Recetas de rechupete

Recetas de pastaRecetas de pescado y marisco

Fideos con almejas a la gallega

  • 4 personas
  • Preparación Fácil
  • 2,9 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 40 minutos
Receta de Fideos con almejas a la gallega

Ingredientes

  • ½ kilo de almejas (gallegas preferiblemente)
  • ¼ kilo de mejillones de la Ria
  • 350 gr de fideo nº 1
  • 1 cebolla mediana
  • 1 lata pequeña de pimientos morrones
  • 1 tomate grande maduro
  • 1 diente de ajo
  • Vino blanco
  • Perejil (al gusto)
  • 2 hojas de Laurel
  • 5 hebrás de Azafrán
  • Aceite de oliva (5 cucharadas)
  • Agua (1 vaso y medio)
  • Sal y pimienta (al gusto)

Tenemos entre los seguidores del blog un montón de amigos, que de pronto me entero que son cocinillas como yo. Uno de los que no tenía ni idea de que le diese a la cocina es Rubén, probé esta receta en su casa y le pedí que si podía compartirla con todos vosotros. Aquí la tenéis, una de sus especialidades, fideos con almejas y mejillones a la gallega.

Ya os he hablado sobre él en alguna otra receta, Rubén y yo estuvimos unos años en Santiago mano a mano en la cocina, desde su exótico pollo con patatas y piña hasta la famosa tarta de galletas con chocolate, éxito asegurado. Había que comer todos los días, dieta universitaria de calidad y sobre todo muy barata. Como veis ahora vamos a recetas de alta gama: almejas y mejillones, en aquellos años serían fideos con tronquitos de mar. Espero que os guste el estilo de Rubén y que lo preparéis en casa.

Preparación de los fideos

  1. Dejamos las almejas por lo menos una hora antes en agua para que suelten la tierra que puedan traer.
  2. Limpiamos las almejas y los mejillones, desechando los que vengan ya abiertos, ya que pueden estar malos.
  3. Pelamos el diente de ajo y lo picamos lo mejor posible. Reservamos. Picamos la cebolla y los pimientos morrones muy finos para que se deshagan en la cocción. Es importante que no se note su textura pero sí el sabor que le da a los fideos.
  4. Le quitamos la piel al tomate y troceamos en 4 partes, reservamos.
  5. En una tartera de barro con aceite de oliva virgen añadimos la cebolla, el ajo, los pimientos morrones y el tomate, todo picadito al gusto. Cuando se vaya pochando este sofrito, le añadimos un poco de vino blanco (medio vaso). Dejamos que se cocine todo a fuego lento durante unos 10 minutos hasta que reduzca el vino.
  6. En una cazuela aparte echamos un poco de agua, un vaso y medio, ponemos unas hojas de laurel y añadimos las almejas y los mejillones a fuego medio para que se abran. Desechamos los que se queden cerrados. Una vez abiertos los moluscos, los reservamos. El agua resultante de la cocción la colamos y apartamos en una taza.
  7. En la tartera del sofrito mareamos los fideos un ratito, los juntamos bien con una cuchara de madera. Luego añadimos el agua de las almejas y mejillones y un poco más de agua para hervir los fideos (son 350 g de fideo con lo cual llegaría con 2 vasos de agua incluyendo el agua de los moluscos).
  8. Salpimentamos al gusto.
  9. Pasados 10 minutos, cuando los fideos estén en su punto (podemos ir probando, lo mejor es que queden al dente), añadimos las almejas en su concha, los mejillones sin concha, perejil, un par de hebras de azafrán y salamos al gusto.
  10. Dejamos que se haga a fuego bajo durante unos minutos y se sirve caliente, con caldo suficiente para comer con cuchara.

Y recordad que estos fideos como la mayoría de platos de cuchara están mucho mejor al día siguiente. Bon apetit!!

Vinos recomendados

Esta receta bien vale un buen vino, un buen blanco de tierras gallegas, os recomiendo algunos, sus precios varían pero sería una media de 10 euritos:

  • Si estáis en Galicia:
    • Guitián (Godello) de Valdeorras (“Puro y complejo. Con una nariz muy característica: entre floral y mineral, con notas críticas, de piel de limón, con ligeras notas de sésamo y valeriana y que le dan complejidad. En boca, con la acidez muy bien integrada, con buen peso, bien graso, largo y disfrutable”)
    • Colección Costeira (Godello-Treixadura) do Ribeiro (“Amarillo pajizo con reflejos verdosos, brillante y luminoso. Aroma intenso, destacando su gran frutosidad donde sobresalen la manzana, el melón, frutos de hueso y notas de miel. En boca es sabroso, frutal, amplio y muy persistente, pleno de complejidad y elegancia”)
  • Si estáis fuera, esos vinos son más dificiles de conseguir, asi que un buen albariño os puede dar un maridaje estupendo:
    • Pazo de Señorans (Amarillo pajizo con reflejos verdosos. Color atractivo acompañado de una lágrima densa y persistente. Aroma intenso con gran predominio de fruta, resalta la manzana Golden muy bien acompañada de cítricos en toda sus gamas, así también de sus correspondientes cortezas. En boca, es un vino firme, sin aristas y ampuloso, con una grata sensación entre ácidos y carnosidad”)
    • Valtea (“Amarillo oro de intensidad media. Aroma con sensaciones predominantes de manzana madura. En boca es de cuerpo medio, con acidez viva, fruta suficiente y un final sencillo”)
    • Terras Gauda (“Un vino con un interesante y complejo recorrido aromático, donde se conjugan los aromas de frutas blancas, de hueso y piel de naranja con las frescas notas balsámicas, apoyadas en sutiles recuerdos florales y minerales, buena entrada en boca, avanzando hacia una agradable y golosa untuosidad acompañada de fresca y viva acidez, para terminar en un final de boca carnoso, largo y cremoso”).

Espero que os haya gustado esta receta y espero mandarte otra recetilla próximamente, siempre de rechupete. Unha aperta dende a Terra da Chispa!!!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir