Adobo de cerdo al estilo filipino con arroz basmati

Fácil75 min.4 pers.
4.3/53 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Adobo de cerdo al estilo filipino con arroz basmati

Ingredientes

  • 1 kg. de magro de cerdo
  • 120 ml. de salsa de soja
  • 120 ml. de vinagre de arroz (si no tiene añade 80 ml. de vinagre de vino blanco)
  • Sal (6 g. aprox.)
  • Pimienta negra recién molida (1/2 cucharadita tipo postre)
  • 3 dientes de ajo
  • 1 cebolla morada o 1 cebolleta
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde
  • 4 hojas de laurel
  • 2 rodajas de piña natural o en su jugo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva suave o aceite de coco
  • Cómo guarnición: Arroz basmati

El plato del que venimos a hablar hoy se trata de un adobo de cerdo procedente de Filipinas. Aunque su origen es algo complicado de determinar se conocen determinados aspectos del mismo sobre la forma en la que ha llegado a ser uno de los platos más comunes y amados por los filipinos.

Al tratarse de una receta de carne tradicional, no existe una manera correcta de prepararlo, pero aun así todo el mundo disfruta al comerlo, les apasione la cocina o no. Son varios los detalles de su preparación que se encuentran en discusión, aunque lo que si está claro es que todo el mundo debería probarlo.

Realmente, en esta receta de cerdo lo que hacemos es condimentar la carne con pimienta negra y ajo, que luego se estofan en vinagre de arroz, el reposo es muy importante para que pillen todos los sabores. Este es un aspecto que tienen en común todas las preparaciones de este plato, como la base de este plato, aunque luego el tema de añadir uno u otro vegetal o el tema de la piña, es ya de debate general.

El tiempo total de preparación es de 1 hora y 15 minutos, aunque el reposo de la carne con el adobo es de una noche más o menos. Lo mejor es dejarlo en la nevera por la noche para prepararlo al día siguiente. ¿Te animas a prepararlo?

Preparación del adobo de cerdo al estilo filipino

  1. El primer paso para elaborar este plato será trocear el magro de cerdo en pequeños tacos y después picaremos la cebolla morada y los pimientos en cuadradito o brunoise. Reservamos.
  2. A continuación, laminaremos los ajos y los introduciremos junto con los ingredientes que acabamos de preparar, en un bol grande. Agregamos las mismas medidas de vinagre de arroz y la salsa de soja (120 ml de cada una). Seguidamente incluiremos el laurel y dejaremos que se marine nuestra carne durante unas cuantas horas. Es recomendable dejarlo preparado para el día siguiente.
  3. En una cacerola o cazuela grande pondremos 4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra (en Filipinas se suele emplear aceite de coco) y dejaremos que la carne se dore sin haber agregado el resto de los ingredientes. Tardará 10 minutos durante los cuales tendremos que remover para que se haga por todos sus lados.
  4. Añadimos el marinado y dejamos que se cocine durante unos 50 minutos a fuego medio bajo. En el caso de que se seque excesivamente, podremos añadir un poco de caldo de carne o agua ya que la carne debe incorporar todo su sabor al mismo tiempo que se carameliza.
  5. El tema de la piña va al gusto de cada casa, a mi me encanta el toque agridulce que le da a esta receta, pero es un ingrediente opcional. Se añadiría a mitad de la cocción, con un poco del jugo de la piña si lo tenemos.
  6. Rectificamos el punto de sal (recordad que hemos adobado con salsa de soja, con lo que debemos probar antes para evitar que quede salado) y agregamos la pimienta negra recién molida para darle más intensidad. Después pasaremos a preparar el arroz basmati (podéis directamente al link anterior para saber como prepararlo) o la guarnición que hayas elegido (las patatas fritas son éxito asegurado). ¡Qué aproveche!

Origen o historia del adobo de cerdo

Los viajeros malayanos desembarcaron en un principio en Filipinas y es sabido que empleaban sal y vinagre para conservar en buen estado los alimentos, de forma que se alargase su período de vida útil. El clima propio de la zona de estas islas, tropical cálido, hace que la aparición del vinagre se dé en las recetas de mayor tradición, antes de que llegase a nuestras vidas la refrigeración. En Filipinas, ya se preparaba la carne en sal y vinagre, previamente a la llegada de comerciantes chinos.

En algunos casos, los comerciantes chinos se instalaban en el país para vender sus productos por la región. Fueron ellos los que trajeron determinados ingredientes que más tarde, acogieron las personas que habitaban el lugar. Algunos de estos fueron la salsa de soja o los fideos “pancit”. En numerosas partes de Filipinas, en lugar de emplear sal, se comenzó a utilizar la salsa de soja y es por eso por lo que hoy en día se trata de un ingrediente necesario para la preparación de cualquier tipo de adobo a nivel familiar.

Cuando los españoles llegaron y observaron la forma en la que los filipinos empleaban el vinagre como marinado de pescado, pollo y cerdo, comenzaron a emplearlo de igual manera y ese es el motivo por el cual la palabra “adobar” quiere decir salsa de escabeche. Pedro de San Buenaventura, decidió etiquetar es versión de adobo como “adobo de los naturales”, aunque esta forma de nombrarlo ha quedado un poco anticuada.

En cada región filipina, podemos encontrar determinados productos con perfiles de sabores distintos y por ese motivo existen tantas variaciones de la forma en la que se elabora el adobo en este lugar. En las zonas en las que predominaba el marisco se elaboraba el adobo a base de tinta de calamar o adobo ng pusit.

Sin embargo, en la zona sur de Luzón, la leche de coco era el principal ingrediente popular por lo que se utilizó para adobar junto con chiles verdes. Son numerosas las formas en las que podemos elaborar el adobo y es que en Filipinas se incluyen ingredientes como el hígado, las hojas de laurel, azúcar e incluso patatas.

El adobo constituye una forma de preparación, no una receta en sí y el sabor que produce la utilización del vinagre se consigue gracias a una cocción tipo guiso a fuego lento. Se intensifica aún más el sabor de la carne logrando una salsa apetitosa y suave que suele venir acompañada de arroz basmati. El adobo ha sufrido un intenso viaje debido a la fusión de culturas que estoy seguro debes probar en casa. ¿Te he convencido?

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Yolanda dice:

    Debe de estar tan buena tan buena que ya la imprimí y la semana que viene compraré cerdo para preparar el fin de semana, no sabes cuántas recetas tuyas hago jaja, me encantan tus recetas, unas las adapto para nuestra situación (Venezuela) pero otras en que puedo conseguir todos los ingredientes me tiro completica jajaj. Mi biscocho favorito? el tuyo de yougurt, no sabes cómo les gusta también a mis vecinas que vienen a tomar cafesito en casa en una tarde lluviosa como ésta!!! Saludos Alfonso!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.