Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Costillas de cerdo al ajillo

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 4 votos
Costillas de cerdo al ajillo

Info.

Ingredientes para Costillas de cerdo al ajillo

  • 800 g. de costillas de cerdo troceadas
  • 10 dientes de ajo
  • 1 limón
  • 1 hoja de laurel
  • Perejil fresco
  • Sal fina y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Unos granos de pimientas (para la maceración)
  • 50 ml. de vino blanco
  • Aceite de oliva virgen extra (50 ml. para la maceración y 50 ml. para la cocción)

Cómo hacer costillas de cerdo al ajillo. Las recetas con costilla de cerdo siempre triunfan en casa. Es un tipo de corte de carne del cerdo que solemos utilizar con frecuencia en nuestra cocina y que es muy sabrosa.

Encontraréis un montón de propuestas, desde la clásica costilla guisada en salsa, al estilo americano, costillas con salsa barbacoa o las socorridas costillas al horno. Una pieza del cerdo muy útil para tener en casa o para otros usos como un churrasco como solemos preparar en las barbacoas en Galicia, también llamadas churrascadas.

Está en una receta de las de toda la vida, de las que cualquier madre o abuela nos han preparado alguna vez. Su preparación es bastante sencilla y rápida, ideal para novatos en la cocina.

Estas costillas de cerdo, se convierten en una receta con una carne muy sabrosa y económica. Un plato que mi madre nos preparaba muy a menudo, nos encanta la combinación de la carne con el ajo, al igual que el pollo al ajillo. Recetas que combinan nuestra filosofía, la sencillez y la tradición. Espero que os animéis a prepararlas en casa.

Preparación de las costillas de cerdo al ajillo

  1. Lo primero que hacemos al comprar las costillas es decirle al carnicero que nos las trocee con el corte deseado, ya veis en las fotos como nos gustan en casa. Mi consejo es que sean porciones de 5 cm más o menos. Aunque también se pueden hacer enteras, pero son más complicadas a la hora de comer.
  2. Si las troceáis vosotros, cuidados con astillas los huesos, que luego pueden ser un fastidio si os metéis alguno en la boca.
  3. Pelamos los dientes de ajo y los laminamos.
  4. Salpimentamos los trozos ligeramente. Adobamos luego con pimienta negra en grano, una pizca de perejil fresco, la hoja de laurel, 5o ml. de aceite de oliva virgen extra, la ralladura de un limón, el zumo de medio limón y el ajo laminado. Las dejamos así unas doce horas o de un día para otro.
  5. En una cazuela ancha ponemos a calentar medio dedo de aceite de oliva. Cuando esté caliente vamos echando nuestras costillas con el macerado. Siempre de pocas en pocas, para que no se nos baje el calor del aceite y no nos salpiquen demasiado.
  6. Los cocinamos a fuego medio alto, estando pendientes de que no se nos quemen.
  7. La idea es que los ajos queden caramelizados y que sirvan de aromatizante de nuestro aceite. La costilla debe quedar bien frita, lo cual nos llevará unos 15 a 20 minutos por lo menos.
  8. Tenemos que estar pendientes de darle la vuelva a los trozos de vez en cuando para procurar que queden doradas por todas partes. Lo que queremos es que la costilla quede perfectamente cocinada por dentro y tostaditas por fuera.

Preparación final de las costillas al ajillo

  1. Cuando vemos que nuestra carne está casi lista retiramos el exceso de aceite, agregamos el vino. Seguimos cocinando la carne hasta que el vino se haya reducido casi por completo. Tiene que quedar muy reducido, tal como veis en el paso a paso de las fotos.
  2. La guarnición para acompañar este plato puede ser una simple ensalada mixta. También le van genial las patatas panaderas o unas patatas fritas.
  3. Las patatas al microondas que hemos preparado ya varias veces en el blog le van también como anillo al dedo. Una idea de acompañamiento casi sin grasa, una buena opción.
  4. Servimos calentitas en la mesa con un poco de perejil picado por encima.

Como veis es una receta muy sencilla. Os animo a que lo probéis en casa, una recetaza de mi madre. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de estas costillas al ajillo en este álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *