Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Tarta de chocolate y crema de turrón Xixona

  • 10 personas
  • Dificultad media
  • 0,8 €/persona
  • Tiempo de preparación: 60 minutos
Receta de tarta de turrón y chocolate

Ingredientes

  • 25 galleta tipo María o tostada (base tarta)
  • 75 g de mantequilla o 100 ml de aceite de oliva virgen extra (base tarta)
  • 1 cucharada de Ron o licor café. (base tarta)
  • 1 cucharada de esencia de vainilla. (base tarta)
  • 5 huevos grandes (crema chocolate)
  • 300 ml de nata líquida para cocinar (crema chocolate)
  • 50 g de azúcar blanquilla. (crema chocolate)
  • 1 tableta grande de chocolate Valor negro 70% (crema chocolate)
  • 1 tableta de turrón de Jijona (unos 100g) (crema turrón)
  • 150 ml de nata líquida 35,1 Materia grasa (1 brick) (crema turrón)
  • 100 ml de leche entera (crema turrón)
  • 3 huevos grandes (crema turrón)
  • 50 g de chocolate negro y 25 g de mantequilla (para adornar la tarta)

En casa tenemos debilidad por dos dulces: el chocolate y el turrón. Ya sabéis la pasión que hay en mi casa por el chocolate de verdad, mi recomendación es que siempre tenga un mínimo de 70% de cacao, y entre los más ricos se encuentra una marca alicantina que es referente en España, Valor. Además, si curioseáis en el  blog encontraréis un montón de recetas con turrón, un clásico en Navidad que yo utilizo durante todo el año (siempre tenemos alguna tableta por si apetece un trocito de este postre estrella). La mezcla de ambos resulta en un postre impresionante: Tarta de chocolate Valor y turrón de Xixona. Ya os he convencido, ¿verdad?

Si hacéis una encuesta entre todos vuestros amigos sobre ¿cuáles son sus 10 postres preferidos? seguro que todos ellos van a incluir al menos una receta con chocolate. Se ve perfectamente por las estadísticas de visita en el blog, el chocolate triunfa. La pasión que despierta este ingrediente no se debe sólo a delicioso sabor, sino a que casa con otros muchos, con los que se complementa o contrasta. El sabor agridulce de las cerezas, la acidez de los cítricos, el aroma de la menta y la hierbabuena, el toque especiado del jengibre, el dulzor del ron y el coñac, el punto refrescante del café… y por qué no, el contraste con los frutos secos, como en este caso con las almendras, que son el punto fuerte del turrón. Para aquellos que con la foto nos os llegue os aseguro que este postre si lo probáis se convertirá en uno de vuestros preferidos. ¿Os animáis? 

Preparación de la base de galletas:

  1. Untamos una capa muy fina de mantequilla en el molde. Derretimos el resto de la mantequilla usando el microondas, así es más rápido, con 1 minuto a máxima temperatura es suficiente. Incluso podemos emplear aceite de oliva virgen extra para sustituir la mantequilla, lo dejo a vuestra elección, en casa nos hemos acostumbrado a hacerla así y queda igual de rica.
  2. Con la picadora trituramos las galletas (si eres celiaco deben ser sin gluten, las podéis encontrar en casi todos los supermercados). Si no tenéis picadora, en un trapo de cocina echamos las galletas, envolvemos y las machacamos con una cuchara o algo pesado, no queda tan fino pero sirve igual, debería quedar como si fuese pan rallado.
  3. En la misma picadora, troceamos hasta que se queden como harina nuestros frutos secos preferidos, os recomiendo nueces, avellanas y almendras, pero aquí podéis añadir los que más os gusten.
  4. Mezclamos con unas varillas manuales o una batidora la mantequilla derretida con el azúcar, unas gotas de esencia de vainilla y una cucharada de ron o licor café. Mezclamos todo en un bol grande, las galletas trituradas, los frutos secos y la mezcla de mantequilla.
  5. Distribuimos, repartimos por la base y presionamos contra el fondo con la ayuda de una cuchara o con los dedos. Para esta tarta os recomiendo utilizar un molde de cerámica desmontable de 23 cm de Lékué, de lo mejorcito en moldes para este tipo de tartas, sobre todo porque al llevar el plato de cerámica incorporado sólo tienes que desmoldar y listo.
  6. Precalentamos el horno a 200º C durante 10 minutos e introducimos esta base de galleta unos 5 minutos a unos 180º C para que se endurezca, se evapore un poco el líquido sobrante y quede con ese crujiente característico. Sacamos el molde y dejamos enfriar para rellenar con la crema de chocolate y la de turrón.

Preparación de la crema de chocolate:

  1. Ponemos la nata a calentar en un cazo a fuego medio. Cuando esté caliente (sin que hierva, solo caliente) echamos el chocolate negro 70% mínimo de Valor. Dejamos a fuego bajo que se funda todo, ayúdate con una cuchara de madera.
  2. En un bol pon los huevos y el azúcar. Batimos hasta que quede una mezcla homogénea, cremosa y no demasiado espumosa. Cuando el chocolate se haya fundido con la nata apaga el fuego y aparta la mezcla. Añadimos los huevos y el azúcar, mezclamos bien (durante 2 ó 3 minutos) y dejamos reposar fuera del fuego.

Preparación de la crema de turrón:

  1. Preparamos el turrón de jijona blando y lo partimos con la mano y luego con un tenedor o con el cuchillo en trozos pequeños. Ponemos la nata y la leche entera a calentar en un cazo grande a fuego medio bajo. Cuando esté caliente (sin que hierva, solo caliente) echamos el turrón de Xixona. Dejamos a fuego bajo que se junte todo ayudándonos con una cuchara de madera o con un toque de la batidora.
  2. Apagamos el fuego y apartamos la mezcla de nata y turrón. Añadimos los huevos y batimos todo hasta que esté bien integrado, dejamos reposar fuera del fuego para luego añadir cuando esté cuajada la crema de chocolate en el horno.

Horneado:

  1. El siguiente paso es el más complicado y donde hay un pequeño consejo, debemos verter sobre la base de galletas que ya está tibia, toda la mezcla de chocolate que tenemos reservada poco a poco con un cucharón, sin que se rompa la base de galleta. Lo mejor es hacerlo ya directamente en la placa del horno para que no baile la mezcla. Tomaros el tiempo que sea necesario hasta que esté toda la crema de chocolate en el recipiente de la tarta.
  2. El horno debe ser precalentado a 200ºC 10 minutos antes de introducir la tarta. Y la cocción total de la misma será de entre 30 y 40 minutos (tal como comenté en alguna otra receta, todo depende del horno, siempre mirar con un tenedor que se quede seco…). Cuando la tarta lleve 12-15 minutos en el horno (se verá que ya tiene un poco de costra, que empieza a cuajar), es hora de pincharla un poco y añadir poco a poco la crema de turrón. Con el pequeño rasgado de la superficie conseguiremos que se junten las dos capas como si fuesen una, de esta manera tan similar al bizcocho bicolor, nos quedará perfecta.
  3. Seguimos con el horneado de la tarta hasta que cuando pinchemos con un tenedor o palillo salga limpio. Tapadla con papel de aluminio hasta casi el final de la cocción para que no se queme y los últimos 5-8 minutos la dejamos destapada para que pille un bonito color dorado.
  4. Retiramos del horno y dejamos enfriar fuera del mismo durante unas horas.

Presentación de la tarta:

  1. Desmoldamos con cuidado, esta tarta gana un montón de un día para otro y como mejor está es fría.
  2. Para decorar usé más chocolate, yo uso uno con cacao al 70% Valor tipo cobertura, pero si os gusta con menos potencia podéis emplear la típica tableta de chocolate con leche. Recordad que le añadiremos mantequilla, con lo que el sabor a chocolate se diluirá y tampoco queremos perder todo el sabor a cacao.
  3. Troceamos el chocolate, cuanto más fino quede mejor se fundirá. Calentamos el chocolate troceado al baño maría a fuego lento, casi tibio, sin dejar de remover con las varillas hasta que obtengamos una crema homogénea y suave. No debemos calentar el chocolate más de lo necesario, con 3-4 minutos será suficiente. Retiramos del fuego y dejamos que se temple. Si no queréis hacerlo al baño María podéis utilizar el microondas, fundiendo el chocolate en fracciones de medio minuto para que no alcance mucha temperatura o se nos quemará.
  4. Añadimos la mantequilla en pomada y la volcamos encima del chocolate, mezclando bien para integrar los dos ingredientes. Dejamos que se temple y lo metemos en una manga pastelera o en uno de los inventos de Lekué, el decomax (un utensilio con múltiples posibilidades, tiene 6 boquillas para decorar galletas y tartas con mensajes, puntos, bolas, flores, cuerdas, conchas…). Yo no me compliqué la vida, líneas de chocolate cruzadas en cuadrícula tal como se ve en la foto. El aspecto, cómo no, de rechupete.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir