Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Mejillones en escabeche caseros

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 3 votos
Mejillones en escabeche caseros

Info.

Ingredientes para Mejillones en escabeche caseros

  • 2 kilos de mejillones gallegos
  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 1 vaso de vinagre de vino
  • 1 vaso de vino blanco (un buen albariño a ser posible)
  • Una cucharada sopera de pimentón de la Vera dulce o semidulce
  • 2 dientes de ajo
  • 3 hojas de laurel

Cómo hacer mejillones en escabeche. Os aconsejo esta receta de pescado en escabeche, gracias al cual tendremos mejillones siempre listos para un aperitivo, la merienda o para resolver la papeleta ante una visita imprevista y quedar como el perfecto anfitrión.

Los mejillones son uno de los productos del mar más valorados en todas las cocinas del mundo, por su intenso y característico sabor. Por su abundancia, además, son  un elemento muy asequible en las zonas costeras de medio mundo.

En Galicia es muy habitual consumirlos abiertos al vapor y acompañados por un vino fresco, pero admiten multitud de preparaciones: en empanada, rebozados, tigres rabiosos, o con cualquier preparación que se nos ocurra. Y si vemos que hemos comprado muchos siempre podemos cocinarlos de un modo que permita una mayor conservación.

El preparar un escabeche en casa os va a sorprender, recordaréis esas conservas de calidad con un escabeche cuidado y que cuestan una pasta. Nada que ver con las conservas que encontramos en la mayoría de los supermercados. Lo que más os va a sorprender es que el mejillón aguanta perfectamente el macerado del escabeche.

Su textura es la misma de un mejillón recién cocido, carne prieta y deliciosa, con todo el sabor al mar de Galicia. Además conseguiréis una conserva nada aceitosa y con un aceite de oliva virgen de calidad al gusto, el que más os guste. El sabor del escabeche es de mojar y volver a mojar, con un gran sabor y con ese toque justo del vinagre que debe llevar un buen escabeche y que no encuentro en las conservas comerciales. Espero que os animéis y disfrutéis igual que yo, no dejaréis ni uno.

Preparación de los mejillones en escabeche

  1. Limpiamos bien los mejillones debajo del grifo. Con un cuchillo rascamos las impurezas y arrancamos las barbas que sobresalen por la zona de unión de las conchas. Descartamos aquellos que estén rotos o abiertos. Los mejillones frescos deben estar abiertos un milímetro o dos y cerrarse al intentar abrirlos.
  2. Colocamos en una olla grande un vaso de vino albariño, dos hojas de laurel y los mejillones. Los llevamos a ebullición con fuego fuerte y tapados. Desde que hierve los podemos dejar dos minutos a fuego fuerte (si retirar la tapa) o podemos ir retirando los que van abriendo.
  3. Escurrimos los mejillones pero reservamos medio vaso del agua de la cocción que colaremos para eliminar impurezas. Ésta estará formada por el vino más el agua de mar que han soltado los mejillones.
  4. Separamos los mejillones de las conchas, desechando aquellos que no hayan abierto, y los colocamos en fiambreras o en frascos, dependiendo del soporte en el que vamos a hacer la conserva.
  5. Fileteamos los ajos y los incorporamos a una sartén con el vaso de aceite de oliva virgen extra a fuego fuerte y una hoja de laurel.
  6. Cuando el ajo esté dorado retiramos del fuego y añadimos una cucharada sopera de buen pimentón. Removemos rápidamente con una cuchara de madera para que no se queme y añadimos, para enfriar, el vinagre y el agua de cocción que reservamos previamente.
  7. Con esta mezcla cubrimos los mejillones en las fiambreras o en los frascos. Es importante que queden bien cubiertos de líquido para que se conserven bien y adquieran el sabor del preparado.
  8. Cuando estén a temperatura ambiente se pueden meter en la nevera.

Consejos para unos mejillones de rechupete

  • Los mejillones en escabeche se pueden consumir casi desde que enfrían. Aunque según pasan las horas están mucho mejor.
  • Bien cerrados pueden conservarse durante meses. Aunque el mejor momento para consumirlos es a los pocos días, quizás una semana, de su preparación.
  • Unas horas antes de servirlos es conveniente sacarlos del frigorífico para que estén a temperatura ambiente. Pues el frío enmascara parcialmente el sabor intenso del escabeche.
  • Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Ana dice:

    Fáciles de hacer y quedan riquísimosi !!!

  2. Rafa dice:

    Soy componente de un Txoko en Levante y solemos hacer conservas. Esta parece fácil y seguro que será sabrosa. La haremos.

  3. David dice:

    Yo la hago casi casi igual, la única diferencia es que ademas del ajo, añado también cebollita picada que luego cuando comes los mejillones están mas ricos con cebollita también!

    Un saludo

  4. MARIA ESTHER CORDERO dice:

    VOY INTENTAR HACERLO, PERO NO PUEDO COMER FRITOS. EN PESCADERIA DE ZONA LOS VENDEN COCIDOS, SE PUEDE HACER IGUAL?

    • Alfonso dice:

      Hola María Esther! Sí, se podrían hacer. Si los compras ya cocidos, te saltarías los puntos 1,2,3 y 4. A partir de ahí todos los pasos serían como en la receta. Ya verás que ricos. Qué aproveche.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *