Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Crême brûlée. Receta tradicional francesa

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.7/5
  • 9 votos
Crême brûlée. Receta tradicional francesa

Info.

Ingredientes para Crême brûlée. Receta tradicional francesa

  • 4 yemas de huevo
  • 60 gr. azúcar
  • 1 vaina de vainilla
  • 500 ml. nata líquida o crema de leche 35% M.G.
  • 1 pizca de sal
  • Azúcar para espolvorear y luego quemar

Cómo hacer crême brûlée. Si nos adentramos en la cocina francesa, no podremos evitar dar la razón a su historia e importancia.

Platos como la quiche lorreine, la vichyssoise, la sopa de cebolla, el Ficelle Picardeo o la tartiflette, hacen honor a su fama. Si nos fijamos en sus recetas dulces, el indiscutible brioche es uno de los reyes junto otro de los clásicos, la crême brûlee.

Este postre, cuya traducción literal del francés es crema quemada, consiste en una crema a base de leche, huevos, azúcar y vainilla. La crême brûlée incluye varias fases en su preparación. Una primera mezcla y cocción de los ingredientes, un posterior horneado y un acabado final a base de azúcar quemado hasta formar una fina y crujiente capa de caramelo.

La crême brûlée es una receta con historia, Se considera cómo primera mención a este postre en Francia, su aparición en el libro de cocina Nouveau cuisinier royal et bourgeois, publicado en 1691. Aun así hay quien la considera la adaptación francesa de un postre español, concretamente la crema catalana. Me imagino que seguramente debido a que también había costumbre de prepararlo en la Cataluña francesa y en la región de Languedoc. Otros opinan que se trata en realidad de un plato originario de la cocina inglesa que, gracias a su fama, fue adoptado por sus vecinos los franceses.

Sea como fuere, se trata de una delicia gastronómica muy sencilla de preparar y que cualquiera podemos hacer en casa.

Preparación de crema para la crême brûlée

  1. Comenzamos preparando la base de agua en la que colocaremos nuestros moldes con la crême brûlée. Para ello llenamos de unos 3 dedos de agua, una bandeja grande en la que luego nos quepan los moldes que vayamos a utilizar para hornear la crema.
  2. Encendemos el horno a 160º C y ponemos la fuente con el agua en el horno. La intención es que el agua esté caliente en el momento en el que comencemos a hornear la crema.
  3. En una cazuela calentamos la nata con las semillas de la vaina de vainilla. Incorporamos también la propia vaina, una vez abierta.
  4. Calentamos la nata durante unos 10 minutos, teniendo mucho cuidado de que nunca llegue a hervir. Retiramos del fuego y dejamos que repose durante 20 minutos.
  5. En un bol batimos las yemas con el azúcar y una pizca de sal, hasta que tengamos una crema espumosa. Añadimos la nata poco a poco, colándola y sin parar de remover hasta integrarla con el resto de ingredientes.
  6. Volvemos a poner la crema en una cazuela y la cocinamos, sin parar de remover, a fuego medio durante unos minutos. Veremos como la crema empieza a espesar ligeramente.
  7. Vertemos la mezcla en los moldes que hayamos elegido para la crême brûlée y los colocamos dentro de la fuente que tenemos calentándose en el horno. El agua de la fuente debería llegar hasta más o menos la mitad de los molde con la crema.

Horneado y quemado. Presentación de la crême brûlée

  1. Precalentamos el horno a 160º C durante 10 minutos. El horno debe estar caliente cuando metamos la crême brûlée.
  2. Horneamos durante 30 minutos a 160º C.
  3. Retiramos la bandeja del horno y dejemos que se enfríe la crema sobre una rejilla. No guardaremos las crême brûlée en el frigo hasta que se haya enfriado totalmente. Podemos dejarla de un día para otro.
  4. Cubrimos cada uno de los molde con 2 cucharadas de azúcar. Y con la ayuda de un quemador de cocina tostamos el azúcar superficial hasta que quede un caramelo. Sólo tiene que quedar con una fina capa que protegerá la crema.

Dejamos que el caramelo se enfríe y se solidifique antes de disfrutar de este postre lácteo tradicional francés. Toda una maravilla gastronómica, perfecta para una sobremesa de categoría.

Os animo a que lo probéis en casa, una crema quemada deliciosa. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta crême brûlée en este álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *