Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Fideos con almejas

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.8/5
  • 33 votos
Fideos con almejas

Info.

Ingredientes para Fideos con almejas

  • ½ kilo de almejas (gallegas preferiblemente)
  • ¼ kilo de mejillones de la Ria
  • 360 gr de fideo nº 1
  • 1 cebolla mediana
  • 1 lata pequeña de pimientos morrones
  • 1 tomate grande maduro
  • 1 diente de ajo
  • Vino blanco
  • Perejil (al gusto)
  • 2 hojas de Laurel
  • 5 hebrás de Azafrán
  • Aceite de oliva (5 cucharadas)
  • Agua (1 vaso y medio)
  • Sal y pimienta (al gusto)

Cómo hacer una cazuela marinera con fideos y almejas. Os presento una receta de pasta con un estilo muy marinero pues la acompañamos con almejas.

Esta receta es las primeras publicadas en el blog y que hemos preparado en casa un montón de veces, siempre es un triunfo asegurado. Es perfecto para una ocasión especial o una idea como plato de cuchara para el menú semanal.

La cazuela de fideos con almejas, es unas de las recetas de pasta que más se suelen servir en los restaurantes de la costa de Galicia. Aunque yo he visto este plato casi idéntico en Andalucía. Me imagino, pues lo desconozco, que será una receta popular en toda España. La base de esta receta tan sencilla reside en la calidad de los ingredientes, un buen sofrito y un caldo casero de calidad que le de todo su sabor a mar.

Aunque lleve fideos no se parece a la fideuá, aunque si comparta muchos de sus ingredientes. La preparación es distinta, varía tanto como un arroz seco a un arroz caldoso. Los fideos en este caso no deben quedar secos y se toma bien caliente como todo plato de pasta, mejor recién hecho. Aunque si nos sobra un poco, al día siguiente se puede recalentar a fuego bajo y lo tomaremos casi seco, pero muy bueno de sabor.

Esta receta es sencilla, asequible y muy resultona, perfecta para todo el año. Y lo mejor de todo es que se puede versionar con lo que tengáis en casa, admite otros ingredientes, algún pescado que se tenga a mano, a veces simplemente con unas alcachofas o unas gambas. Imaginación al poder.

Almejas y mejillones. Preparación de la base de los fideos

  1. Dejamos las almejas por lo menos una hora antes en agua para que suelten la tierra que puedan traer.
  2. Limpiamos las almejas y los mejillones, desechando los que vengan ya abiertos, ya que pueden estar malos.
  3. Pelamos el diente de ajo y lo picamos lo mejor posible. Reservamos. Picamos la cebolla y los pimientos morrones muy finos para que se deshagan en la cocción. Es importante que no se note su textura pero sí el sabor que le da a los fideos.
  4. Le quitamos la piel al tomate y troceamos en 4 partes, reservamos.
  5. En una tartera de barro con aceite de oliva virgen añadimos la cebolla, el ajo, los pimientos morrones y el tomate, todo picadito al gusto. Cuando se vaya pochando este sofrito, le añadimos un poco de vino blanco (medio vaso). Dejamos que se cocine todo a fuego lento durante unos 10 minutos hasta que reduzca el vino.
  6. En una cazuela aparte echamos un poco de agua, un vaso y medio, ponemos unas hojas de laurel y añadimos las almejas y los mejillones a fuego medio para que se abran. Desechamos los que se queden cerrados. Una vez abiertos los moluscos, los reservamos. El agua resultante de la cocción la colamos y apartamos en una taza.

Preparación final de la cazuela de fideos y almejas. Presentación final

  1. En la tartera del sofrito mareamos los fideos un ratito, los juntamos bien con una cuchara de madera. Luego añadimos el agua de las almejas y mejillones y un poco más de agua para hervir los fideos (son 350 g de fideo con lo cual llegaría con 2 vasos de agua incluyendo el agua de los moluscos).
  2. Salpimentamos al gusto.
  3. Pasados 10 minutos, cuando los fideos estén en su punto (podemos ir probando, lo mejor es que queden al dente), añadimos las almejas en su concha, los mejillones sin concha, perejil, un par de hebras de azafrán y salamos al gusto.
  4. Dejamos que se haga a fuego bajo durante unos minutos y se sirve caliente, con caldo suficiente para comer con cuchara.

Y recordad que estos fideos como la mayoría de platos de cuchara están mucho mejor al día siguiente.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog. Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de estos fideos con almejas en este álbum. No perdáis detalle y os saldrán perfectos.

Consejos para una cazuela de fideos de rechupete

 

  • Hemos calculado unos 90 gramos de fideos por persona, con lo que tendremos suficiente para disfrutar de un buen plato y luego repetir. Lo ideal es usar fideos gruesos del nº 1, de los normales, pero también sirven los que tiene el centro hueco, típicos de la fideuá.
  • Es un plato que se incrementa de precio por las almejas, pues el resto de ingredientes son muy económicos. Pero siempre va a depender de la variedad de almejas que vayáis a emplear, aquí según el bolsillo y gusto de cada uno. Si no tenéis mucho dinero, la almeja japónica es la más barata y le dará ese sabor a mar que buscamos.
  • Dejad con algo de caldo de más en la cazuela para comer con cuchara y bien calentito en la mesa. En casa nos gusta preparar este plato “caldoso”, para comer con cuchara y luego poder sopetear con el pan en la salsa. Aunque se puede adaptar a los gustos de cada casa.
  • No lleva mucho tiempo, en menos de una hora tendréis la receta lista. Pero si tenéis prisa podéis sustituir el caldo de pescado por uno comercial que sea de calidad. Aunque aquí os dejo como lo podéis hacer caldo de pescado casero. Es también es muy sencillo y se puede congelar para tenerlo siempre listo.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Ro Mar dice:

    me encantan los fideos con almejas, probaré así la próxima vez.

  2. nacho dice:

    compañeiro, un Quinta do buble iría que ni pintado. Godello, de D.O. Monterrey, vino de montaña de la frontera de Verín, Casas dos montes, el pueblo donde mi madre ejerció de profe por primera vez. Gracias al Sr. Vieira que me consiguió una codiciada cajita. Pongo la última botella que me queda si te pasas por casa “chef amorín”, y te metes en faena.

  3. Unodedos dice:

    Vaya blog que acabo de encontrar!
    Enhorabuena por este buen trabajo y por tus recetas tan buenas.
    Bicos desde Lugo ; )

  4. Ramón Ruiz dice:

    Gracias por tus estupendas recetas. Desde el final del Camino, en Compostela, un seguidor incondicional. Ramón Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *