Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Estofado de pollo en salsa

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.6/5
  • 16 votos
Estofado de pollo en salsa

Info.

  • Fácil
  • 60 minutos
  • Para 4 personas
  • 1.4 €/persona
  • 296kcal por 100g.

Ingredientes para Estofado de pollo en salsa

  • 1,2 kg. de pollo (vuestros trozos preferidos, en este caso medio kg. eran alitas y unos muslitos)
  • 2 cebollas
  • 1 pimiento rojo grande
  • 2 pimientos verdes tipo italiano
  • 2 dientes de ajo
  • 2 zanahorias
  • 1/2 l. de caldo de ave y medio vaso de vino blanco
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)
  • Unas hebras de azafrán
  • Perejil fresco y 2 hojas de laurel
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra

Cómo hacer un estofado de pollo en salsa. Si queréis empezar en la cocina con una de las recetas de pollo más sencilla, este es vuestro plato.

Un guiso o estofado de pollo que sale a la primera, como si fuese una receta de vuestra madre y, lo más importante, increíblemente sabroso. Muy versátil porque admite un montón de variaciones y de guarniciones para acompañarlo.

Esta forma de preparar el pollo es muy sencilla, cortar todo en juliana, rehogar y guisar. Se hará con el chup chup del fuego lento y os quedará delicioso. Un guiso de pollo con una textura muy suave, donde se deshace la carne y gustará tanto a grandes como a pequeños. Una receta perfecta para incorporar en el menú diario, diría que un clásico que podéis preparar en cantidad para luego congelar y llevar al trabajo en vuestra tartera.

Es una receta muy dada al tuneo, os aconsejo seguir el paso a paso y tiempos de cocción de la receta, pero emplead las verduras y hortalizas que más os gusten y que tengáis en casa o que sean de temporada. Una forma de hacer vuestra esta receta, darle vuestro toque personal con unos frutos secos, uvas pasas o añadiendo vino o cerveza.

Además tenemos un plato perfecto para meterlo en la tartera y comer en el curro, pero también una cena de diez puntos para los niños o los mejores invitados. Una receta simple, rápida y exquisita. Espero que os guste tanto como a nosotros en casa.

Preparación de la base de este pollo

  1. Calentamos un poquito de aceite virgen extra en una cazuela. No os paséis con el aceite pues la piel de pollo también va a soltar su grasa con lo que se cocinará en su propio jugo.
  2. Añadimos los trozos de pollo y rehogamos durante unos 10 minutos hasta que el pollo cambie de color.
  3. Si queréis que la salsa os quede espesa, podéis pasar el pollo por un poco de harina para dorarlo antes y así añadir parte de esa harina al aceite con el que vamos a cocinar el resto de los ingredientes.
  4. Sacamos el pollo de la cazuela con ese color tan agradable y veremos que ha soltado parte de su jugo. Retiramos el pollo a una fuente y reservamos.
  5. En la misma cazuela y el mismo aceite vamos a preparar nuestra base de verduras. Pelamos las cebollas, zanahorias y el ajo.
  6. Lavamos los pimientos y picamos todos los ingredientes en juliana fina (tiras finas y alargadas de grosor lo más fino posible, 2 a 3 mm.), o en rodajas finas (en el caso de las zanahorias).
  7. Calentamos el aceite con el jugo del pollo y añadimos primero la cebolla, cebolleta y ajo. Rehogamos durante 2 ó 3 minutos a fuego medio-alto. Echamos el resto de ingredientes, pimientos y zanahorias.
  8. Sofreímos todo unos 10 minutos a fuego lento en el mismo aceite donde hemos dorado el pollo. Ya tenemos una base de categoría para este estofado.

Preparación del estofado de pollo

  1. Añadimos los trozos de pollo y removemos todo juntando los ingredientes y los sabores. Cuando el sofrito esté bien dorado echamos un poquito de vino blanco. Añadimos las hojas de laurel, un poquito de perejil (mejor si es fresco) y rectificamos sal y pimienta.
  2. Recordad que podéis añadirle vuestras plantas aromáticas preferidas, podéis darle vuestro toque cocinillas. En este caso he puesto unas hebras de azafrán para darle color y aroma.
  3. Dejamos que reduzca un poco, aproximadamente unos 10-15 minutos a fuego medio para quitar parte del alcohol y que le dé al guiso ese toque dulzón.
  4. Cubrimos todo con el caldo de pollo o ave. Guisamos a fuego bajo-medio (al 4 sobre 10 puntos de la placa de inducción) hasta que reduzca el líquido.
  5. La carne del pollo debe quedar tierna y las verduras empiecen a deshacerse, aproximadamente unos 30 minutos. Aunque dependerá del tamaño de los trozos de pollo, si preparáis el guiso con trozos de pollo más grandes, necesitará más tiempo de cocción.
  6. Removed de vez en cuando para que no se pegue al fondo de la cazuela. Probamos el punto de sal del guiso y rectificamos si fuese necesario. Servimos bien caliente y con un poco de pan, la salsa de esta receta es grandiosa, os lo aseguro.

Una receta sencilla e ideal perfecta para planificar vuestros menús diarios. Si no os queréis perder detalle de esta receta de estofado de pollo seguid este paso a paso, os quedará perfecto.

Consejos para un estofado de pollo de rechupete

  • A la hora de comprar el pollo, elegid uno entero ya troceado o aquellas partes que más os gusten. En mi caso veréis un montón de alitas y algún muslo. Sea cual sea la pieza pedidle al carnicero que lo corte para guiso.
  • Podemos acompañar este guiso de pollo con un poco de arroz blanco. La salsa queda deliciosa para mojar pan en ella, con su sabor intenso y concentrado de todas las verduras y el sabor del pollo.
  • Si os gustan los guisos con patatas, se las podéis añadir sin problema cuando queden 25 minutos para acabar el guiso. Así tendréis un estofado de pollo con patatas y verduras, delicioso.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *