Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Mousse de chocolate con avellanas

  • 8 personas
  • Dificultad media
  • 0,9 euros/persona
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
Receta de mousse de chocolate con avellanas

Ingredientes

  • 250 g. de cobertura de chocolate negro 70%
  • 6 claras de huevo
  • 75 g. de mantequilla
  • Un pellizco de sal
  • 100 g. de azúcar glass o en polvo
  • 200 ml de nata líquida para montar, con MG del 35%
  • 1/2 sobre de gelatina neutra en polvo (Royal o similar)
  • 200 g de avellanas tostadas
  • 1 vaso de líquido: agua y leche entera para mezclar con la gelatina en polvo

Cuando preparo mousse de chocolate os aseguro que aparece por casa gente que hace tiempo que no veo, no sé si hay algún duende por ahí que los avisa o algo así. El efecto llamada del chocolate es más potente que el desodorante Axe, a ver si a algún publicista se le ocurre uno con el aroma que desprende esta receta. Últimamente estoy variando la mousse de naranja que preparo habitualmente para darle un toque más chocolatero, más intenso y con frutos secos. El sabor recuerda mucho al de la nocilla, aunque en formato esponjoso con esas diminutas burbujas que hace la clara del huevo montada, la nata y la gelatina. Creo que voy por buen camino, ¿no?, seguid leyendo.

Desde hace cientos de años, el chocolate (probablemente el alimento más delicioso) seduce a millones de personas en todo el mundo. Creo que si hago una encuesta entre todos los que conozco, el 99% se zamparían el postre de hoy, estoy seguro. Elegante, cremoso, espléndido, caprichoso, delicioso… me quedo sin calificativos para este postre frío. Además es sorprendentemente rápido y sencillo de preparar, lo único que puede parecer más complicado es el merengue pero ya veréis que no tiene ciencia ninguna siempre que tengáis una batidora con varillas. Otra ventaja es que se puede preparar con antelación, incluso varios días antes, lo que te permite pasar más tiempo con tus invitados si este es el postre de una ocasión especial. En este caso, yo creo que el único requisito de última hora sería añadir las avellanas picadas, así evitamos que no se ablanden.

¿A qué esperáis? Ponéos manos al chocolate y como siempre os digo: “Pon un trocito de chocolate negro todos los días en tu vida“. Muchos estudios nos dicen que los consumidores de chocolate y otros dulces parecen tener una tasa de mortalidad más baja en comparación con los que no comen golosinas. Aumenta la libido al personal, aleja la depresión, nos sube el ánimo, después de un chocolate la vida cambia. Ayuda al corazón, tiene componentes llamados flavonoides que ayudan a evitar la congestión de las arterias y así ayudan a prevenir ataques al corazón y derrames. No es el postre perfecto pero se acerca peligrosamente al 99%. 

Preparación del Mousse de chocolate con avellanas:

  1. Elegimos el chocolate a utilizar, dicen los entendidos que el mejor chocolate para hacer un mousse es un Grand Cru de América Central, yo uso uno al 70% de cacao. Troceamos el chocolate, cuanto más fino quede mejor se fundirá.
  2. Añadimos el chocolate troceado y calentamos a baño María a fuego lento, casi tibio, sin dejar de remover con las varillas hasta que obtengamos una crema homogénea y suave. No debemos calentar el chocolate más de lo necesario, 3-4 minutos es suficiente. Retiramos del fuego y dejamos que se temple. Añadimos la mantequilla troceada y batimos otra vez con las varillas.
  3. Calentamos la nata líquida sin que llegue a ebullición, 2-3 minutos a fuego medio. Añadimos la crema de chocolate anterior. Batimos con varillas. Reservamos.
  4. Yo he comprado avellanas tostadas, así que si las compráis sin tostar, tenéis que pasarlas antes por la sartén a fuego medio, sin que lleguen a quemarse. Picamos hasta que nos quede casi como harina, reservamos para el final de la receta.
  5. Vamos con el paso más complicado de esta receta: la gelatina. Vaciamos el contenido de medio sobre de gelatina neutra en polvo en un bol que esté seco y le añadimos un poco de agua mezclada con leche caliente. Removemos hasta su completa disolución, lo mejor es con unas varillas o bien con la batidora, tiene que quedar bien integrada.
  6. Añadimos el vaso de líquido con la gelatina a la crema de chocolate. Batimos con batidora eléctrica hasta que quede una mezcla uniforme, homogénea y sin grumos. En cualquier receta que lleve gelatina no tiene que quedar ningún grumo, si no solidifica mal y la textura no será la que queremos.
  7. Batimos las claras a punto de nieve, el truco para que monten sin problema es usar un bol sin ningún resto de grasa, tener las claras a temperatura ambiente y echar el azúcar en polvo una vez se haya añadido el pellizco de sal.
  8. Manejamos este merengue con una espátula de silicona y añadimos la crema anterior con movimientos envolventes de abajo hacia arriba para evitar que se desmonte. Este paso hay que hacerlo de manera suave y sin prisa, sólo con paciencia quedará bien la mousse.
  9. Podéis montar también nata, os quedará más cremoso pero con menos sabor a chocolate. Yo no se la añadí porque quería sabor intenso a chocolate, pero lo dejo a vuestro gusto.
  10. Colocamos la mousse en recipientes de cristal individuales, como podéis ver en las fotos, guardo los envases de los yogures porque son perfectos para este tipo de postre casero, pero podéis hacerlo en cualquier recipiente que os guste. Guardamos en la nevera y debe reposar como mínimo dos horas. Una vez que la gelatina empieza a actuar pasamos la mousse al congelador durante otra hora.
  11. Decoramos espolvoreando con las avellanas que hemos picado previamente, la combinación de este fruto seco con el chocolate, es bestial. Lo podéis añadir por encima o en la base del recipiente, como más os guste.
  12. Y recordad que para que nos os pille ningún olor extraño en la nevera hay que taparlo con film transparente o con papel de aluminio. Si vas a tener el postre varios días en la nevera, es mejor añadirle las avellanas justo antes de comerlo, así evitamos que se ablande el fruto seco.

¡A disfrutar! No suele sobrar nada os lo aseguro.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir