Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Pasteles de arroz de Bilbao

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.8/5
  • 18 votos
Pasteles de arroz de Bilbao

Info.

Ingredientes para Pasteles de arroz de Bilbao

  • 500 ml. de leche entera
  • 125 gr. de azúcar blanco
  • 125 gr. de harina de trigo
  • 2 huevos tamaño L
  • 1 lámina de hojaldre
  • 100 gr. de mantequilla (en pomada)
  • Mantequilla para untar los moldes
  • Moldes de aluminio: pequeños y bajos

Cómo hacer pasteles de arroz de Bilbao. Antes de nada vamos a dejar claro que esta receta dulce a pesar de su atractivo nombre, lo que es “arroz”, no llevan por ninguna parte.

Pero como suele suceder en la mayoría de los postres tradicionales, esto tiene una explicación histórica. Deciros que es uno de los postres más famosos de Bilbao  junto a las carolinas y los bollos de mantequilla. Están presentes en la mayoría de pastelerías bilbaínas, y son de compra obligada si estáis de paso por la ciudad. Podríamos ponerlos en un lugar alto del ranking repostero vasco con el tradicional pastel vasco y por supuesto la Pantxineta

Vamos a la peculiar historia, hay “teorías” que sitúan su origen en los marineros bilbaínos que regresaban de Filipinas, y que habrían traído esta receta elaborada con harina de arroz. Luego, con el tiempo, por temas prácticos y/o económicos, se sustituye esa harina por la de trigo.

Otras fuentes hablan de que se hacían unas bases de hojaldre, y se rellenaban con el arroz con leche sobrante en casa. De ahí el nombre de pasteles de arroz. El caso es que en la actualidad son conocidos por ese nombre, aunque no lleven ni pizca.

Este postre puede prepararse de dos maneras. O tipo tarta, usando un molde redondo y usando la masa de hojaldre tal cual; o usando moldes pequeños para hacer pastelitos individuales. Yo me he decantado por esta opción, ya que es la preparación habitual en las pastelerías de Bilbao.

Son muy fáciles de preparar, y la mar de ricos. Yo diría que me recuerdan a los pasteles de belem, un postre portugués que seguro tiene alguna conexión con estos pasteles de arroz. Ya sabéis, si necesitáis un postre exprés y resultón, estos pasteles son vuestra salvación.

Preparación de los Pasteles de arroz de Bilbao

  1. Lo primero que debemos hacer es sacar la mantequilla de la nevera con tiempo de antelación, para que nos quede con textura “pomada”. Otra opción sería el darle un golpe de calor en el micro, para que coja textura.
  2. Una vez conseguido, la mezclamos con el azúcar y batimos. Hasta conseguir una crema. Añadimos los huevos, uno a uno, y volvemos a batir.
  3. Toca el turno de la harina, que vamos tamizando y mezclando. Hacedlo en varios pasos. Vertemos la leche, en 3 veces, a la vez que mezclamos. Debe de quedarnos una crema homogénea, y algo líquida, es normal.
  4. Precalentamos el horno a 180º, durante 10 minutos.
  5. Estiramos la lámina de hojaldre, que quede una masa fina. Colocamos los moldes sobre ella, y recortamos la masa, de manera que quede algo de sobrante.
  6. Untamos de mantequilla el molde, y vamos colocando la masa en su interior, con la ayuda de los dedos. Retiramos el sobrante. Repetimos el proceso con el resto de moldes.
  7. Llenamos los “vasitos” hasta el borde. Luego en el horno subirá la crema, pero no hay de qué preocuparse ya que se bajarán al sacar del horno.

Horneado y presentación final de los pasteles de arroz

  1. Horneamos unos 25/30 minutos a 180º. Los primeros 10 minutos colocad la bandeja en la parte inferior, para lograr que se cocine bien la masa de hojaldre. Pasado el tiempo, subidla a la posición central. Siempre en bandeja metálica y con calor arriba y abajo.
  2. El punto exacto de preparación es cuando pinchemos y salga limpio el pincho. Además, debe de estar ligeramente tostada la parte superior. Retiramos y dejamos atemperar.
  3. Cuando los comemos, se aprecia una pequeña costra arriba, luego una crema blanda deliciosa y el crujiente del hojaldre en la parte inferior. Un contraste de texturas que hace todavía más atractivos a estos pastelitos.
  4. Lo habitual es degustarlos templados o fríos. Y si no podéis de una tacada, se conservarán en frío en perfecto estado unos 3-4 días.

Bueno, ya me contaréis qué tal este viaje gastronómico hasta el mismo Bilbao. Aquí en casa no ha quedado ni uno en la mesa, y es que están “de rechupete”.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de pasteles de arroz en este álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *