Recetas de rechupete

Recetas de carnes y avesRecetas de ensaladas y verduras

Ensalada César o Caesar con Pollo

  • 2 personas
  • Dificultad fácil
  • 2 euros/persona
  • Tiempo de preparación: 15 minutos
Receta de ensalada césar

Ingredientes

  • 100 g de pechuga de pollo
  • Picatostes de pan frito
  • 1/2 lechuga (mejor romana)
  • 50 g. de aceitunas negras
  • 1 cucharada de limón o 1 cucharada de vinagre
  • 6 anchoas
  • 1 diente de ajo
  • 125 ml. de aceite de oliva virgen extra
  • 2 yemas de huevo
  • 1/2 cucharada de mostaza
  • 50 g. de queso parmesano
  • Sal y pimienta blanca o negra recién molida (al gusto)

Cualquier época del año es buena, pero nadie me va a negar que el verano es el tiempo ideal para una refrescante ensalada. Hoy os presento una de ellas, quizás una de las más famosas del mundo, la ensalada César o Caesar. Una receta con una preparación relativamente sencilla. Esta ensalada no se ciñe a una única receta, hay muchas reinterpretaciones, esta es una más. Me gusta con pollo asado o con un poco de pechuga macerada en pimentón, aunque el secreto está en su salsa cremosa, con un toque suave de anchoas y mostaza. Un plato muy completo y rápido de hacer. ¿Os animáis?

Como buen número de creaciones culinarias inventadas el pasado siglo, la ensalada César tiene fecha de nacimiento, padres conocidos y una curiosa historia. En muchos sitios todavía puede leerse que la ensalada César nació en los fogones del neoyorkino Waldof Astoria, otros sitúan su origen en un mafioso casino de Atlantic City. Pero en realidad esta ensalada nació el 4 de Julio de 1924, en la ciudad de Tijuana en México. Las historias más consistentes comentan que nació durante la Ley Seca en el decenio 1920-1930, cuando los estadounidenses de California se iban a Tijuana a degustar el alcohol prohibido en su país. Fue creación de un cocinero inmigrante italiano llamado Alessandro Cardini, quien vivía era de San Diego pero trabajaba en un restaurante en Tijuana en México. Al parecer fue inventada en un apuro, dado que se había quedado sin ingredientes para cocinar el plato que tenía planeado y este se convirtió en un éxito al instante. Le llamo César en honor a su hermano, que había fallecido recientemente. La ensalada fue todo un éxito y a partir de ese momento empezó la polémica sobre su origen, los italianos la tienen dentro de su cocina pero realmente como veis es mexicana.

La ensalada al principio estaba compuesta de los siguientes ingredientes: lechuga, huevos pasados por agua, ajo, salsa Worcetershire, jugo de limón, aceite de oliva, queso parmesano rallado, costrones de pan, sal y pimienta. Como podéis observar no llevaba anchoas ni mostaza. Además el añadido del pollo se introdujo mucho después y para mí es uno de los ingredientes más ricos de la ensalada junto con la salsa. ¿A qué apetece? ¡Pues a la cocina! No puede ser más fácil.


Preparación de la ensalada Cesar

  1. Para preparar la famosa salsa Cesar, tenemos que introducir en un vaso de batidora las anchoas, la yema del huevo, la cuchara del zumo del limón, el diente de ajo (este se puede quitar de la salsa tal como os comento más adelante), un poco de pimienta blanca o negra, media cuchara de mostaza y el aceite de oliva virgen extra.
  2. Mezclamos todo bien con una cuchara y batimos todo como si fuese una mayonesa (el brazo de la batidora tiene que empezar desde abajo y batimos desde el fondo, cuando empiece a formarse como la mayonesa empezamos a mover de abajo arriba la batidora hasta que esté).
  3. Cuando este emulsionada añadimos el queso parmesano rallado y removemos con la cuchara hasta que quede bien ligada y ya está la famosa salsa César. Dejamos la salsa en la nevera para que enfríe y seguimos con la preparación de la ensalada.
  4. A la hora de añadir los ingredientes de nuestra ensalada podemos aromatizarla con el ajo sin necesidad de añadirlo a la salsa. Para ello, en el bol en que vayamos a servir la ensalada, el método es machacar dos dientes de ajo hasta su desintegración y frotar con esta pulpa las paredes de bol y luego quitar la pulpa. Así evitamos la potencia del ajo en la salsa y que no nos repita. Conseguiremos una salsa más suave y todo el sabor del ajo.
  5. Lavamos la lechuga y escurrimos bien. Una vez limpia, bien lavada, seca la lechuga y cortada la podemos reservar en la nevera por espacio de 30 minutos, con esto haremos que quede la lechuga más crujiente
  6. En una sartén añadimos un poco de aceite de oliva y pasamos la pechuga de pollo (entera, los 100 g son 2 filetes grandes de pechuga) en el aceite bien caliente. Cuando estén dorados apartamos y quitamos el exceso de aceite con un poco de papel absorbente.
  7. Troceamos en tiras largas y delgadas. La receta original es con pollo asado (puedes congelar parte del que te sobre cuando lo hagas en casa y utilizarlo en esta ensalada) pero como veis esta vez va con pollo casi a la plancha). Retiramos en un plato hasta montar la ensalada.
  8. Respecto al pan, debemos freír los dados de pan en aceite de oliva o los tostamos al horno, si los freímos debemos ponerlos sobre papel absorbente para quitar parte del aceite absorbido. Los costrones, si los hacemos al horno, después de rociarlos con el aceite usando el spray o un pincel de silicona, les podemos de poner un poquito de pimienta recién molida. Aunque podéis encontrar la típica bolsa de picatostes de pan que venden en todos los supermercados que están muy crujientes, os pueden valer perfectamente.
  9. Montamos la ensalada con los ingredientes anteriores, incluyendo unas olivas negras (eso es cosa mía) y le añadimos los picatostes de pan. Agregamos la salsa Cesar y aliñamos bien.

¡A disfrutar! Aquí teneis una ensalada fresquita y bien completa. Lechuga, pan, pollo y el toque especial de la salsa.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir