Aceitadas zamoranas de Semana Santa

Compartir Twittear
3.4/57 votos
Aceitadas zamoranas de Semana Santa

Info.

Ingredientes para Aceitadas zamoranas de Semana Santa

  • 250 g de harina de trigo de todo uso
  • 1/2 cucharadita de canela en polvo
  • 110 g de aceite de oliva virgen extra, preferiblemente de la variedad Arbequina
  • 110 g de azúcar
  • 1 huevo M
  • 30 g de licor de anís

Cómo hacer aceitadas zamoranas de Semana Santa.

Las aceitadas son unas pastas tradicionales de la Semana Santa de Zamora que, como sabréis, está declarada Fiesta española de Interés Turístico Internacional.

Su celebración se remonta al siglo XIII, una de las más antiguas de España, y desde el año 2015 goza del privilegio de ser considerada de Bien de Interés Cultural.

En lo gastronómico y, concretamente en el capítulo dulce, Zamora se caracteriza por sus torrijas, sus almendras garrapiñadas y, por supuesto, sus aceitadas.

Estas pastas tan típicas de la Pascua zamorana se caracterizan por el uso de aceite como única grasa, de ahí el nombre. Nada de mantequilla, ni manteca, productos de origen animal. Con esto se podían tomar durante la Semana Santa, lejos de las prohibiciones religiosas.

Son unas pastas de textura un poco dura, aromatizadas con anís y que no solo están deliciosas sino que huelen a gloria, especialmente durante su horneado.

Son perfectas para entonar el cuerpo después de las procesiones nocturnas, cuando se llega a casa con el frío en los huesos, para una merienda en familia o, simplemente, para disfrutar de un bocado dulce cuando el cuerpo nos lo pida.

Preparación de las masa de las aceitadas zamoranas de Semana Santa

  1. Mezclamos la harina y la canela molida y tamizamos sobre un recipiente amplio en el que iremos incorporando el resto de ingredientes.
  2. Agregamos el azúcar y el aceite de oliva virgen extra. Removemos con una cuchara de madera hasta incorporar completamente.
  3. A continuación añadimos el huevo batido, del que habremos reservado previamente una cucharada (lo usaremos para pincelar las aceitadas una vez formadas y listas para ir al horno).
  4. Agregamos el licor de anís y mezclamos de nuevo hasta incorporar todos los ingredientes y obtener una masa homogénea. Podemos ayudarnos de las manos y amasar, pues es una masa densa y difícil de manejar con una cuchara de madera.
  5. Boleamos la masa y la reservamos en el mismo recipiente tapada con film transparente, dejando que repose treinta minutos. Con esto conseguimos que el gluten se relaje y se amalgamen todos los ingredientes.

Forma y horneado de las aceitadas zamoranas de Semana Santa

  1. Dividimos la masa en el número de aceitadas que queramos hornear. Nosotros la hemos pesado y dividido en nueve porciones del mismo peso, pero podéis hacer la tarea a ojo y hacer más o menos cantidad. Al gusto.
  2. Formamos una bolita con cada porción de masa y las colocamos sobre una bandeja de horno forrada con papel vegetal o un silpat.
  3. Aplastamos cada bolita con la palma de la mano, procurando no dejarlas demasiado finas.
  4. Cortamos una pequeña cruz en la superficie, con ayuda de un cuchillo afilado. Pincelamos con el huevo batido que tenemos reservado.
  5. Cocemos en el horno, pre calentado a 170ºC con calor arriba y abajo,  durante aproximadamente 18-20 minutos o hasta que comiencen a dorarse.
  6. Una vez cocidas las dejamos reposar unos cinco minutos y posteriormente las retiramos a una rejilla para que se enfríen por completo.
  7. Las aceitadas han de quedar ligeramente firmes al tacto y endurecerán más aún con el reposo.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de aceitadas zamoranas en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrán perfectas.

Galería de la receta

Consejos para unas aceitadas zamoranas de Semana Santa perfectas

  • La masa de las aceitadas es muy agradecida y fácil de manejar, pero es importante darle el punto de grasa y harina para que no quede demasiado seca o, por el contrario, demasiado grasa. En un caso u otro podemos ajustarla añadiendo algo más de harina o un poco de agua.
  • No os paséis con el horneado pues, aunque las aceitadas han de quedar duras al tacto, endurecerán más durante el enfriado. Aunque sean unas pastas duras, tampoco queremos que se nos rompan los dientes al comerlas.
  • Aguantan en perfecto estado durante días, aunque seguro que vuelan de vuestras cocinas en menos de 24 horas.
  • En caso de querer hacer más cantidad, no tenéis más que doblar el peso de los ingredientes indicados.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados