Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Crêpes Suzette. Postre paso a paso

  • 8 personas
  • Preparación media
  • 1,9 euros/persona
  • Tiempo de preparación: 45 minutos
Receta de crepes suzette

Ingredientes

  • 4 huevos grandes
  • 750 ml de leche entera
  • 250 ml de cerveza rubia
  • 1 pellizco de sal
  • 400 g de harina de trigo
  • 50 g de mantequilla derretida
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • La ralladura de 1 naranja o aceite esencial de mandarina o naranja
  • 30 g de azúcar
  • 100 g de mantequilla (crema)
  • 1 naranja (crema)
  • 100 ml Grand Marnier Rojo (crema)
  • 100 g de azúcar moreno (crema)
  • 150 ml Grand Marnier Rojo (para flambear 15 crepes)

Hola compañeiros de la cocina! Hoy os presento una de la recetas de crepes más elaborada de la cocina francesa, los Crepes Suzette con su crema y flambeado. Ya tenemos crepes en este blog para todos los gustos, versiones dulces con azúcar, con chocolate, de chocolate, de manzana, crema catalana… o salados con rellenos muy originales: pollo, marisco y pescado. Pero los crepes Suzette son invencibles como postre en cualquier cena o comida especial. Se necesita un poco más de trabajo, lo reconozco, pero el resultado es sensacional.

¿Por qué se llaman Suzette? Hay crepes Georgette (a base de piña fresca), Simone (Mazapán, cerezas confitadas y licor de cerezas), Yvonne (Pasta de cacao, mazapán y chocolate), Suzette… ¿por qué no? Dicen que su creación fue totalmente accidental como sucede con muchas de las mejores recetas, un cocinero derramó e incendió por descuido un crepe con un poco de licor de mandarina. Tras probar el crepe comprobó que tenía buen sabor así que lo presentó como el postre estrella que conocemos hoy, todo un éxito.

Un crêpe caliente y delicioso, un postre o merienda muy agradecido y con un sabor a naranja grancias al licor Grand Marnier, un placer adulto a mano de todos/as. Os animo sin duda a que los preparéis, no os arrepentiréis. 

Preparación de las crêpes Suzette

  1. Lavamos una naranja, rallamos sin llegar a la parte blanca de la fruta pues amarga y reservamos.
  2. La pasta-crema de la crêpe es bastante fácil de preparar. En un bol echamos la leche, cerveza, harina, un pellizco de sal, la mantequilla en pomada y los huevos. Batimos todo con la batidora sin que queden grumos. Dejamos reposar una hora para que acabe de espesar aunque la crema debe quedar suelta.
  3. Añadimos a esta crema la ralladura de naranja, una cucharada de esencia de vainilla y 2 cucharadas de azúcar.
  4. En una crepera o sartén caliente untamos un poco de mantequilla. Os aconsejo dos truquillos sencillos para no pasarse con la mantequilla a la hora de untar la sartén. Pelamos una patata y cortamos a la mitad, pinchamos con un tenedor y sumergimos la superficie lisa en la mantequilla derretida y posteriormente untamos la sartén. O bien partimos un poco de mantequilla en forma de barra, envolvemos un extremo en papel de aluminio para poder sujetarla y untamos con el otro la sartén.
  5. Untamos la crepera de esta manera hasta que se derrita la mantequilla, no debe de quedar muy grasienta pero tampoco debemos quedarnos cortos.
  6. La primera crêpe es de prueba (yo me la zampo en el momento), es la más grasienta porque la crepera va cogiendo el punto de temperatura y el grado de grasa de la mantequilla, la segunda suele salir ya perfecta.
  7. Cuando esté caliente la crepera echamos la crema de manera que cubra todo el fondo, solamente la justa para que queden finas. Yo uso una crepera de 27 cm de diámetro y de crema la medida de un cucharón (no echéis demasiado porque sino os saldrán muy gordas). Levantamos, inclinamos y giramos la crepera para que la crema se reparta por todo el fondo.
  8. La crêpe empezará a cocerse al momento, la tendremos como 15-20 segundos a temperatura media y cuando los bordes empiecen a doblarse hacia arriba (porque están tostaditos) es el momento adecuado para darle la vuelta con el tenedor. Cuando le deis la vuelta si el tono del tostado no es dorado será por falta de huevo, podéis aprovechar para añadir otro a la crema. Doramos por ambos lados y vamos apilando en un plato grande. Continuamos haciendo los crêpes hasta que se acabe la crema. Si lo del tenedor no se te da bien puedes usar el truco de dar la vuelta a la crêpe con un plato como si fuese una tortilla de patata, según vayas cogiendo práctica dejará de ser necesario.

Preparación de la crema Suzette (“Beurre Suzette”) y su flambeado

  1. Lavamos y limpiamos la naranja. Rallamos la naranja y reservamos en un mortero. La cortamos en dos y exprimimos el zumo de la mitad de la naranja. Reservamos en un vaso. Machacamos la ralladura con el azúcar en un mortero. Añadimos la mantequilla y batimos. Agregamos el zumo y el Grand Marnier a la mantequilla y el azúcar. Mezclamos bien toda hasta conseguir una crema bastante líquida. Reservamos.
  2. Doblamos en forma de pañuelo tal como véis en la foto y untamos los crepes Suzette con la crema de naranja. Los colocamos en los platos que vamos a servir para el postre y espolvoreamos con una cucharada de postre de azúcar de caña. Reservamos antes de añadir y flambear con el licor.
  3. Muchos de nosotros tenemos un pequeño problema con el tema de flambear, al final no es para tanto y con esta explicación espero que no tengáis problemas con estos crepes y de una manera sencilla os queden de rechupete. Una vez que tenemos los crepes Suzette debemos poner el Grand Manier Rojo en un cazo, lo ponemos a fuego bajo sin que llegue a hervir y calentamos el licor, no más de un minuto. Lo apartamos del fuego y le prendemos fuego. Con la llama encendida vertemos el contenido del licor en cada crepe que tenemos preparado previamente. Esta es una forma segura de flambear, aunque también hay que tener en cuenta la campana extractora de humos, acuérdate de apagarla.
  4. Otra manera es doblar el crepe en forma de pañuelo y cubrirlo con crema de Suzette. Colocamos dos o tres, dependiendo del tamaño de la sartén y a fuego lento, introducimos el licor que le corresponda según los crepes elegidos, en este caso unos 10 ml por cada crepe, así que si son tres usaremos 30 ml. Continuamos la cocción durante 30 segundos y prendemos la llama directamente en ella. Sacamos del fuego y servimos en un plato con un poco de helado de vainilla, o el que más te guste.

¿Qué licor debemos emplear para flambear los crepes? Tal como os comento en la receta he empleado Grand Marnier Rojo, pero también podéis usar Cointreau, Ron añejo, Coñac o Brandy. Os lo dejo a vuestra elección.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir