Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Pastel de leche y canela

  • 10 personas
  • Dificultad muy fácil
  • 0,32 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 50 minutos
Receta de Pastel de leche y canela

Ingredientes

  • 10 huevos
  • 300 g de harina
  • 240 g de azúcar
  • 1 litro de leche entera
  • 2 cucharadas de esencia de vainilla
  • 1 cucharada de canela en polvo

Un pastel que sabe a leche frita ¿os lo podéis imaginar? Pues sí, sabe “casi” a leche frita. Este jueves, con la nevera casi vacía y trasteando por la cocina, me encontré con ganas de cocinar algún postre. En la nevera tenía leche y huevos y me propuse preparar leche frita (otro día os dejo la receta de mi madre que es gloriosa). A veces me entra la vena de probar experimentos aunque acaben en la basura y me arriesgué a hornearla, a ver como quedaba. El resultado: un postre fácil, limpio, sólo batir y al horno, y que puedes dejar preparado el día anterior para cualquier comida o incluso como base para un postre un poco más elaborado. Uno de esos postres rápidos y sin complicación, lo llevé al trabajo el viernes y no sobró nada de nada, todo un éxito (dicen que soy el demonio y que no les dejo hacer dieta). Os dejo la receta por si queréis probar este fin de semana.

Me imagino que en los comienzos de la repostería tal como la conocemos ahora, la leche, huevos, harina y azúcar eran la base de la mayoría de los postres que se realizaban. Estos 4 ingredientes usados en distintas proporciones nos dan infinidad de posibilidades, jugando con uno u otro tenemos lo mismo leche frita que unas filloas, crepes, la base de muchos bizcochos, un buen pudin o un flan… Vamos que tampoco he inventado nada, seguramente miles de personas ya conocían este postre. Sin embargo las medidas exactas para ese postre que triunfa en casa, las que te gustan a ti o tu familia, son las que yo intento plasmar en el blog para que vosotros/as las probéis en casa. Lo mejor que tenemos los blogs gastronómicos es que no os vamos a mentir para que os salga una receta mal… sólo faltaría. Yo intento detallar bien los procesos de preparación (muchos me enviáis mails diciendo que me paso un poco explicando de más las recetas pero a otros les encanta porque están empezando en la cocina y les viene bien así). Os dejo esta pequeña reflexión y esta receta casera para que la disfrutéis. ¡Ánimo y a cocinar que es fin de semana!

Preparación de la tarta:

  1. Calentamos la leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición. Bajamos la temperatura y retiramos del fuego, añadimos la esencia de vainilla y la canela en polvo. Dejamos todo en reposo durante 10 minutos para que infusione la leche.
  2. En un bol grande batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen. Cuando ya estén así añadimos y mezclamos la harina hasta que no queden grumos, es importante para que luego al añadir la leche no desperdiciemos crema. Si es necesario usad la batidora, la textura debe ser similar a la de una bechamel.
  3. Ponemos la cazuela con la leche a fuego lento, añadimos la mezcla de crema de huevo, azúcar y harina. Removemos continuamente con una cuchara de madera o unas varillas (acabo de comprar unas de silicona que son buenísimas) sin que se formen grumos y cuidando que nunca llegue a hervir. Cuando empiece a espesar retiramos del fuego y continuamos moviendo un minuto más. Tened en cuenta que la crema debe quedar espesa y luego acabará de solidificar en el horno. Pasamos la crema por un colador grande para librarnos de los grumos, ya que quedarían muy desagradables al paladar.
  4. Echamos la mezcla en un recipiente engrasado con mantequilla y espolvoreado con harina, si tenéis algún molde de silicola no es necesario este paso. Yo he utilizado un molde redondo de silicona de 28 cm de diámetro. Importante que sea grande porque es mucha crema, si no tenéis emplead menos ingredientes en la proporción del tamaño del molde.
  5. Introducimos el pastel en el horno (opción de calor arriba y abajo, en la bandeja media del mismo) a 170º durante unos 35-40 minutos (tal como comenté en alguna otra receta, todo depende del horno, siempre mirad con un tenedor y cuando esté seco, retirad). Un pequeño consejo, tapad el pastel con papel plata para que no se queme la parte de arriba y quitadlo cuando queden 10 minutos de cocción.
  6. Dejamos enfriar durante unas horas en la nevera, este postre tiene que tomarse bien frío. Desmoldamos.
  7. Terminamos con una buena capa de miel o alguna mermelada/confitura de frutas que nos guste (la de arándanos o frambuesas le van que ni pintadas).

Aquí tenéis un postre dulce y sabroso, con un aporte calórico bastante bajo para su condición de “dulce”. Todo depende de los trozos que os comáis…jeje

Cálculo del coste por porción:

He recibido algún mail en el que me preguntan cómo hago para saber lo que me cuesta la comida. Os dejo hoy como ejemplo este postre. Lo más importante es que vayas tú mismo a comprar, lógicamente para conocer los precios de los ingredientes. Y luego basta con tener una pequeña tabla y calculadora a mano para dividir el total del coste de los ingredientes entre el número de personas que van a consumir el plato. He de comentar que nunca incluyo el coste de la electricidad (horno o vitro) ni mi tiempo, que lógicamente en un restaurante deben incluir para luego poder pagar los sueldos a los empleados del mismo (cocineros, camareros, limpieza, etc). Pero os aseguro que es un buen método para controlar la economía familiar. Con esto respondo a Bras, Carmen y Aurora, espero que os parezca interesante.

  • 1 l de leche: 0,60 €.
  • 1 kg de harina: 0,70 € -> 300 g: 0,21 € .
  • 1 kg de azúcar: 0,70 €  -> 240 g: 0,17 € .
  • 12 huevos: 1 € -> 10 huevos: 0,80  €
  • 2 cuchadas de esencia de vainilla: 0,20 €
  • 1 cucharada de canela: 0,10 €
  • 1/2 bote de mermelada de arándanos: 1,2 €

Total: 3,28 €/10 personas: 0,32 €/ración

Ya véis que en este caso el precio es muy barato, apto para tiempos de crisis :)

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir