Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Langostinos al horno

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.7/5
  • 6 votos
Langostinos al horno

Info.

Ingredientes para Langostinos al horno

  • 20 langostinos
  • 2 dientes de ajo
  • sal gorda
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 limón

Cómo hacer langostinos al horno. Hay muchas recetas con langostinos, miles de maneras de prepararlos, cocidos, flambeados al coñac, a la plancha, en carpaccio, al horno, en guiso con unos garbanzos,…

Todas ellas son deliciosas, cada cual a su manera, aunque cada cual tendrá sus preferencias. A nosotros nos encanta preparar los langostinos al horno por múltiples razones. La primera, es que es una forma rápida de tener lista una gran cantidad de langostinos en tiempo record. Ocho minutos, quizás algo más, y podemos disponer de una bandeja entera de langostinos con los que alimentar un batallón.

La segunda, apenas se ensucian cacharros. El hecho de cubrir la bandeja de horno con papel nos ahorra su fregoteo, por no mencionar que no hay salpicaduras, ni placas, no quemadores, ni planchas que limpiar después de su cocinado.

La tercera, todos y cada uno de los langostinos se cuecen de manera homogénea, quedando su interior muy jugoso. El toque de ajo y de aceite de oliva virgen extra es un punto extra que se puede alegrar con un chorrito de vino, brandy, perejil picado u otras hierbas o especias, ralladura de lima, etc.

Los langostinos al horno son una receta muy sencilla que mantiene todo el sabor de los mismos y que tiene muchos admiradores. No podemos más que animaros a que la probéis, sea la época del año que sea. Porque no hacen falta ocasiones especiales para darse un capricho.

Preparación de los langostinos al horno

  1. Para esta receta podemos utilizar langostinos frescos o congelados.
  2. Si usamos langostinos congelados, conviene que los coloquemos sobre un colador y los pasemos del congelador a la nevera la noche anterior. Así se descongelarán lentamente y la textura de sus carnes se mantendrá lo más inalterada posible.
  3. Una vez descongelados o con el producto fresco, comenzamos retirando los bigotes de los langostinos, con ayuda de unas tijeras afiladas, y desechándolos. Reservamos.
  4. Pelamos y picamos los dos dientes de ajo. Esta es una cantidad completamente opcional y orientativa. Si os gusta mucho el ajo, podéis aumentar el número de dientes a utilizar. Pero si no os gusta tanto, pues usad solo uno.
  5. Para reducir las posibilidades de que el ajo repita, podemos cortarlo por la mitad, de manera transversal, y retirar el germen que tiene en su interior.
  6. Preparamos una fuente para horno cubriendo su base con una lámina de papel sulfurizado o de horno. Rociamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y lo extendemos por toda la base.

Horneado y presentación final de los langostinos

  1. Colocamos los langostinos sobre la fuente de horno, procurando que no queden apelmazados ni apelotonados, y espolvoreamos el ajo picado por encima.
  2. Después los regamos con un chorrito de aceite de oliva virgen extra y, por último, esparcimos un poco de sal gorda.
  3. Introducimos la fuente en la parte central del horno, que habremos precalentado a 180 ºC en posición arriba y abajo, y los cocemos durante unos 8 minutos.
  4. Cuando los langostinos cojan un color rosado los retiramos del horno porque ya estarán listos, aunque también podemos comprobar si están hechos probando uno de ellos.
  5. Para ello quitamos la cabeza al langostino y comprobamos si el interior está blanco, es decir, cocido. Sí no es el caso, los dejamos en el horno unos minutos más.
  6. Servimos inmediatamente, en caliente, con unos trozos de limón para exprimir su jugo sobre los langostinos y darles un toque de sabor cítrico de rechupete.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de esta receta de langostinos al horno en este álbum. No os perdáis detalle para que os salga perfecto.

Consejos y recomendaciones para unos langostinos al horno de rechupete

  • Desde el punto de vista nutricional, los langostinos son una excelente fuente de proteínas. Muy necesarias para el correcto crecimiento y desarrollo de nuestro organismo. Son ricos en agua y bajos en grasas e hidratos de carbono. Por lo que su consumo es perfecto para dietas de adelgazamiento o de control de peso.
  • Contienen muchas vitaminas y minerales. Su alto contenido en hierro, entre otros, los convierte en una ayuda a la hora de prevenir la anemia ferropénica.
  • Esta receta es tan sencilla y básica que la principal recomendación es la utilización de productos de calidad. Unos buenos langostinos, aunque sean congelados, un aceite de oliva virgen extra de calidad y unos ajos frescos y tersos son todo lo que se necesita para triunfar con ella.
  • Podemos condimentar los langostinos con hierbas y especias para darles puntos de sabor originales y diferentes. El curry, la cúrcuma, el jengibre o el chile les darán unos aires exóticos interesantes a nuestros langostinos al horno que podemos rematar con un poco de ralladura de lima por la superficie en el momento de servir.
  • Poco más necesitan para convertirse en el plato estrella del día. Hay ocasiones en las que menos es más y esta, queridos amigos, es una de ellas. Clara y llanamente.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *