Recetas de rechupete

Recetas de pescado y mariscoRecetas de tapas y aperitivos

Pulpo con gambas al ajillo

  • 4 personas
  • Preparación Media
  • 4 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 60 minutos
Receta de Pulpo con gambas al ajillo

Ingredientes

  • 1 pulpo de 2 kg.
  • Sal gruesa o sal Maldon (1/2 cucharadita de café)
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Agua para la cocción del pulpo
  • 200 g de gambas peladas
  • 5-7 dientes de ajos (depende del sabor a ajo que quieras)
  • 1 guindilla o una pizca de cayena molida
  • Pimienta negra (al gusto)

“El secreto del gusto… sencillamente la calidad” Esta gran cita viene perfecta para introducir esta receta, sencilla pero de mucha calidad. Y el responsable es uno de los productos gallegos por excelencia: el pulpo. Dicen los entendidos que el mejor pulpo es de Mugardos o de Ons pero que no hay quien lo prepare como las pulpeiras do Carballiño, y eso que está en Ourense, provincia de interior y a unos 100 Km de la costa. Tan importante es el pulpo allí que celebran su fiesta principal con él, la fiesta del pulpo o “Festa do polbo” el primer fin de semana de agosto, si tenéis oportunidad de ir es una fiesta muy recomendable.

El pulpo está incorporado en todas las cartas de restaurantes, mesones y taperías de Galicia pero uno de mis favoritos lo preparan en Luintra, en Casa Olegario  (Plaza Maior de Luintra, Ourense), donde también sirven un famoso licor café de la zona (de postre y si no conduces).  También os recomiendo ira a Illa de Ons, en Casa Checho he probado el mejor pulpo (después del que prepara mi madre) y los mejores percebes. Aunque quizás lo recuerdo así por el cariño que tengo a esta isla, es un estupendo lugar para perderse durante un día de playa o pasar unos días de relax, se puede dormir en “Casa Acuña” o acampar en el camping de la isla.

Imaginaros un pulpo, una rica tapa de gambas al ajillo y si lo juntamos todo… ¡uff! ¿No os suena celestial?. Pues eso se me paso a mí por la cabeza y el resultado es esta receta que hoy os presento. Espero que os guste.

Preparación del pulpo:

  1. Es muy importante ablandar el pulpo golpeándolo antes de cocinarlo, ayuda a que la carne quede más tierna. Lo normal es comprar el pulpo ya congelado con lo que se consigue un efecto parecido, así que si lo compramos fresco lo único que debemos hacer es congelarlo.
  2. Sacamos el pulpo un día antes del congelador y lo pasamos al frigorífico para que se descongele. Es importante hacerlo en una cazuela o un bol grande pues va a soltar mucho líquido y puede desbordar. A la hora de cocinar lo pasamos un poco por agua fría para limpiarlo y quitar posibles impurezas.
  3. Ponemos una cazuela (la más grande que tengamos) al fuego con agua y una cebolla pelada entera, no añadimos sal pues el pulpo se sala al final, en la presentación. Cuando rompa a hervir añadimos el pulpo, lo cogemos por la cabeza y “lo asustamos”, esta técnica consiste en meter y sacar el pulpo 3-4 veces de la cazuela para conseguir que se quede tieso y no se le caiga la piel durante la cocción.
  4. Cocemos el pulpo durante unos 45-50 a fuego medio dependiendo del tamaño. Hay que pincharlo de vez en cuando para ver como está de duro. La primera vez que lo cocinéis os costará cogerle el punto pero luego os saldrá de perlas.
  5. Cuando acabemos de cocerlo lo dejamos reposar unos minutos y luego lo sacamos a una fuente.
  6. Cortamos el pulpo con unas tijeras de cocina, las patas en trozos de 1 cm de grosor y la cabeza en trozos pequeños. Reservamos.

Preparación de las gambas al ajillo:

  1. A continuación prepararemos las gambas, la receta también se puede preparar con langostinos (que en determinadas épocas y áreas pueden estar más baratos que las gambas). Es importante pero no fundamental poder contar con gambas o langostinos frescos. El exceso de agua es fatal para la receta, por eso sean frescas o congeladas debemos retirar el exceso de agua con papel absorbente (si es del Bosque Verde del Mercadona, mucho mejor, que lo fabrica mi empresa… jeje)
  2. Añadimos un buen aceite de oliva a la cazuela y calentamos, cuando el aceite esté caliente añadimos la guindilla en 2-3 trozos.
  3. Pelamos los ajos y los picamos en trozos muy pequeños. Sofreímos el ajo a fuego lento durante 1 minuto, retiramos el ajo y la guindilla con una espumadera a un plato. Introducimos las gambas en el aceite anterior.  Removemos en todo momento las gambas mientrás se están cocinando durante unos 2 minutos, no más tiempo o quedarán como la suela de un zapato. Echamos el ajo, sal y pimienta. Retiramos del fuego para que no se cocine más.
  4. En la cazuela de las gambas añadimos el pulpo que tenemos preparado antes. Mezclamos en templado con suavidad para que se junten bien los sabores.

Montaje final:

Servimos en una cazuela de barro si presentamos de manera individual o en una fuente cerámica y acompañamos con un buen pan para mojar en el aceite. Se va a terminar la barra de pan en unos minutos :)

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir