Recetas de rechupete

Recetas de arrozRecetas de carnes y aves

Arroz con pollo y verduras

  • 4 personas
  • Preparación media
  • 2,1 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
Receta de arroz con pollo y verduras

Ingredientes

  • 300 g de arroz bomba o redondo de calidad
  • 1 cebolla grande y 2 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 1/2 pimiento verde
  • 150 gramos de judias planas
  • 1/2 calabacín
  • 200 g de alitas de pollo
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1/4 paquete de azafrán
  • 1/2 litro de caldo de pollo
  • 1/4 litro de agua
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 zanahoria
  • 2 tomates enteros pelados (sirven de lata)

Esta quizás es una de la recetas que más triunfa en el blog, estoy seguro que es por su sencillez y que es un plato barato, al alcance de todos los bolsillos. Esta receta no es la famosa paella valenciana, aunque tiene alguna similitud, un arroz bomba de calidad y la utilización de la paella para su preparación, con ella logramos una capa pequeña de arroz bien distribuido y con lo que más me gusta de este arroz, el socarrat. En esta ocasión tenía un ayudante de lujo, Carlos Noceda, el invitado del programa de Terra TV, no sólo cocinamos, nos lo pasamos muy bien, un auténtico placer contar contigo.

El arroz con pollo y verduras es uno de los platos más famosos de América Latina con variaciones regionales según el país, en este caso al estilo español, sin tantas especias y con ingredientes de aquí, aunque muchos de los ingredientes coinciden. En Colombia, Venezuela y Panamá, el arroz con pollo se hace con pollo desmechado, a mi me gusta con las alitas, la parte que más me gusta del pollo, aporta una cantidad extra de grasa por su piel pero queda muy tierno y jugoso. En Perú se le añade cilantro, un gran acierto y que alguna que otra vez ha caído en esta receta, le da un toque verde muy vistoso, aunque lo que más aporta es un agradable aroma.

Si eres cubano, venezolano, peruano o ecuatoriano, os animo a que lo preparéis un día en casa y ya me contaréis. Ya se que en cada país los ingredientes principales son por supuesto el pollo y el arroz, pero los otros ingredientes la preparación y la presentación varían. La próxima vez que lo preparé lo haré al estilo peruano, la adaptación limeña del mismo arroz con pato, de origen norteño (chiclayano) y al que le añaden cerveza, exactamente, chicha, no se si la encontraré por aquí, pero he visto la receta y tiene una pinta increíble, seguro que cae. Mientras os dejo con mi versión a la española, espero que os animéis a hacerlo.

Preparación del arroz con pollo:

  1. Pelamos los dientes de ajo y picamos lo mejor posible. Reservamos. Picamos las cebollas, el calabacín, las zanahorias y los pimientos (verde y rojo) muy muy finos para que se deshagan en la cocción. Es importante que no se note su textura pero sí el sabor que le da al arroz.
  2. Escaldamos los tomates, quitamos la piel y los troceamos en pequeños trozos. Reservamos para después.
  3. Añadimos el aceite a la cazuela. Cuando el aceite esté caliente sofreímos las cebollas, el calabacín, los pimientos y las zanahorías, este proceso lleva unos 10 minutos a fuego fuerte, siempre removiendo cuidadosamente.
  4. Echamos el tomate muy troceado, esto tenemos que hacerlo cuando la verdura anterior ya está pochada para que no se quemen los anteriores ingrediendes. Añadimos las judias verdes y removemos.
  5. Cortamos las alitas en 2 trozos y salpimentamos, con sal, pimienta y los dientes de ajo muy picados (lo mejor es tener el pollo unas 2 horas macerando antes de prepararlo para que se junten los sabores, incluso le podemos echar un poco de salsa de soja, que le va muy bien, y para los más atrevidos un chorrito de miel). Agregamos las alitas a la cazuela y las pasamos (unos 10  minutos a temperatura media) con la verdura.
  6. Ya veis que esto se trata de trocear verduras y pollo e irlas agregando a la cazuela poco a poco.
  7. Introducimos el arroz y removemos todo con suavidad para que se impregne bien del guiso y absorba el sabor. Dejamos durante 5 minutos más a fuego medio. Para el tema del arroz bomba las medidas exactas son 2 parte y media de caldo por cada 1 de arroz. Aún así si observamos que el arroz está un poco duro, pero la cazuela se está quedando sin líquido suficiente, le vamos añadiendo poco a poco más agua hasta que quede en su punto.
  8. Mezclamos en parte del caldo el azafrán y una vez que el arroz haya absorbido todo el sabor del guiso añadimos el caldo en la cazuela. Subimos la temperatura al máximo hasta que empiece a hervir y acto seguido lo bajamos a la mitad y que se haga poco a poco (este proceso dura unos 15 minutos para arroz caldoso y 18 para un arroz seco). Podemos añadir una o dos hojas de laurel al caldo.
  9. Rectificamos líquido con agua y vamos probando el arroz. Cada arroz es un mundo y el arroz bomba es especial, esta variedad se diferencia del resto por ser un grano que no se rompe en la cocción sino que se abomba, llegando a aumentar su tamaño hasta 3 veces, con un efecto acordeón que le permite quedar suelto y entero. Además tiene la propiedad de ser el arroz que mejor absorbe los sabores y aromas de los ingredientes del caldo.
  10. Apartamos del fuego y dejamos reposar 10 minutos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir