Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Brownie o tarta de cumpleaños. Muñeco de chocolate

  • 8 personas
  • Dificultad media
  • 0,8 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 70 minutos.
Receta de brownie o tarta de cumpleaños

Ingredientes

  • Brownie: 100 g de Mantequilla, 200 g de chocolate Lindt 70%, 4 huevos, 100 g de azúcar normal o glass, 1/2 cucharadita de postre de bicarbonato, 1 cucharada de esencia de vainilla y 100 g de harina de trigo.
  • Cobertura: 250 g de chocolate 70%, 4 cucharadas de nata líquida de cocinar o crema de leche, 50 g de mantequilla en pomada
  • Decoración: El chocolate que nos quede en la encimera y Lacasitos al gusto para adornar el muñeco.

Esta receta tiene su público asegurado. La misma foto lo dice todo, corazón denso y jugoso del mejor chocolate, textura perfecta y conseguida, crujiente por fuera con una fina cobertura de chocolate digna de la mejor pastelería y adornado con Lacasitos de colores y virutas extrafinas de chocolate. ¿Qué más se puede pedir para una tarta? Si le ponéis las velas con el ritual del vudú tal como hicimos nosotros, el pastel hasta es un juego. No hace falta que os diga que no sobró nada, un postre perfecto para los muy muy chocolateros.

Espero que esta receta especial os arranque una sonrisa recordando ese plato que tanto os gustaba de pequeños o la favorita de vuestros hijos y sobrinos. Os dejo con ella, ¡Qué la disfrutéis!

Preparación de los brownies base para el muñeco

  1. Lo primero es preparar el recipiente donde los vamos a cocinar. Yo he utilizado uno super bonito de Lekué llamado Gingerman, un molde en forma de galleta de jengibre que sirve para preparar la famosa galleta gigante y fabulosas tartas, lo más divertido es decorarlas después.
  2. Aunque el molde es de silicona yo lo suelo untar con mantequilla para que salga mejor, ya que si se rompe tendremos un pequeño problema. Espolvoreamos el interior del molde con chocolate en polvo, si no tenéis podéis hacerlo con Colacao o Nesquik. No he utilizado harina porque la última vez que lo preparé me quedaron pequeñas motas de harina blanca en la base. Con este truco solucionamos este problema y encima le damos más sabor a chocolate a este pastelillo.
  3. Introducimos en un cuenco el chocolate rallado o en trozos pequeños con la mantequilla y lo ponemos en el microondas durante 3 minutos a temperatura media (tenemos que sacarlo cada minuto para ir removiendo y mirando que no se nos queme). Sacamos y juntamos bien la mezcla con una varilla hasta que quede una crema de chocolate parecida a la nutella o nocilla.
  4. Batimos en un bol grande los huevos con el azúcar hasta que quede una crema espumosa. Añadimos la cucharada de vainilla y el bicarbonato.
  5. Vertemos la crema del chocolate en el bol anterior. Mezclamos bien con las varillas.
  6. Tamizamos la harina con un colador y añadimos a la anterior mezcla, revolvemos muy bien hasta conseguir una pasta crema homogénea.
  7. Vertemos la mezcla-crema de chocolate en el molde del Gingerman. Yo me he ayudado con una paleta de silicona para aprovechar toda la crema y que no quede nada en el bol.
  8. Cocemos el brownie en el horno precalentado a 190º grados en la parte intermedia durante 40/45 minutos (tal como comenté en alguna otra receta, todo depende del horno, siempre mirad con un tenedor que al pinchar salga seco). Cuando lleve 20 minutos en el horno tapamos con un poco de papel de aluminio para que no se queme la superficie y la costra quede perfecta y crujiente. En mi horno el tiempo de preparación son 45 minutos exactos pero en el de mi madre con 40 llega. No os debéis pasar en el tema del tiempo porque os saldrá un pastel seco que no hay quien se lo coma. Es mejor que os quede poco hecho a que se quede demasiado seco.
  9. Lo dejamos enfriar en la bandeja y cuando esté frío lo sacamos con cuidado del molde. Reservamos.

Preparación de la cobertura de chocolate

  1. Calentamos en un cazo la nata líquida y cuando veamos que empieza a calentarse sin llegar a hervir retiramos del fuego. Cortamos el chocolate en trozos y los añadimos al cazo. Removemos muy bien hasta que el chocolate esté integrado con la nata y tengamos una crema densa.
  2. Preparamos mantequilla en punto pomada, es decir en un estado intermedio entre la mantequilla derretida casi como aceite y la mantequilla sólida fría. Cuando la mantequilla está muy cremosa, con la textura de una crema, es cuando recibe el nombre de mantequilla en pomada. Es muy sencillo, cortamos en dados la mantequilla, la metemos en el micro durante 30 segundos hasta que se empiece a derretir y con un tenedor o unas varillas, batimos hasta que nos quede homogénea, a unos 24ºC aproximadamente.
  3. Añadimos la mantequilla en pomada y mezclamos con la crema hasta que esté perfectamente ligada, ésta le dará brillo a nuestra cobertura de chocolate. Ya tenemos nuestro chocolate para vestir a nuestro muñeco de cumpleaños.

Presentación y decoración de la tarta

  1. Una vez que tenemos el brownie frío o templado, lo ponemos en una rejilla, vale la del horno, y vertemos el chocolate de cobertura encima del muñeco de manera que quede totalmente distribuido por la superficie y lados de la tarta. Da igual lo que caiga a la encimera, ese chocolate lo vamos a reutilizar para hacer virutas de chocolate.
  2. Para que quede homogéneo ayudáos de una espátula, aprovechamos que aún no ha endurecido y colocamos como más nos guste los caramelos de chocolate o lacasitos separando los colores para que quede más vistoso. Seguidamente hacemos sitio en la nevera y lo metemos para que endurezca la cobertura de chocolate. En 10 minutos tendremos la fina capa de chocolate perfecta. Mientras tanto vamos a preparar las virutas.
  3. Para ello sólo tenemos que ayudarnos con una espátula y extender el chocolate por la encimera (que esté fría), y dejar una capa muy fina de chocolate que se endurecerá rápidamente. Después sólo tenemos que raspar con un cuchillo o con la misma espátula y saldrán las virutas que emplearemos para el pantalón del muñeco. Otra forma es rallar directamente de una tableta de chocolate. Sacamos el muñeco y acabamos de adornar.

Y ya está, aquí tenemos una tarta de cumple perfecta, gustará a los más niños y a los que no lo son tanto.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir
Cocina & recetas