Recetas de rechupete

Recetas de pastaRecetas de pescado y marisco

Tagliatelle con salmón. Receta fácil paso a paso

  • 4 personas
  • Preparación fácil
  • 1,6 euros/persona
  • Tiempo de preparación: 20 minutos
Receta de tagliatelle con salmón

Ingredientes

  • 500 g de Tagliatelle al huevo (marca Barilla-La Collezione)
  • 3 rodajas de salmón fresco (el corte de aproximadamente 2 cm de ancho)
  • 250 ml de nata para cocinar
  • 1 cucharadita de eneldo picado
  • Sal y pimienta (al gusto)
  • 2 dientes de ajo
  • Agua abundante para cocer la pasta
  • 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra

Hola compañeir@s de la cocina, este plato de hoy: pasta con salsa de salmón, nata y eneldo, es una receta facilísima que retorna a esos platos sencillos en los que se basa este blog. Para cocinar en fin de semana o a diario, con una salsa super fácil y todas las propiedades del pescado azul, un plato de lujo para niños y mayores. Eso sí, no os voy a engañar, con unas cuantas calorías. El salmón es un pescado graso, y la nata y la pasta también colaboran, así que tenemos una receta adecuada para que los más pequeños coman pescado y les de energía para quemarlo jugando en el patio del colegio.

El salmón tiene una carne firme, jugosa y muy sabrosa. Aunque sea de un bonito color rosado, como buen pescado azul tiene un delicado y penetrante sabor a mar. Lo mejor es hacerlo vuelta y vuelta para que podamos apreciar todas sus propiedades y su máximo sabor, en este caso con una salsa suave y y de textura cremosa que le da la nata y ese toque del eneldo que me recuerda a mis vacaciones de verano en los países nórdicos. Últimamente el precio del salmón ha bajado mucho y cada vez lo empleo más en mi cocina. Un ingrediente de lujo que le da un punto especial a cualquier receta y nos apaña más de un plato: un guiso de pescado, unas albóndigas, brochetas de salmón, marmitako, una buena sopa de pescado o marisco…. Os dejo con esta super receta y os animo como siempre a que la preparéis.

Preparación de la salsa de nata y salmón

A mí me gusta el salmón poco hecho, pero depende de cada uno. Yo os recomiendo dejarlo casi crudo, quedará más jugoso y acabará haciendose en la nata.

  1. Le decimos a nuestro pescadero que nos corte unas rodajas de salmón. Que sean de unos 2 cm de ancho para que luego cuando lo cortemos en dados nos queden trozos generosos. Si váis a una gran superficie o supermercado ya venden bandejas con rodajas de salmón, no todo el mundo tiene tiempo de pararse en la pescadería.
  2. Lavamos el salmón y le quitamos la piel. Secamos con papel absorbente hasta que nos quede sin nada de agua, si no soltará más agua de lo normal en la nata y nos quedará muy suelta.
  3. Cortamos en dados tal como véis en la foto. Reservamos en un plato.
  4. Pelamos los dientes de ajo y les quitamos el germen o el tallo (así evitamos que la salsa nos repita). Los picamos muy finamente para que no molesten en la salsa. Añadimos un buen aceite de oliva virgen extra a la sartén y pasamos el ajo a fuego lento durante unos 2  minutos hasta que quede con un tono doradito.
  5. Salpimentamos los dados de salmón y los añadimos a la sartén con el ajo, removemos todo con una cuchara de madera durante 2-3 minutos. Espolvoreamos por encima la cucharada de eneldo picado y vertemos la nata líquida, mezclamos todos los sabores bien hasta que la salsa empieze a burbujear y seguidamente retiramos del fuego.
  6. Rectificamos sal y pimienta si lo necesitase. Removemos todo con suavidad para no romper mucho el salmón.
  7. Una vez que tenemos la salsa ya hecha reservamos para luego juntarla con los tagliatelles.

Preparación de los Tagliatelle al huevo:

Os presento unos pasos fáciles para que la pasta os quede perfecta. No es que sea especialmente difícil pero todo tiene sus pequeños trucos, “sencillo… ma non troppo” que dirían los italianos (Fácil, pero no del todo). Vamos al tema.

  1. El primer paso es tener la salsa de nata y salmón ya preparada antes de que la pasta toque el agua. La salsa siempre debe esperar a los tagliatelle y no al revés.
  2. Calentamos en una cazuela un litro de agua por cada 100 g de pasta, es la medida recomendada por persona, excepto si tenemos apasionados/as por los tagliatelle en casa. Estas proporciones, que normalmente vienen indicadas en los envases, ayudan a que la pasta no se pegue entre ella. Y siempre intenta utilizar una cazuela grande, la mayor de tu cocina. Si cocinas muchas veces pasta será muy útil comprar una cazuela para esas ocasiones, una buena inversión.
  3. Cuando empiece a hervir a borbotones echamos 1 puñado generoso de sal, unas 2 cucharadas rasas por cada 500 gramos de pasta. Seguidamente añadimos la pasta, siempre toda junta. Removemos con una cuchara de madera para que los espaguetis no se peguen y queden sueltos.
  4. En el reverso o en este caso en la esquina inferior derecha del paquete de los tagliatelle viene el tiempo de cocción, debemos guiarnos por estas instrucciones porque para cada tipo es distinto, en este caso son 7 minutos. Así conseguiremos lo que se llama pasta “al dente” o en su punto justo, es decir, que no se pase, aunque un gran consejo es probarla casi al final, por si acaso en el envase nos engañan :). Una vez transcurrido el tiempo escurrimos la pasta inmediatamente y la juntamos con la salsa de salmón.

Presentación del plato:

  1. Añadimos los tagliatelle recién hechos a la salsa de nata y salmón y mezclamos todo con una cuchara para que se junten bien los sabores.
  2. Opcionalmente decoramos cada plato con un poco más de eneldo picado y los servimos recién hechos.

Desde luego es un plato sencillo y rápido de hacer, simplemente delicioso. Y si encima acompañáis la comida con un buen café como el que me prepararon Pablo y Mar… una comida de lujo, una gran receta y mejor compañía. No dejéis de probarlo y ya me contaréis.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir
Cocina & recetas