Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Receta de leche merengada

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.6/5
  • 5 votos
Receta de leche merengada

Info.

Ingredientes para Receta de leche merengada

  • 500 ml de leche entera
  • 100 g de azúcar
  • 1 rama de canela
  • 1 limón
  • 3 claras de huevo
  • Canela en polvo para decorar

Cómo hacer leche merengada. Esta receta dulce es una de las más tradicionales de nuestro país y un clásico del que muchos hemos disfrutado cuando éramos pequeños.

Hace años era muy normal encontrar “leche merengada” entre la oferta gastronómica de los postres de cualquier restaurante, pero en la actualidad ha sido relegada a segunda división en favor de otros dulces más modernos. Ubicamos la procedencia de la leche merengada en el levante español: Castellón, Valencia, Alicante y Murcia, aunque se puede tomar una magnífica leche merengada en muchos otros puntos del país. Realmente es un postre que está chupado de preparar y que solo requiere de paciencia por el tiempo de enfriado y congelado que requiere.

Recordad que en casa podemos preparar bebidas muy similares en forma de batido, a partir de helados caseros. Siempre utilizando productos sencillos como base, leche, nata, azúcar y huevos. A partir de estos preparar helados de casi cualquier sabor, chocolate, helado de vainilla, helado de yogurt, turrón, … Imaginación al poder para vuestro batido casero perfecto.

La leche merengada es de esas elaboraciones que son lucidas y que nos hacen quedar como auténticos profesionales a los ojos de nuestros comensales, porque están de rechupete. Y lo mejor de todo es que no hemos invertido en ellas ni tiempo ni esfuerzo. Todo ventajas.

Aunque hablamos de la leche merengada como postre, a nosotros nos gusta mucho tomarla a la hora de la merienda. Un vaso de leche merengada bien fresca, directamente del congelador a la mesa, es un placer con el que refrescar la tarde, llenar un poco el estómago y cargas fuerzas hasta el momento de la cena.

Por supuesto, vosotros sois libres de disfrutar de ella cuando os plazca. Eso sí, no dejéis pasar la oportunidad de hacerla en casa con nuestra receta y veréis qué diferencia supone. Está ¡de rechupete!

Preparación de leche merengada

  1. Lavamos bien el limón para retirar los posibles restos de cera que pudiera tener la piel. Secamos y pelamos procurando que no queden restos blancos en la piel (es la parte amarga y puede arruinar el resultado).
  2. Vertemos la leche en una cazuela y añadimos la peladura de limón, la rama de canela y 60 gramos de azúcar. Calentamos al tiempo que removemos un poco para que se diluya el azúcar.
  3. Antes de que arranque a hervir, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Con esto conseguimos que la leche se infusione y adquiera el sabor tan rico de la canela y el limón.
  4. Una vez fría la leche, la colamos e introducimos en un recipiente apto para el congelador donde la dejamos reposar un par de horas.
  5. Transcurrido este tiempo, retiramos el recipiente del congelador y removemos. Volvemos a introducirlo en el congelador dos horas más. Repetimos la operación anterior y lo metemos en el congelador por última vez, otras dos horas.
  6. Unos minutos antes de que se cumpla el tiempo de congelado, preparamos un merengue.
  7. Para ello colocamos las claras en un recipiente hondo y batimos con unas varillas. Cuando comiencen a tomar cuerpo añadimos los 40 gramos de azúcar restantes, de poco en poco, al tiempo que continuamos batiendo.
  8. Una vez formado nuestro merengue, sacamos la leche infusionada del congelador y lo añadimos poco a poco. Usamos movimientos envolventes para que no se bajen las claras.
  9. Cuando esté todo bien ligado, servimos en copas, espolvoreamos con canela molida y servimos inmediatamente.

Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de leche merengada. No os perdáis detalle para que os salgan perfectas.

Consejos y recomendaciones para una leche merengada de rechupete

  • Su tiempo de preparación es relativamente poco, unos 20 minutos. Pero recordad que al igual que los helados necesitas unas 5 horas de enfriado/congelado.
  • Si nos apetece una leche merengada con una consistencia más firme, podemos meter la mezcla final en el congelador, remover de vez en cuando y servir un poco más tarde.
  • Para montar las claras y que nos queden perfectas, estas han de estar a temperatura ambiente. Sí no hemos tenido tiempo de sacarlas de la nevera podemos llenar un cacito con un poco de agua y colocarlo a fuego bajo para que genere vapor. Sobre este colocamos el cuenco en el que batir las claras que montarán fácilmente por efecto del vapor. El azúcar se deshará y obtendremos un merengue liso y brillante, con mucho cuerpo.
  • Si hacemos el merengue sin utilizar el método anterior, podemos sustituir el azúcar blanquilla por azúcar glas y así nos aseguraremos de conseguir una textura suave y aterciopelada.
  • La cantidad de azúcar indicada se puede aumentar o reducir al gusto. A nosotros nos gusta tirando a poco dulce, así que tenedlo en cuenta cuando preparéis la leche merengada en vuestras casas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. fernanda dice:

    Muchas gracias Alfonso, es muy rica y está muy bien hecha. Gracias por la receta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *