Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Quesada fácil o tarta de requesón

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.8/5
  • 16 votos
Quesada fácil o tarta de requesón

Info.

Ingredientes para Quesada fácil o tarta de requesón

  • 3 huevos grandes XL o 4 medianos
  • 500 ml de nata líquida o crema de leche (35% M.G.)
  • 1 bote pequeño de leche condensada (250 gr.)
  • 6 cucharadas de azúcar
  • 800 gr de queso fresco
  • 1/2 sobre de levadura química en polvo (8 gr.)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla (opcional)
  • 300 g de harina de trigo

Cómo preparar una tarta de queso fresco al horno. Esta una esas recetas de postre que es un claro ejemplo de que no hace falta ser un cocinillas pro para hacer una tarta casera deliciosa.

No conozco a nadie que no le guste un buen postre y por supuesto que no se alegre si cuando llega a su casa en una comida aparece con un postre casero. En este caso podéis quedar muy bien por poco dinero y trabajo. Además de ser una tarta con ingredientes baratos. La batidora y el horno son los que hacen todo el trabajo, tú sólo tienes que mezclar los ingredientes y listo.

Si estas empezando en esto de la repostería, esta es tu primera quesada a tu estilo, esa tarta de queso que todos hemos hecho de niños. Una tarta que luego pedías a tu madre para cualquier celebración. Ya veis que sin muchos conocimientos de cocina, con sólo un poco de tiempo y actitud, podemos preparar postres y dulces de rechupete. Un pastel con un suave sabor a queso de consistencia similar a la de un pudin que cuando empiezas no dejas ni una miga en el plato.

En mi familia cualquier ocasión es buena para juntarse frente a una mesa llena de buenas viandas, más aun si es en mi aldea en Ourense y estoy con los míos. Sin duda la tarta que triunfó en nuestra última comida familiar fue la quesada o tarta de queso. Un postre que preparó mi hermana Nuria con receta de mi madre. Una de esas recetas de tarta de queso que tiene apuntada en una libreta llena de cosas ricas y que la mayoría de las veces le tenemos que preguntar porque no entendemos su letra.

Esta es su receta que ya esta en nuestro recetario familiar, muy similar pero no igual a la auténtica quesada pasiega del norte. Con algunos matices, pero que ya pertenece a todos vosotros, aquí no nos quedamos con ningún secreto. Herencia familiar al disfruté de todos los larpeiros y no tanto, postres fáciles simplemente de rechupete.

Preparación de la tarta de queso al horno

  1. En un bol grande batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen. Cuando ya estén así añadimos la leche condensada, la harina de trigo y el polvo de hornear o levadura. Mezclamos todo con una batidora juntando los ingredientes.
  2. Añadimos el queso fresco, la nata o crema de leche y la esencia de vainilla al bol anterior, volvemos a batir con una batidora o unas varillas hasta que no queden grumos.
  3. Precalentamos el horno a 200º C 10 minutos antes de hornear nuestra tarta de queso fresco.
  4. Echamos la mezcla en un recipiente engrasado previamente con mantequilla siempre que el molde no sea de silicona.

Horneado de la quesada

  1. Introducimos la quesada en el horno. Con la opción de calor arriba y abajo, en la bandeja media del mismo a 190º C durante unos 60 minutos.
  2. Tal como comenté en alguna otra receta, todo depende del horno. Siempre mirad con un tenedor y cuando esté seco, retirad.
  3. Un pequeño consejo, tapad la quesada con papel plata o aluminio para que no se queme la parte de arriba. Lo quitáis cuando queden 15 minutos de cocción para que nos quede con un aspecto dorado.
  4. Recordad que en los tiempos de horneado depende mucho también del molde que empleéis. Este es de 20 cm. de diámetro con lo que la tarta tarda un poco más en el centro que con un molde de mayor diámetro. Con uno de 22 o 23 cm, seguramente deberéis restar 10 minutos a la cocción.
  5. Es recomendable pinchar la tarta con un tenedor o palillo y ver si ofrece resistencia y ver si sale limpio, así no tendréis sorpresas con esta tarta. Os aseguro que sale a la primera, es muy fácil.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de quesada en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrá perfecta.

Recomendaciones de presentación de nuestra quesada

  1. Dejamos enfriar durante unas horas en la nevera. Este postre está mucho mejor al día siguiente bien frío. La puedes dejar preparada el día anterior para cualquier comida o incluso como base para un postre un poco más elaborado. Desmoldamos.
  2. Aunque este postre así sólo esta de rechupete podemos terminarlo a modo de decoración espolvoreando con azúcar glas.
  3. También una buena capa de miel (mi ingrediente preferido) o alguna mermelada/confitura de frutas que nos guste. La de arándanos o frambuesas le van que ni pintadas.
  4. Esta tarta de queso fresco al horno la podemos degustar en frío o bien templadita, casi al poco de salir del horno. De todas formas tendremos un postre tradicional y casero de rechupete.
  5. Un postre que gusta a todo el mundo amante del queso, con un ligero sabor a tu queso preferido, más o menos fuerte. Muy popular por su facilidad, sólo batir y al horno. ¡Qué más se puede pedir!

No dejéis de disfrutar de todos los diferentes postres con queso que hay en el blog. Os aseguro que encontraréis un montón de ideas para preparar en casa sin esfuerzo y triunfar.

 

Consejos y curiosidades para una quesada de rechupete

  • Esta no es la receta original de la quesada, es una versión surgida a partir de la tradicional. Podéis incluso tunearla más, por ejemplo añadiendo un poco de canela en polvo en la superficie.
  • Así podemos potenciar su sabor o introduciendo láminas de manzana cuando esté a mitad de cocción en el horno. Os aseguro que la mezcla de los dos sabores es impresionante.
  • Tal como os comentaba, esta quesada queda perfecta. Más rica incluso, cuando se ha preparado al menos con un día o dos de antelación. Consigue que se junten mucho mejor todos los sabores.
  • Aunque mi hermana me ha dicho que le añade levadura, no creáis que sube mucho. Es un postre bastante compacto, en caso de que no tengáis podéis hacerla sin ella.
  • Podemos aromatizarla con un toque de ralladura de cítricos. El limón le va muy bien y un poquito de canela molida. Os recordará un poco más a la quesada pasiega tradicional.
  • Los ingredientes de la receta son para un recipiente de horno circular de 20 cm. de diámetro. Por eso sale un poco más alta de lo normal. Pero podéis emplear el recipiente que tengáis en casa.
  • Recordad que si el recipiente es más pequeño la quesada saldrá más alta. Lógicamente necesitará un poco más de tiempo de horno. Al contrario si es más grande, será más fina y por ello, menos tiempo de horno.
  • De igual manera, si el molde es de cristal se delmoldará peor así que untad con un poco de mantequilla la base del recipiente. De esta manera te aseguras extraerla con facilidad una vez horneada.
  • Emplead el que tengáis en casa, yo la he preparado con uno de silicona y queda igual de bueno. Además no es necesario que sea un recipiente muy alto ya que la quesada sube poco.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Jimena Catalina Gayo dice:

    @diego es fresco, lo pone en el listado de ingredientes

  2. Patricia dice:

    Esta la pruebo seguro, porque me encantan las quesadas. Muxus

  3. Josefina dice:

    mmmmmmm pero que rico!!!! me parece q lo hago esta noche para mis amigos!! Muchos besos y q la disfruten desde Argentina!!!!!!

  4. rosa dice:

    Gracias Jimena, soy diabética, pero me encanta cocinar, y cuando hago postres, sólo me tomo una pizca. Ahora usaré fructosa.
    Muchas gracias
    Rosa

  5. claribel dice:

    Rosa, yo cuando hago este tipo de postres y para rebajar un poco las calorias, utilizo edulcorante en polvo. Me da muy buenos resultados.

  6. rosa dice:

    Muchas Gracias Claribel

  7. TESA dice:

    Hace muy poco que te he descubierto y seré tu fiel seguidora. Muchas gracias por tantas cosas buenas.

  8. Jorge Luis dice:

    Hace un rato he mandado un comentario sobre los edulcorantes para las tartas y postres a hornear. En cuanto a lo dicho sobre el Splenda, me ratifico en ello. Respecto a lo de la Stevia, hice ayer una tarta de manzana, que no la he probado todavía, así que no se en lo que habrá quedado, eso si, subió la tarta, pero no se el sabor.
    Después de ecsribir mi comentario he ido a probarlo con café y os he de decir que os olvidéis de este producto, es un timo, como tantos otros, aprovechandose de las desgracias ajenas, solo les deseo a esta gentuza que tengan una diarrea galopante continua y constante durante 15 días, solo eso.
    La dichosa Stevia no solo no endulza, si no que deja un sabor amargo tipo ferruginoso, bastante desagradable, al menos en el café y cuantas más gotas echas, mucho peor.
    Sin embargo la Splenda, bien utilizada, ojo con las cantidades, si es aceptable, tambien es verdad que es un producto muy conocido y utilizado en EEUU.

  9. Alex dice:

    La verdad que tiene muy buena pinta. Yo también te he descubierto hacer poco tiempo, y es un placer encontrar un paisano, y que además le encante la cocina. Una pregunta, esta tarta de queso, ¿es muy parecida a la tarta de San Marcos?

  10. luisa dice:

    Esta quesada tiene una pinta estupenda, me encantan estas tartas de queso. Gracias Alfonso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *