Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Milhojas de filloas caramelizadas con crema catalana

  • 8 personas
  • Dificultad media
  • 0,6 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 60 minutos.
Receta de Milhojas de filloas y crema catalana

Ingredientes

  • 4 huevos grandes (filloas)
  • La ralladura de 1 limón (filloas)
  • 1 pellizco de sal (filloas)
  • 1 litro de leche (filloas)
  • 300 g de harina (filloas)
  • 8 yemas de huevo (crema)
  • 200 g de azúcar (crema) + 100 g de azúcar (para quemar) (Crema)
  • 80 g de harina fina de maíz tipo Maizena (crema)
  • 1 litro de leche entera (crema)
  • Una rama de canela, una vaina de vainilla (crema)
  • La cáscara de un limón y una naranja

Este postre está lleno de color y de sabores increíbles que te atrapan y te hacen volver a la cocina por más. Su presentación es alucinante y el sabor te lleva al cielo. Esta receta viene de 2 recetas tradicionales de nuestras madres y abuelas para evolucionar en una idea que ha sido un éxito. Una fusión entre 2 cocinas tradicionales, la gallega y la catalana.

La tarta de filloas o milhojas la puedes rellenar de muchos tipos de cremas, chocolate, compotas, mermeladas, miel, etc. al final no deja de ser como una lasaña dulce. En especial la crema catalana le va de perlas, y no cae tan pesado como cuando le echas chocolate. Es un postre que queda suave con mucho sabor a leche, aroma a vainilla, cítricos y canela. Espero que os guste y lo disfrutéis en alguna cena o comida con vuestros amigos o familia. Un postre de diez puntos, os lo aseguro.

Preparación de la filloas

  1. La pasta-crema es bastante fácil de preparar. En un bol echamos la leche, la harina, un pellizco de sal, los huevos y la ralladura de un limón. Batimos todo con la batidora sin que queden grumos. Dejamos reposar una hora para que acabe de espesar por la acción de la harina, aunque la crema debe quedar suelta.
  2. En una sartén caliente (muy importante que sea antiadherente) salpicamos con unas gotas de aceite de oliva.
  3. Cuando esté caliente echamos la pasta de manera que cubra todo el fondo, solamente la justa, para que queden finas.
  4. La tenemos a fuego alto unos 10 segundos y le damos la vuelta con un tenedor. Si lo del tenedor no se te da bien puedes usar el truco de dar la vuelta a la filloa con un plato como si fuese una tortilla de patata, según vayas cogiendo práctica dejará de ser necesario. Cada vez que sacamos una filloa de la sartén debemos volver a echar unas gotas de aceite.
  5. Las vamos retirando en un plato. Reservamos.
  6. Cortamos en láminas rectangulares como si fuesen placas de lasaña y reservamos en un plato para el montaje final. De cada filloa te salen 2 láminas.

Preparación de la crema catalana

  1. El primer paso es preparar los ingredientes con los que vamos a aromatizar la leche. Lavamos muy bien el limón y la naranja y pelamos su piel de manera fina, sin mucho blanco que luego nos amargue el postre. Abrimos la vaina de vainilla  y sacamos las semillas que reservaremos para añadir más tarde a la leche.
  2. Calentamos la leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición. Bajamos la temperatura y retiramos del fuego, añadimos las semillas de vainilla, la piel de la naranja y el limón, y por último la rama de canela. Dejamos todo en reposo durante 5 minutos mientras batimos los huevos.
  3. Separamos las claras de las yemas y las ponemos en un bol con el azúcar (250 g). Batimos enérgicamente con una batidora eléctrica o unas varillas hasta lograr una mezcla espumosa.
  4. Añadimos al bol que contiene la crema de huevo y azúcar la harina fina de maíz, para que se mezcle mejor nos podemos ayudar con un poco de la leche caliente del paso 2. Batimos todo muy bien.
  5. Calentamos la leche de nuevo a temperatura media durante 10 minutos con la vainilla, la piel de naranja-limón y la canela. Después de la cocción pasamos por un colador para eliminar impurezas.
  6. Ponemos la cazuela con la leche a fuego lento, añadimos la mezcla de crema de huevo, azúcar y harina. Removemos continuamente con una cuchara de madera o unas varillas (acabo de comprar unas de silicona que son buenísimas) sin que se formen grumos y cuidando que nunca llegue a hervir. Cuando empiece a espesar retiramos del fuego y continuamos moviendo un minuto más. Tened en cuenta que aunque la crema esté un poco líquida quedará más espesa cuando se enfríe. Reservamos para rellenar el Milhojas.

Montaje final de la milhojas de filloas y crema catalana

  1. Ya tenemos las hojas rectangulares de filloa y la crema catalana tibia. Calentamos las láminas de filloa en el micro durante 2 minutos. El montaje es muy sencillo y lo debemos preparar justo antes de presentar el plato para que quede templado.
  2. Vamos a montar ahora el milhojas como si se tratase de una lasaña. Primero ponemos en un plato una capa de filloa fijada al plato con un poco de caramelo (lo hacemos in situ con un poco de azúcar caramelizado con el soplete) sobre la lámina de filloa echamos una capa de crema catalana de 1 cm de grosor aproximadamente, volvemos a tapar con otra hoja de filloa y repetimos hasta que tengamos 3 o 4 pisos. El último piso lo untaremos con una fina capa de crema catalana.
  3. Espolvoreamos la milhoja con azúcar y quemamos con un soplete de cocina antes de servir.

Espero que os guste, postre de rechupete 100% .

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir