientes de ajo y los cortamos en láminas.
  2. Lavamos la cebolla y los pimientos. Picamos todo en “brunoise” pequeña, para que luego prácticamente se deshaga en la cocción.
  3. En una cazuela grande y plana (donde cocinaremos todo el plato) vertemos una lámina de aceite de oliva virgen extra. Calentamos, añadimos las láminas de ajo y los freímos hasta que estén dorados. Retiramos.
  4. En el aceite bien caliente, freímos vuelta y vuelta los trozos de conejo, hasta que estén doraditos. Retiramos y reservamos. Al freírlo en aceite caliente, conseguimos que se selle la carne por fuera y resulte más jugosa por dentro. El conejo soltará sus jugos en el aceite y nos resultará una salsa deliciosa.
  5. En el mismo aceite, a fuego medio, sofreímos la cebolla y pimientos. Salamos al gusto y cocinamos unos 10-12 min. Queremos que se pochen, que se ablanden y cocinen poco a poco.
  6. Pelamos los tomates, les retiramos las pepitas y los picamos en dados muy pequeños. Deben de quedar luego deshechos al cocinar.

Cocción del conejo y presentación final

  1. Los añadimos a la cazuela, mezclamos y dejamos cocinar otros 10 minutos. Otra opción es usar una conserva de tomate natural entero, que vienen ya pelados y sin pepitas. En este caso necesitaríamos sobre 800 gramos.
  2. Añadimos el caldo de carne, una ramita de tomillo o romero fresco (según gustos), un buen chorro de vino tinto y removemos para integrar todos los ingredientes. Yo personalmente prefiero luego encontrarme tropezones en la salsa, pero si os gusta más homogénea podríais pasar la salsa por un chino.
  3. Ahora llega el momento de echar el conejo a la cazuela. Lo repartimos uniformemente y cocinamos a fuego medio durante 15-20 minutos, dependiendo de lo que apure vuestra cocina.
  4. A mitad de cocción, pasados 10 minutos, probamos de sal y rectificamos al gusto. Si no están los trozos de carne cubiertos por la salsa, les dais la vuelta a la mitad de cocción. Lo importante es que no se nos quede corta de líquido, y nos resulte demasiado seca.

Este plato puede degustarse tal cual, con una buena hogaza de pan artesano al lado para mojar en la salsa, o también hacer una guarnición de acompañamiento. Podrían ser unas patatas fritas o asadas, un arroz blanco o un puré de verdura y patata. He optado por picar unas patatas en dados y luego freírla. Servimos calentito en la mesa y a disfrutar de este plato sencillo y económico.

Podéis ver en este paso a paso como preparar esta receta de conejo con tomate. Si os gustan las recetas con conejo estoy seguro que está la prepararás en multitud de ocasiones.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Jose Lopez dice:

    Hola Alfonso! El conejo me gusta adobarlo la noche anterior. Lo suelo acompañar con pasta de colores. Gracias por la receta, muy recomendable

  2. La vida de un bocado dice:

    Aún tengo dos conejos de monte que me regalaron, en el congelador… creo que caerán con tu receta… otra opción para el conejo? Con arroz, buenísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *