Recetas de rechupete

Recetas de ensaladas y verdurasRecetas de tapas y aperitivos

Ensaladilla rusa casera

  • 6 personas
  • Preparación fácil
  • 1,70 euros/persona
  • Tiempo de preparación: 30 minutos
Receta de ensaladilla rusa casera

Ingredientes

  • 1 kg. de patatas gallegas
  • 300 g. langostinos (si son frescos mejor)
  • ½ kg. de zanahorías
  • 300 g. de guisantes finos de bote
  • 6 huevos (uno por persona)
  • Un bote de lomos bonito del Norte en aceite de oliva (300 g.)
  • Aceitunas rellenas de anchoa (170 g aprox.)
  • 5 g de cebollino picado
  • 500 g. de Mayonesa.
  • 100 ml de aceite de oliva virgen extra Abril selección
  • 50 ml de vinagre jerez
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • 100 g de judías verdes cocidas
  • 10 barritas de surimi congelado

Ensaladilla o ensalada rusa, ensaladilla Olivier, ensalada de ave… distintos nombres para una misma base de patatas, hortalizas y mayonesa casera. Esta que os presento es la auténtica ensaladilla rusa-gallega-española de mi madre, en mis tiempos mozos toda una experta en cocinar una buena tortilla de patata, unas croquetas y ensaladilla e irnos a la playa de La Lanzada en O Grove en plan dominguero como dios manda. Cocinar esta receta me trae recuerdos de la antigua cocina de casa, cortado todo en dados de patatas gallegas, zanahorias, judías muy picaditas (a mi hermana no le gustaban), guisantes, atún, langostinos, surimi, huevo cocido, aceitunas con anchoas y cómo no, mayonesa para el que quisiera.

¿Por qué le llamamos Ensaladilla Rusa? El origen se encuentra asociado al mítico restaurante Hermitage de Moscú que oficiaba un cocinero francés llamado Lucien Olivier en la segunda mitad del XIX. Basándose en algunas elaboraciones típicas eslavas desarrolló una receta que se servía fría con una especie de vinagreta y que incluía entre sus ingredientes: ave, venado y varios mariscos. La carne de esturión, de oso y el caviar eran ingredientes habituales. Esta receta se perdió pero una similar y más parecida a la nuestra traspasó fronteras llegando a Ucrania, es un plato sobre todo de Navidad con patata cocida, zanahorias, huevos duros, guisantes, pepinillos, salchichas picadas o carne de pollo cocida en lugar de nuestro atún y mayonesa recién hecha.

La base de mi ensaladilla “dominguera”, puesto que la he preparado en domingo, es la misma que la de mi madre Rosa, sin embargo he añadido algún elemento más que la mejora un poquillo, a ver si os gusta y ya me contaréis como preparáis la vuestra. Todos tenemos nuestra favorita y puede ser causa de debate, podéis comentar para completar la receta como ya es habitual. Y es que la ensaladilla rusa “perfecta” incorpora una combinación de ingredientes que la hace especial y única para cada uno de nosotros.

Preparación de los ingredientes de la ensaladilla rusa – gallega

  1. Ponemos a calentar agua en una cazuela grande y cuando esté hirviendo añadimos los langostinos y una hoja de laurel. Cocemos durante unos 10 minutos, retiramos los langostinos y la hoja de laurel. Reservamos el agua para la cocción de las patatas.
  2. Pelamos las patatas y las zanahorias e introducimos en el agua de los langostinos ya hirviendo. Salamos y dejamos que se cuezan durante unos 20-25 minutos aproximadamente a fuego alto.  Lo mejor para ver si está bien cocido es pinchar con un tenedor al final del proceso de cocción, así podremos aumentar o disminuir el tiempo dependiendo del tipo de patata que vayáis a utilizar. Os recomiendo patata gallega que es perfecta para cocer. Retiramos las patatas y zanahorias y dejamos que enfríen.
  3. Mientras en otro fuego vamos a cocer los huevos porque a mí no me gusta cocerlos con las hortalizas (es una manía, que le voy a hacer). Si a vosotros os da igual los podéis añadir a la cocción de las patatas. Los cubrimos con agua fría y cocemos 10 minutos a partir de la ebullición. No debemos cocerlos más tiempo ya que se forma un halo oscuro de color verdoso alrededor de la yema desagradable a la vista. Con estas indicaciones os tienen que quedar perfectos.
  4. Descongelamos 10 barritas de surimi y cortamos en trozos muy picaditos, añadimos al bol.
  5. Pelamos los langostinos, retirando el hilo negro y troceamos en pedacitos de 1 cm aproximadamente. Añadimos al bol más grande que tengamos en casa. El mío tiene de capacidad unos 3 litros (Ikea).
  6. Cortamos las patatas y zanahoria en pedazos de 1cm aproximadamente. Añadimos al bol anterior.
  7. A mí la ensaladilla me gusta con bonito del norte o con ventresca, pero si no queréis pagar los 5€ tenéis atún en aceite de oliva mucho más barato. El bote que he utilizado es de 260 g escurrido, al final se lo he añadido todo porque me encanta. Siempre es mejor desmenuzarlo con la mano para que no encontrar trozos muy grandes. Añadidlo al bol.
  8. Faltan las aceitunas que irán enteras, los guisantes y las judías. Los guisantes los utilizo de lata, vienen ya cocidos y son super finos. Las judías las cortamos super picaditas que casi no se noten. Todo al bol con los ingredientes anteriores.
  9. Retiramos la cáscara de los huevos y separamos la clara de la yema. Picamos las claras y añadimos al bol. Reservamos las yemas para la vinagreta.
  10. Lavamos el cebollino y picamos muy fino. Añadimos al bol. Lo metemos en la nevera mientras preparamos la mayonesa y la vinagreta.

Preparación de la vinagreta y la mayonesa:

La salsa vinagreta es una de las salsas más internacionales y más versátiles que existen. Esta salsa básica y sabrosa se ha usado desde hace muchos años para aliñar y aromatizar las ensaladas. Las proporciones irán en función del gusto de cada uno, el tipo de aceite, vinagre e ingredientes utilizados pueden cambiar la intensidad del sabor.

  • En un vaso añadimos una pizca de sal y la pimienta negra recién molida. Introducimos nuestro aceite de oliva virgen extra Abril Selección y el vinagre de Jerez y removemos enérgicamente hasta que quede ligado. Añadimos las yemas de huevo anteriormente desmenuzadas y removemos con suavidad hasta que esté bien mezclado. Reservamos.

Para la Mayonesa podéis seguir el paso a paso de la receta que tenemos publicada en el blog.

Presentación de la ensaladilla rusa:

En el bol que hemos sacado de la nevera añadimos la vinagreta de yema de huevo y juntamos muy bien con 2 cucharas de madera. Siempre de manera envolvente para que se junte todo bien y retiramos otra vez a la nevera. Debe estar fría y siempre sabe mejor de un día para otro, se junta todo bien y así está de lujo.
En los restaurantes últimamente se presenta sobre una rebanada de pan de molde recién tostada y una capa fin de mayonesa por encima, muy poca. Y a comer. Espero que os guste la ensaladilla de mi madre tuneada.

Consejillos:

  • Nos comenta Alcantarisa que en su casa de toda la vida se ha hecho con con mezclas de zanahoria y pepinillo en daditos muy pequeños, atún, huevo duro rallado y patata cocida también rallada. La mejor mayonesa, bien mezclado, decorado con un poco de huevo en rodajas y unas aceitunas, y ayyyyy madre! cada vez que la hago es como volver a la cocina de mi madre, increíble el poder de la comida en nuestra memoria, verdad?
  • Mar nos dice que ella siempre chafa con el tenedor la patata cocida. Así nos queda una especie de puré que le da una textura muy rica a la ensaladilla. Su ensaladilla es con atún en aceite de oliva, distintos vinagres y mayonesa, todo revuelto (la mayonesa también, para que esté mas suave), una poca mayonesa por encima y para decorar huevo rallado y aceitunas. Susana, Berta y Nacho nos cuentan en facebook su versión, no dejéis de leerlos. María dice que le añade maíz dulce y pimientos del piquillo, otros emplean morrón.
  • Para los que no les guste la mayonesa o no quieran engordar mucho con este plato es mejor servir la mayonesa aparte, permitiendo que los invitados la mezclen a su gusto. Yo la presento siempre así, como en la foto de la receta pero en casa de mi madre no solemos añadir mayonesa y la comemos con una vinagreta suave.
  • Siempre que prepares mayonesa no te olvides de consumirla en ese día o el siguiente, y siempre conservarla en frío.
  • Si el bonito o atún no nos gustan se pueden cambiar por merluza cocida desmigada e incluso bacalao. En países como Argentina o Chile emplean pollo cocido y desmigado en lugar del atún.
  • Si cocemos las patatas con el caldo que nos queda de cocer los langostinos frescos tendrán un sabor a marisco muy rico. Para ello en la cocción de los langostinos no te olvides de la hoja de laurel.
  • En la cocción de las hortalizas se emplea sal, y las aceitunas con anchoa, el bonito y la vinagreta ya llevan sal. Tened en cuenta este tema para que nos quede muy salada.
  • Si te gusta con cebolla lo mejor es picarla muy fina y blanquearla cociéndola un poco durante unos minutos, le quitarás un poco de sabor y no quedará crujiente entre todos los ingredientes cocidos.

Esta es mi receta de ensalada rusa-gallega-española compañeiros/as de la cocina, muy rica y fácil de hacer. ¿Cuáles son las vuestras?

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir