Recetas de rechupete

Recetas de postres y dulces

Torrijas de Roscón de Reyes. Receta paso a paso.

  • 8 personas
  • Preparación fácil
  • 0,5 euro/persona
  • Tiempo de preparación: 20 min
Receta de torrijas de roscón de reyes

Ingredientes

  • 1 Roscón de Reyes mediano (da para unas 15 torrijas de 1,5 a 2 cms. de grosor)
  • 1/2 l de leche entera
  • 4 huevos
  • 1 palo de canela-rama o 1 cucharadita de canela en polvo
  • 1 vaina de vainilla o 1 cucharada de esencia de vainilla
  • la cáscara de medio limón o esencia de limón
  • 200 g de azúcar blanca y 1 cucharada de canela molida (para el rebozado de las torrijas)
  • 1 l de aceite de oliva virgen extra Ilove

Torrijas y roscón de Reyes, dos de mis postres preferidos unidos en uno sólo ¿por qué no? Después de preparar en estas navidades siete roscones ya se me han quitado un poco las ganas de comerlo y tenía uno por ahí en el punto de mira para hacer unas torrijas. Al fin y al cabo el roscón es casi un brioche y de este bollo salen una torrijas increíbles. Como ya os comentaba en la receta de pañuelos de crema este postre es uno de los más tradicionales de la repostería española, tanto si está hecho con pan normal como con roscón, brioche o pan de torrija. Un plato sencillo basado en una rebanada de pan empapada en leche, rebozada en huevo, frita en aceite de oliva y aromatizada al gusto con almíbar o azúcar y canela. Su historia es bien curiosa, se remontan al siglo XV y al parecer eran un alimento indicado para la recuperación de parturientas ¿qué os parece?

Muchos de vosotros/as os habéis animado a mandarme la foto de los roscones de Reyes que habéis hecho estas navidades, he de decir que la mayoría tienen mejor pinta que el mío…jeje. Me gustaría dar las gracias en especial a María de los Santos, Fátima Lastra, Jorge Álvarez, Mª Rosa Farell, Pindolina, Rosa Mari y Eva Marsua, he añadido vuestros roscones al albúm de las torrijas. El año pasado la receta de Roscón la visitaron 9729 personas en el blog y 5862 vieron el paso a paso en Flickr, me parece todo un éxito así que el año que viene más y mejor, mejorando la receta lo posible para que salga de rechupete. Bueno pues ya sabéis, si os sobra roscón de estas navidades (que va a ser lo más complicado) podéis animaros con esta receta.  

Preparación de la leche infusionada (opcional):

  1. El primer paso es preparar los ingredientes con los que vamos a aromatizar la leche. Lavamos muy bien el limón y pelamos su piel de manera fina, sin mucho blanco que luego nos amargue el postre. Abrimos la vaina de vainilla  y sacamos las semillas que reservaremos para añadir más tarde a la leche.
  2. Calentamos la leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición. Bajamos la temperatura y retiramos del fuego, añadimos las semillas de vainilla, la piel del limón y por último la rama de canela. Dejamos todo en reposo durante 5 minutos (infusionando la leche).
  3. Calentamos la leche de nuevo a temperatura media durante 10 minutos con la vainilla, la piel de limón y la canela. Después de la cocción pasamos por un colador para eliminar impurezas.

Si no tenemos tiempo os doy otra posibilidad más rápida aunque menos efectiva. Sólo tenemos que añadir a la leche una cucharadita de esencia de vainilla, unas gotas de esencia de limón y canela en polvo, juntamos todos los sabores y aromas con unas varillas y ya la tenemos en un plis plas para impregnar las rebanadas de Roscón. Os aconsejo la primera forma pero esta también dado que el roscón ya lleva aroma de azahar, limón, un poco de ron y vainilla (es imposible que las torrijas estén malas).

Preparación de las torrijas de Roscón de Reyes:

  1. Cortamos el Roscón de Reyes en rodajas de 1,5 a 2 cm de grosor aproximadamente, recordad que estamos aprovechando uno que ya no se pueda comer así que no se os ocurra hacerlo con uno fresco. Estas torrijas están hechas con el Roscón de hace 3 días.
  2. Escogemos un recipiente cómodo para ir mojando las rebanadas de Roscón y lo llenamos con la leche aromatizada y fría que hemos preparado anteriormente.
  3. Batimos los huevos hasta que espumen un poco y añadimos dos cucharadas de leche infusionada, volvemos a batir y colocamos en otro plato que sea cómodo para mojar las rebanadas antes de freir.
  4. Ponemos una sartén con aceite de oliva y calentamos a fuego medio. A mi me gusta freir con un buen aceite de oliva (como ya sabéis de Ilove Aceite) pero si queréis evitar un exceso de espuma que se forma con el huevo al freír, sólo tenéis que cambiarlo por aceite de girasol aunque el sabor cambia totalmente. En este caso yo le quité los restos de huevo y ya está. Otro truco es poner la mitad de la cascara del huevo limpia a la hora de freír.
  5. Mientras se calienta el aceite bañamos las rebanadas de Roscón en la leche. Le damos la vuelta para que se impregnen bien pero que no chorreen. Pasamos la torrija por el huevo batido y de ahí a la sartén con el aceite caliente. A la hora de freír la temperatura del fuego que no esté ni muy fuerte ni muy floja, lo suficiente para conseguir el tono tostado deseable (unos 3 ó 4 minutos por cada tanda de torrijas).
  6. Freímos las torrijas de Roscón por los dos lados hasta que estén doradas. Retiramos a un plato con papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite y quitamos posibles restos de huevo.
  7. Llenamos un recipiente ancho con azúcar y canela en polvo (unas dos cucharaditas de canela en polvo por cada 100 g de azúcar) y mezclamos bien con un tenedor. Rebozamos las torrijas aún calientes en esa mezcla, que se impregnen bien.
  8. Dejamos enfriar y degustamos a temperatura ambiente o frías, simplemente deliciosas.

Una manera distinta de comer torrijas navideñas y aprovechar el Roscón del día de Reyes.

Además en Facebook he propuesto como 5 reto que elaboréis vuestras torrijas de Semana Santa, según la receta del blog. El resultado ha sido un éxito, 46 de vosotros/as habéis participado. Muchas gracias a todos/as y felicidades a Pilar Romero por ganar el sorteo, se lleva un estupendo libro de “Postres de rechupete“.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Imprimir