Recetas de rechupete

Recetas de carnes y avesRecetas de patatas, salsas y guarnicionesRecetas de tapas y aperitivos

Tosta de huevos rotos o estrellados con jamón

  • 8 personas
  • Preparación Media
  • 0,30 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 45 minutos
Receta de Tostas de huevos con jamón

Ingredientes

  • 8 tostas de pan o una bolla de pan de pueblo
  • 2 cebollas
  • 1/2 l de aceite de oliva virgen extra
  • 8 huevos de codorniz
  • 2 patatas grandes
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • 2 lonchas de jamón ibérico
  • 1 cucharada de perejil picado para adornar
  • 1 cucharada de miel para caramelizar

Recientemente os he presentado una receta de tostas con gulas. Hoy va a ser una original tosta que preparó Rubén en Allariz (Ourense) en la comida de Nadal. Original por la mezcla de sabores: huevos de codorniz, patatas gallegas, cebolla caramelizada y jamón ibérico; éxito asegurado. La receta tiene su origen en los típicos huevos rotos o estrellados que tengo publicado en el blog, pero con el toque distinto de la patata confitada y el huevo de codorniz (aunque su sabor es similar al de gallina en la tosta queda precioso).

Las tostas son una de las recetas estrella en el tapeo español, sobre todo en la zona del norte de España. Las mejores y más creativas las he probado en Bilbao y en Pamplona. Recientemente se está promoviendo la gastronomía y el tapeo con diversos concursos de tapas por toda España. Hasta en San Sebastián de los Reyes, donde resido, se celebra uno en el mes de marzo y cada año se van sumando más restaurantes. No he estado en muchos de estos concursos pero en los que he podido catar las mejores tapas han sido el de Compostela, Granada y Toro (Zamora). Podéis comentar al final de esta receta dónde se celebra el mejor concurso de tapas, así estaremos todos/as informados. Poned fechas y lugar para que sea más fácil el planificarse porque un buen fin de semana de tapeo no tiene precio.

Preparación de las tostas de huevos rotos

  1. Hoy os presento un nuevo concepto: confitar. Suena un poco raro pero la verdad es que es un proceso bastante fácil y el resultado de rechupete. Confitar no es más que cocer un alimento en un buen aceite de oliva en la cantidad necesaria. El aceite no debe llegar a hervir y lleva su tiempo dependiendo del alimento. En este caso lo aplicaremos a las patatas pero se puede hacer con muchos alimentos, quizás uno de los confitados más famosos es el de perdices.
  2. Pelamos las patatas y las cortamos en láminas de 1 cm. Echamos en una cazuela o en un cazo unos 400 ml de aceite y calentamos a fuego medio durante unos 3 minutos, luego bajamos a temperatura baja e introducimos las láminas de patata. La patata tiene que estar totalmente sumergida, no os preocupéis por usar mucho aceite de oliva porque se puede utilizar para otras recetas y últimamente el precio ha bajado mucho, a ver si sigue así.
  3. El aceite debe estar caliente pero que nunca llegue a hervir. Dejamos cociendo durante unos 20 minutos a temperatura baja hasta que quede blandita, podemos ir probando con un tenedor para ver como avanza la cocción. Sacamos las patatas, retiramos de la patata el aceite sobrante con un poco de papel absorbente y salamos con sal fina. Reservamos.
  4. Picamos unas lonchas de jamón en la picadora o a mano, como más os guste. Reservamos.
  5. Preparamos la cebolla ligeramente caramelizada con un poco de miel. Tenemos que pelarla y cortarla en rodajas muy finas. En una cazuela añadimos un poco de aceite de oliva y siempre a fuego bajo introducimos toda la cebolla. Cuando veamos que empieza a soltar agua subimos un poco la temperatura para que se dore. Bajamos el fuego y salpimentamos, removemos con una cuchara de madera durante unos 5 minutos y añadimos 1 cucharada grande de miel. Removemos para que se caramelice y cuando veamos que la miel se está pegando a la cebolla retiramos a un plato.
  6. A continuación haremos los huevos de codorniz. Añadimos un chorrito de aceite de oliva a una sartén, calentamos y añadimos los huevos a la sartén. Los vamos a preparar como si fuesen a la plancha pero sin darle la vuelta, quedarán tostaditos por abajo y poco hechos por encima. A cada huevo le echamos un poco de sal y pimienta negra. Reservamos en un plato.
  7. Ahora que ya tenemos todos los ingredientes de la tosta preparados y listos para montar vamos a por el pan. Cortamos el pan en lonchas de 2 cm. de ancho y tostamos ligeramente en la sartén. Al mismo tiempo vamos calentando la cebolla y la patata un poco en el micro para que salga la tosta bien caliente. Colocamos sobre el pan la cebolla, luego la patata confitada, encima el huevo de codorniz y por último el picadillo de jamón ibérico. Podemos adornar con un poco de perejil.
  8. Presentamos estas tostas en un bonito plato y adornamos con un ligero toque de un buen aceite de oliva.

Estas tostas se han de servir inmediatamente y bien calientes, esto último es importante. Espero que os gusten. ¡Bo proveito!

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir