Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Cuscús con pollo al curry

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.6/5
  • 8 votos
Cuscús con pollo al curry

Info.

Ingredientes para Cuscús con pollo al curry

  • 1 Pechuga de pollo (preferiblemente sin piel).
  • 1 cebolla
  • ½ pimiento verde
  • ½ pimiento rojo
  • 1 zanahoria grande
  • 1 diente de ajo
  • 125 gr. de cuscús de grano medio
  • Mantequilla
  • Curry en polvo
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Cómo hacer cuscús acompañado de pollo al curry. Si os gustan las recetas con pollo, esta versión del cuscús con verduras os va a gustar. Una receta atemporal perfecta para comer en tu menú semanal durante todo el año.

El cuscús o cous cous es un plato de origen bereber consistente en sémola de trigo que tradicionalmente se acompaña de verduras, garbanzos y carne roja. En algunas zonas del norte de áfrica este plato se denominaba al-ta´am que literamente significa “la comida” porque se consideraba el plato principal en la región.

Hoy en día el cuscús se ha popularizado en todo el mundo y abundan las recetas que lo acompañan de muchos otros ingredientes, como la que vamos a preparar hoy con pollo al curry.

Preparación base para acompañar el cuscús

  1. Pelamos el diente de ajo, la cebolla y la zanahoria. Los picamos en trozos pequeños junto con los pimientos tras lavarlos.
  2. En una cazuela o sartén vertemos un chorro de aceite de oliva virgen extra. Cuando está caliente incorporamos las verduras picadas.
  3. Salpimentamos y doramos a fuego medio-alto (6 sobre 10) mientras removemos de tanto en tanto para evitar que se peguen.
  4. Mientras tanto retiramos la piel (si la tuviese) y los restos de grasa de la pechuga. La troceamos en dados de máximo un par de centímetros de tamaño y espolvoreamos una pizca de sal.
  5. Cuando las verduras comienzan a dorarse añadimos el pollo. Removemos continuamente hasta que haya cogido color, sin llegar a dorarse (porque quedaría demasiado seco).
  6. Retiramos del fuego. Vaciamos el contenido de la sartén en un plato hondo para que el sofrito conserve el calor. Podemos incluso taparlo mientras seguimos con el resto de pasos.

Preparación del cuscús con pollo al curry

  1. Volvemos a poner la sartén en el fuego sin limpiarla. En ella echamos una nuez de mantequilla y la derretimos a fuego medio (máximo 4 sobre 10), cuando esté completamente líquida añadimos un vaso de agua, una cucharadita de curry en polvo y una pizca de sal. Removemos todo y esperamos a que hierva.
  2. Cuando ha comenzado a hervir echamos el cuscús (si la cantidad de cuscús recomendada por la marca fuese mayor la variamos). Apagamos el fuego y dejamos que absorba el agua durante 5 minutos (o el tiempo sugerido por el fabricante).
  3. Ahora incorporamos las verduras y el pollo y mezclamos muy bien antes de servir. Para llevar a la mesa lo mejor es una buena fuente y un cucharón con el que llenar unos cuencos.

Esta receta está espectacular tan pronto como la acabamos de hacer. Pero gana con el paso de las horas una vez que el cuscús ha absorbido todavía más el sabor de los vegetales.

Una receta de pollo y cuscús perfecta para vuestro menú semanal. Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de cuscús con pollo al curry. No os perdáis detalle para que os salga perfecta.

Consejos para un cuscús de pollo de rechupete

  • El último paso de la preparación, justo antes de mezclarlo todo, consiste en hidratar el cuscús en la misma sartén en la que se han dorado las verduras. De esa forma absorbe todos los sabores junto con el del curry, lo que da lugar a un plato delicioso.
  • No sólo eso, también muy nutritivo, ya que a los hidratos de carbono y la fibra aportada por el propio cuscús, hay que sumarles las proteínas (y el bajo contenido en grasa del pollo) y todas las vitaminas de las hortalizas.
  • Podemos cambiar ligeramente la receta alternando ingredientes como la cebolleta, el puerro o incluso los espárragos verdes. Así que no quedan excusas para no preparar un plato lleno de sabor y además realmente sencillo.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *