Cocina & recetas

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Torrijas rellenas de crema pastelera

Compartir Twittear
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Full
  • Custom Half
  • 4.3/5
  • 8 votos
Torrijas rellenas de crema pastelera

Info.

Ingredientes para Torrijas rellenas de crema pastelera

  • 1 barra de pan del día anterior o una barra específica para torrijas (de venta en casi todas las pastelerías).
  • 1 l y medio de leche entera.
  • 1 rama de canela o canela en polvo
  • 3 huevos medianos.
  • La cáscara de un limón y una naranja
  • 100 g. de azúcar glas avainillado
  • 1/2 l de aceite de oliva virgen extra suave para freír
  • 250 ml de crema pastelera

Cómo hacer torrijas rellenas de crema pastelera. Semana Santa, vacaciones para unos, devoción para otros. En estas fechas las pastelerías de toda España se llenan ya de cientos de torrijas, delicias dignas de los más larpeiros.

Para mi sin duda es el mejor postre de estas fechas, de lo mejorcito de nuestra gastronomía. Un dulce tan simple y tan rico que con el que aprovechamos los restos de pan duro. En esta receta le he dado una vuelta de tuerca a la torrija clásica, una variante que ha vuelto loco a toda mi familia y a los compañero de trabajo de mi novia, estas torrijas con crema pastelera.

Si os apetece sorprender con algo distinto, os aconsejo que este año os animéis con ellas, se convertirán en un clásico de vuestra cocina. La crema pastelera con la opción que os doy se hace de una manera muy sencilla y el proceso, que parece complicado, será igual de sencillo que con las torrijas de toda la vida.

En estas fechas encontraremos una variedad de torrijas increíbles en todas las pastelerías de España. Imaginaros la opción que os presento hoy, un torrija de leche con crema pastelera. Un postre que convierte en una tostada de pan suave con sabor dulce intenso a leche, cítricos, un toque perfecto de canela y un relleno de crema avainillada. No se puede pedir más, una combinación perfecta, una delicada exquisitez. Espero que os guste y la prepararéis en casa, disfrutad de estos días de merecido descanso.

Preparación de la leche infusionada

  1. El primer paso es preparar los ingredientes con los que vamos a aromatizar la leche que empapará las torrijas, para ello mezclamos la leche con la nata líquida.
  2. Lavamos muy bien el limón y la naranja, pelamos su piel de manera fina, sin mucho blanco, para evitar que luego nos amargue el postre. A la leche que empapará nuestras torrijas le he aportado un toque dulce con un azúcar avainillado.
  3. Calentamos la leche a fuego medio casi hasta el punto de ebullición. Bajamos la temperatura y retiramos del fuego, añadimos el azúcar avainillado, la piel de los cítricos y por último una cucharadita de canela en polvo.
  4. Dejamos todo en reposo durante 5 minutos con la tapadera puesta, es decir, infusionando la leche. La leche debe estar tibia o fría cuando la empleemos para empapar las torrijas.
  5. Colamos y reservamos en un cuenco grande donde luego empaparemos nuestras torrijas.

Preparación de la crema pastelera

  1. Vamos a hacer la clásica crema pastelera a la que os tengo acostumbrados, es una crema muy sencilla de hacer.
  2. En el siguiente vídeo tenéis todos los consejos para prepararla y que os salga perfecta.

Preparación de las torrijas de crema

  1. Una vez que la crema pastelera y la leche infusionada haya enfriado.
  2. Cortamos las rebanadas de pan con un cuchillo de sierra, deben ser de 3 cm. y medio aproximadamente para que podamos rellenarlas con la crema.
  3. Hacemos un corte en medio sin llegar a separar ambas partes, nos quedará como un libro abierto.
  4. Escogemos un recipiente cómodo para ir mojando el pan elegido para las torrijas. Lo llenamos con la leche infusionada y fría que tenemos reservada.
  5. Llenamos una manga pastelera o incluso con la ayuda de una cuchara. Reservamos.
  6. Batimos los 3 huevos restantes hasta que espumen un poco y añadimos dos cucharadas de leche infusionada. Volvemos a batir y colocamos en otro plato que sea cómodo para mojar las torrijas antes de freír.

Fritura de las torrijas y presentación final

  1. Ponemos una sartén con aceite de oliva virgen extra suave y calentamos a fuego medio.
  2. Mientras se calienta el aceite bañamos las rebanadas de pan en la leche infusionada. Le damos la vuelta para que se impregnen bien pero que no chorreen.
  3. Abrimos con cuidado por el corte hecho previamente rellenando con la crema pastelera. Si el pan no es especial para torrijas, como el que he utilizado, debéis dejar un poco más de tiempo para que se empapen de leche.
  4. Las pasamos por el huevo batido que ya tenemos preparado y de ahí directamente a la sartén con aceite bien caliente.
  5. Freímos las torrijas por todos dos lados hasta que estén doradas. Nos ayudamos de un tenedor para ir dando la vuelta a la torrija.
  6. Retiramos a un plato con papel de cocina absorbente para retirar el exceso de aceite.
  7. Espolvoreamos las torrijas de crema con un poco de azúcar glas avainillado y las dejamos enfriar. Mejor comerlas a temperatura ambiente o frías, simplemente deliciosas.

Y recordad que las torrijas están mejor de un día para otro. Como podéis ver en las fotos he dejado que sudaran. Así se recubren de una capita de almibar dulce y suave del propio relleno que las hacen supremas. Vamos, de rechupete, no lo dudéis.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *