Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Tarta de queso al horno

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • 5/5
  • 2 votos
Tarta de queso al horno

Info.

Ingredientes para Tarta de queso al horno

  • 300 g de queso crema para untar (vuestro preferido)
  • 6 huevos
  • 120 ml. nata 35% M.G. (crema de leche o nata para batir)
  • 50 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 120 g de almidón de maíz (Maicena)
  • La ralladura de la piel de 1 limón y el zumo de la mitad del mismo
  • 150 g de azúcar blanquilla y 30 g de azúcar glass (para decorar la tarta)
  • Una pizca de sal
  • 1 sobre blanco de gasificante

Cuando se junta la familia en Ourense esta tarta no puede faltar, la clásica tarta de queso al horno de mi madre, que ahora triunfa en mi casa en Madrid. Esta tarta de queso tiene un toque a souffle de queso pues sube un montón en el horno, para que se va a salir del molde pero luego baja y queda un textura esponjosa que le da a la tarta un toque delicioso.

He sustituido la harina de trigo de la original por almidón de maíz (Maicena), con lo que es apta para celiacos, una tarta sin gluten para que disfrute todo el mundo. Cuando la pruebas es imposible no repetir o llevarte la receta para la casa. De la última no quedaron ni las migas, si os gusta el sabor del queso tal cual no es necesario acompañarla de mermeladas ni salsas, pues queda muy jugosa. De todas las tartas de queso al horno que tengo en el blog está es mi favorita, le añado un toque cítrico con limón que acompaña muy bien al queso, que sin duda le aporta un punto aromático mejorando su sabor.

La puedes tomar caliente o templada y es una tarta de queso ligera si te gusta más fría. Una versión de la tarta de mi madre que gana sabor y matices nuevos, imaginación al poder. De esta manera completaremos las recetas de postres con nuestras tartas de queso preferidas, podéis curiosear esta tarta de queso fácil. Os dejo con esta tarta de queso de chuparse los dedos y de las más ricas que conozco, se funde en la boca cuando te la tomas y tiene un sabor delicadísimo. 

Preparación de la tarta de queso al horno

  1. Elegimos el molde que más os guste, en este caso me he decidido por un molde cuadrado de 30 cm por 30 cm. Lo engrasamos con la mantequilla y reservamos.
  2. Precalentamos el horno a 160º C, calor arriba y abajo. Introduce en la bandeja del horno (que irá en el medio del horno) agua caliente y dejamos que se mantenga la temperatura del agua con el calor del horno, esta tarta de queso se hace al baño María, solamente la parte de abajo de la tarta pero es un proceso similar. El agua debe tener una altura de 1 cm. aproximadamente, parte se va a evaporar en el horno.
  3. Separamos las claras de las yemas, ponemos cada cual en un cuenco limpio y seco, sin restos de grasa. Vamos a montar claras, es recomendable que usemos un robot de cocina o una batidora con varillas, si no os vais a dejar el brazo en el intento. En un bol grande, echamos las claras reservadas y las montamos junto a 1 pizca de sal y el sobre del gasificante (es un sobre blanco del gasificante de repostería que venden en Mercadona y otros supermercados). Cuando estén casi montadas, añadimos poco a poco los 50 g. de azúcar y seguimos batiendo. Cuando estén prácticamente listas, paramos y reservamos en la nevera.
  4. Ponemos el queso crema, la mantequilla y la nata o crema de leche en un bol grande. Batimos hasta que se integren perfectamente. Incorporamos la harina de maíz a la mezcla anterior junto con las yemas de huevo, el resto del azúcar blanquilla, el zumo de limón y  la ralladura del mismo (sin llegar a la parte blanca, que luego amarga la tarta). Juntamos todo muy bien, nos podemos ayudar de la batidora.
  5. Añadimos las claras a punto de nieve a la mezcla del queso y removemos con una espátula y con movimientos envolventes hasta juntar todo bien, intentando que no se bajen mucho las claras. Vertemos en el molde engrasado y al horno.
  6. Horneamos al baño María durante unos 55 minutos aproximadamente, cuando queden 5 minutos de horneado pinchamos con un tenedor para ver como va la tarta. Apagamos el horno y dejamos el pastel dentro con la puerta entreabierta hasta que que el horno se enfríe un poco (5 minutos aproximadamente). Veréis como se baja la tarta, no os asustéis.
  7. Luego podemos desmoldarlo, decoramos espolvoreando por la superficie con azúcar glass, ayudándote de un colador. Estará mucho más rico al día siguiente cuando haya estado unas horas en la nevera, pero caliente o tibio también está deliciosos.

Una receta perfecta para una ocasión especial. No olvidéis servirla acompañada de mermelada de frambuesa o vuestra compota preferida, aunque el azúcar glass por encima le va perfecto. Os aseguro que no os conformaréis con uno sólo, de rechupete.

En este vídeo podréis ver como montar las claras para hacer merengue. Os servirá de explicación para que os salga de rechupete.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *