Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Guiso de cordero con patatas

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.6/5
  • 33 votos
Guiso de cordero con patatas

Info.

Ingredientes para Guiso de cordero con patatas

  • 1 Kg de cordero troceado
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • 1 tomate
  • 2 zanahorias
  • 100 g. de guisantes
  • 1 Kg. de patatas (las gallegas van estupendas)
  • 3 vasos de caldo de carne
  • 50 ml de brandy ó 250 ml de vino blanco
  • Aromatizantes: tomillo, perejil y 1 limón
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Cómo preparar un guiso de cordero con patatas. Como bien dice la sabiduría popular: “de la mar el mero y de la tierra el cordero”. Cualquier fecha del año es buena para coger la cazuela y preparar un guiso. No hay nada mejor para reunir a toda la familia alrededor de una mesa con una de las recetas de carne que tenemos en el blog. Es verdad que apetece más cuando bajan las temperaturas, pero os aseguro que si lo ponéis encima de la mesa, volará. Os presento una receta de patatas guisadas con cordero, un plato reconfortante lleno de sabor a casa y familia.

Cómo os contaba en la receta de cordero asado, este animal es la cría de oveja de menos de un año de vida. Se trata de uno de los productos cárnicos más habituales en la cocina mediterránea y es una carne muy apreciada en muchos otros países; es muy habitual en la cocina de la India y en algunas partes de China, en la Patagonia argentina es uno de los manjares más preciados y en el judaísmo es un símbolo de sacrificio, también se sirve como plato tradicional de Pascua. Para hacer este guiso no necesitaréis mucha cantidad del mismo, pues lo importante esta en la salsita, con sus patatas y verduras, un caldo para poner en un altar. Además es un plato bastante económico.

Respecto a la parte nutricional, el cordero es especialmente rico en vitaminas de grupo B (sobre todo B12 y B6), fundamentales para el buen funcionamiento del sistema nervioso. Presenta un alto contenido en minerales como el zinc, fósforo y hierro, de ahí que sea muy recomendable para casos de anemia (el hierro es un nutriente que forma parte de la hemoglobina y es fundamental en la formación de los glóbulos rojos de la sangre). Contiene altos niveles de selenio, un mineral que ayuda a combatir los ataques de asma y también de proteínas de elevado valor biológico. Como contrapartida indicaros que se trata de una carne roja con un alto contenido en grasas saturadas, colesterol y sodio por lo que no se recomienda su consumo a personas que tengan problemas cardíacos o que padezcan sobrepeso u obesidad.

Una de las características más significativas y que suelen producir cierto rechazo es su sabor fuerte, pero éste se corresponde con los corderos de más de un año, en los que es aconsejable un adobo previo al cocinado para suavizarlo. En nuestro caso no fue necesario al tratarse de un cordero lechal de 7 kilos. Esta receta que os presento es una de las formas más sabrosas y tradicionales de preparar el cordero. Espero que os guste y la preparéis en casa. Un guisote contundente que por supuesto está de rechupete.

Preparación del guiso de cordero

  1. El cordero tiene que estar troceado, podemos hacerlo nosotros mismos o le pedimos a nuestro carnicero que nos lo trocee.
  2. Los tomates tienen que ir pelados y picados. Os recomendamos que lo hagáis al principio, de esta forma estarán preparados cuando haya que añadirlos. Para conseguir que el tomate quede bien pelado, lo ideal es darle unos cortes en la piel y escaldarlo un par de minutos, así la ésta sale prácticamente sola y no encontraremos restos en la salsa. Pelamos, picamos y reservamos.
  1. El primer paso es salpimentar el cordero y dorarlo en una sartén con aceite. Tenemos que marcarlo bien para que se forme la costra.
  2. Mientras tanto vamos picando la cebolla y los ajos. No hace falta que los trozos sean muy pequeños.
  3. Cuando hayamos terminado de marcar todos los trozos de cordero, colamos el aceite y lo echamos en la olla en la que vamos a cocinar. Al reutilizar el aceite conservamos la sustancia de la carne.
  4. En ese aceite doramos la cebolla, a media cocción añadimos los ajos y unos minutos después el tomate que previamente hemos pelado y picado.
  5. Cuando ya esté todo dorado y el tomate se haya convertido en salsa, salpimentamos e incorporamos el tomillo y el perejil picado.
  6. En el momento en el que todo esté bien pochado añadimos el brandy y el zumo del limón. En vez de brandy podemos añadirle vino blanco, pero el primero aporta un sabor más dulce y aromático a la salsa. Al añadir el brandy o el vino se consigue ablandar la carne además de aromatizarla, y el limón ayuda a suavizar el sabor.
  7. Dejamos que la salsa reduzca, introducimos los trozos de cordero y cubrimos con el caldo de carne. Tapamos y dejamos cocinar durante 45 minutos.
  8. Cuando haya transcurrido este tiempo incorporamos las zanahorias y las patatas con un tiempo de cocción de 22 minutos más. Por último añadimos los guisantes y dejamos otros 10 minutos.
  9. Dejamos que repose y servimos caliente.

Una receta casera de madre que seguro que si preparáis en casa os vendrán un montón de recuerdos, no hay como un buen guiso para reunir a la familia. Esta receta de patatas guisadas con cordero es un clásico de la cocina castellana que tiene versiones similares en numerosos puntos de nuestra geografía. Espero que os guste y la preparéis, está de rechupete.

Sobre el cordero

Os dejo con información de cómo se llama el cordero en función de la edad del animal, para que podáis pedirlo en la carnicería por su nombre. Cualquiera es perfecta para preparar en cualquier fiesta durante el año, sea en Navidad, en una comida familiar o en las fiestas del pueblo de este verano.

  • Cordero lechal o lechazo (5-6 Kg): se trata de animales que aún no han sido destetados de su madre, con una edad entre 4 y 6 semanas. Se alimentan principalmente de leche por lo que su carne será muy tierna y jugosa, con un alto porcentaje de grasa. Consecuentemente será también más cara y su precio se incrementa bastante en estas fechas próximas a la Navidad dada su gran demanda. Es quizás es el que más rico y jugoso queda.
  • Ternasco o recental (10-11 Kg): ejemplares de menos de 4 meses. Sobre los 45 días de vida se produce el destete pasando a alimentarlo de piensos y pastos, por lo que perderá parte de grasa corporal. Su carne es menos tierna que la del lechal y tendrá un color más rojo. El recental tiene un sabor mucho más fuerte, un poco más difícil, aunque seguramente es que le guste a nuestros padres y abuelos ya que están acostumbrados a comerlos de siempre. Incluso muchos lo prefieren a otros tipos de cordero. Este tipo de carne es perfecto para chuletas a la brasa.
  • Pascual o cordero de pasto: animales con una edad comprendida entre los 4 meses y el año, con pesos entre los 10 y los 20 Kg. Su carne es un poco más fuerte, con un precio más ajustado.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Cati dice:

    Bueniiiisiiiimooooo

  2. Manuel dice:

    No veo cuando se añade la zanahoria…

    • Alfonso dice:

      Hola Manuel, lo explico en el paso 9, es al final de la cocción del guiso, 20-22 minutos con las patatas.Los guisantes al final…

  3. antonio castilla bermúdez-Cañete dice:

    Y las patatas? Cuándo se añaden?

    • Alfonso dice:

      Hola Antonio, lo tienes en el paso 8 de la receta: 8. Cuando haya transcurrido este tiempo incorporamos las zanahorias y las patatas con un tiempo de cocción de 22 minutos más. Por último añadimos los guisantes y dejamos otros 10 minutos.

  4. dulce garcía dice:

    Hola Alfonso, me encanta leer tus recetas por todos los datos que das del ingrediente principal. la voy ha hacer y ya te diré.

  5. dulce garcía dice:

    Se me olvidaba comentarte que pienso que se puede hacer en la olla espres, marcando bien primero la carne y añadiendo después todos los ingredientes. Sabias decirme cuanto tiempo de cocción? Saludos

  6. Osvaldo dice:

    Hola Manuel, soy un argentino que recibe tus recetas, nieto de andaluces, por lo tanto me encantan tus recetas ya que no es mentira que la sangre tira, los gustos también.
    Te cuento que he quedado muy bien con mis amigos con tus recetas a pesar que algunos productos que hay por aquí no se acercan en calidad a los originarios de tu región. Gracias por ayudarnos a que cocinar sea un placer y no una obligación.
    Mis cordiales saludos

  7. Karmen dice:

    He hecho el guiso de cordero a la mitad de cantidades de como pone en tu receta. Y lo mejor es añadirle más caldo frío al guiso para que no quede seco, para aquellos que como yo varien las cantidades, salud….

  8. Angie dice:

    Este guiso suculento, puedo hacerlo hoy para comerlo mañana o tal vez dejar solo las patatas y guisantes y el resto sí se podrían guisar hoy.

  9. maricarmen dice:

    lo hare el proximo dia 1, ya dire como me ha ido, un abrazo!!

  10. Gimena dice:

    Me ha quedado de rechupete, no ha quedado ni para repetir. Gracias por todos sus guisos, volver a la cocina cocina de siempre gracias a ti.

  11. Alex dice:

    Los platos tradicionales de esta web son la caña, este guiso de cordero está realmente bueno. Felicidades chef

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *