Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Tiras de naranja confitada con chocolate. Receta paso a paso.

  • 8 personas
  • Preparación media
  • 0,6 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 75 m
Receta de tiras confitadas de naranja

Ingredientes

  • 6 naranjas
  • 600 g de azúcar
  • 300 cc de agua
  • 185 g de chocolate negro 70%
  • 50 g de nata líquida
  • 30 g de mantequilla

De estas tiras podríamos decir que son golosinas para mayores. Y digo para mayores porque a mí de pequeño no me gustaban nada, pero con la edad los gustos cambian y el toque entre el amargo de la naranja y el dulce del chocolate hacen las delicias de mis treinta y tantos…jeje. A esta delicatessen de naranja le va muy bien el chocolate, pero si no os gusta la combinación podéis preparar esta receta para adornar otros dulces, por ejemplo el tradicional Roscón de Reyes de Nadal. Además el almibar resultante de la cocción ha sido un gran descubrimiento pues se puede emplear como “miel” de naranjas para endulzar cualquier postre, bizcocho o yogurt. Impresionante, todo se puede aprovechar.

Mi elaboración es muy sencilla y relativamente rápida (hay otras fórmulas con blanqueados y más horas de cocción), así que si queréis el confitado más natural y con el propio sabor de la fruta subido de dulzor, os animo que probéis con este método. La primera vez que hice este postre las tiras de naranja me quedaron un poco amargas (muy buenas de igual manera) pero me comentaron un truquillo y tras una segunda prueba donde todo quedó perfecto os presento la receta definitiva. Aquí la tenéis paso a paso con las modificaciones pertinentes y para que os animéis a hacerla en casa, de verdad que no tiene nada que ver a las que venden de manera industrial… Simplemente deliciosas.

Preparación de las tiras de naranjas confitadas:

  1. Lavamos muy bien las naranjas o el cítrico que vayamos a utilizar (los valientes pueden probar con limón o lima), si tenéis un cepillito mejor que mejor. Secamos con un poco de papel absorbente.
  2. Cortamos la parte de arriba y de abajo de la naranja y la aposentamos en una tabla de cortar (de manera muy similar a cuando cortamos una cebolla). Una vez que tenemos la naranja fija será mucho más fácil de manipular. Hacemos unos cuantos cortes en la piel de manera horizontal (por ejemplo 5 tiras) y la sacamos como cuando pelas una naranja para comerla. Retiramos parte del blanco de la cáscara si vemos que tiene mucho, pues puede llegar a amargar más de lo necesario.
  3. Ponemos una cazuela grande con el agua al fuego y cuando empiece a hervir echamos las pieles de naranja y cocemos durante 5 minutos, sacamos del agua y escurrimos. Tiramos ese agua y volvemos repetir la misma operación otros 5 minutos. Con este proceso quitamos cualquier impureza que pueda quedar en la piel de la naranja y a la vez blanqueamos la piel del cítrico. Ahora es del momento de cortar en varias tiras de 6 cm de largo y 5 mm de ancho (medida aproximada), perfectas para confitar.
  4. En otra cazuela calentamos el azúcar con el agua hasta que se disuelva todo y se haga sirope (jarabe concentrado de agua y azúcar). Echamos las tiras de naranja y dejamos cocer durante 1 hora y media aproximademente a fuego medio hasta que la naranja se confite. Debe quedar un poco translúcida a la luz.
  5. Cuando las tiras de naranja confitada estén hechas la escurrimos y colocamos despegadas unas de otras en una rejilla (la que trae el horno sirve perfectamente) hasta que escurra el exceso de azúcar. Una vez que estén frías reservamos para el siguiente paso.

Mezcla de las tiras de naranja con el chocolate:

  1. Calentamos en un cazo la nata líquida y cuando veamos que empieza a hervir retiramos del fuego. Cortamos el chocolate en trozos y los añadimos al cazo. Removemos muy bien hasta que el chocolate esté integrado con la nata y tengamos una crema densa. Añadimos la mantequilla y mezclamos con la crema hasta que esté perfectamente ligada, ésta le dará brillo a nuestra cobertura de chocolate.
  2. Una vez que tenemos las tiras confitadas escurridas y son más fáciles de manipular las vamos introduciendo una a una en el chocolate de cobertura. Podemos cubrir toda la tira o sólo a la mitad, como más os guste.
  3. Dejamos reposar en una bandeja con papel vegetal o sulfurizado y si es un sitio fresquito mejor, así enfriará antes y el chocolate quedará perfecto.
  4. Guardadlo en un bote o en un tarro bien cerrado y os durará un montón de tiempo, incluso varias semanas… bueno en mi casa no pasó de 4 días, pero no por la caducidad sino por golosos.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir