Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Scones o panecillos ingleses fáciles

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 4.9/5
  • 15 votos
Scones o panecillos ingleses fáciles

Info.

Ingredientes para Scones o panecillos ingleses fáciles

  • 260 gr. harina
  • 10 gr. levadura química
  • ¼ cdita. sal
  • 75 gr. mantequilla
  • 1 huevo M
  • 1 cdita. extracto de vainilla
  • 120 ml. leche entera
  • 50 gr. azúcar

Los scones son un panecillo, propio de la cocina inglesa, que se consume tanto en meriendas, bruch como en desayunos.

Se trata de una masa elaborada con harina de trigo, levadura y mantequilla que, una vez hornada, se sirve aún tibia, rellena de una buena cantidad de mantequilla y mermelada o una generosa cantidad de lemon curd.

Aunque se consumen países como Reino Unido, Irlanda, Canadá, Australia o Estados Unidos, se trata de una receta originaria de Escocia, concretamente de 1500, según el diccionario Webster. Parece ser que fue la duquesa de Bedford, en 1840, quien comenzó a prepararlos para recibir a sus amistades en el momento del five o´clock tea.

A partir de este momento se hicieron muy populares, de tal forma que ya en Londres, con el beneplácito de la reina Victoria, adquirieron un gran auge dentro de la alta sociedad y, con el tiempo en todas las clases sociales.

Existen muchas variantes en cuanto a su forma y su relleno. Podemos encontrarlos triangulares, redondos o cuadrados en cuanto a su forma. En ocasiones se incluyen en su masa arándanos, queso o dátiles. Existen versiones saladas en Irlanda y Versiones fritas, en lugar de horneadas en Escocia. Multiples opciones para disfrutar al más puro estilo inglés de un perfecto five o´clock tea.

Preparación de la masa para los scones ingleses

  1. En un bol mezclamos los ingredientes secos, la harina, le levadura, la sal y el azúcar. Cortamos la mantequilla en daditos pequeños. Ha de estar muy fría, directamente del frigo.
  2. Añadimos la mantequilla al bol de la harina y, con un tenedor, o la punta de los dedos, integramos la mantequilla hasta que nos quede reducida a una especie de arena.
  3. Es importante que no calentemos la mantequilla al manipularla intentando que no se derrita. Por eso os aconsejo que empleéis el tenedor para integrarla, las manos lo menos posible.
  4. En un bol batimos el huevo y añadimos la leche, mezclamos bien.
  5. Cuando la mantequilla está totalmente integrada, hacemos un hueco y añadimos el líquido.
  6. Con el tenedor mezclamos hasta que se vaya humedeciendo toda la masa. En este punto formamos una bola con las manos, compactando la masa pero manipulándola lo menos posible.
  7. Si vemos que la masa nos ha quedado demasiado seca podemos añadir 10 o 20 ml. de leche a mayores.
  8. Esto puede pasarnos ya que las diferentes harinas tienen distintos puntos de humedad propia, con lo que su poder de absorción es distinto.

Preparación de los scones ingleses y presentación

  1. Enharinamos una superficie de trabajo y volvamos la masa encima. Con las manos y sin amasar, compactamos la masa y formamos un rectángulo de un espesor de unos 2 cm.
  2. Damos un par de pasadas con el rodillo para homogeneizar la superficie. Procedemos a cortar los scones con la ayuda de un cortante de un diámetro de 5 o 6 cm.
  3. Es importante que enharinemos el cortante empleado en cada uno de los cortes, para evitar que se pegue la masa por los laterales y dificulte que suban en el horneado.
  4. Vamos colocando los scones boca abajo sobre un papel sulfurizado en la bandeja de horno y pintamos con leche.
  5. Con el horno previamente caliente a 200º C con calor por arriba y por abajo, horneamos durante 15 minutos, hasta que estén ligeramente dorados.
  6. Retiramos a una rejilla hasta que se hayan enfriado antes de consumirlos.
  7. Los scones, tradicionalmente se sirven con mantequilla y mermelada o bien rellenos con lemon curd, en cualquiera de estas versiones son un bocado superior.
  8. Os animo a prepararlos y a disfrutar de una merienda al más puro estilo inglés y acompañarlos de vuestra mermelada o confitura preferida.

Os animo a que visitéis más recetas de tapas, aperitivos y pinchos perfectos para una velada inolvidable con los vuestros.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. M. P. Ortega dice:

    En mi opinión, la forma perfecta de tomar scons en el té de la tarde es con nata espesa, a ser posible, Devonshire. La mantequilla es una concesión porque es mucho más fácil de encontrar

  2. Antón dice:

    He probad 3 recetas qeu he encontrado en google y la tuya es desde lejos la mejor. Se aproxima a los que tomaba en Escocia cuando estaba estudiando. Gracias por la receta paisano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *