Almohadillas dulces. Postre tradicional toledano

Fácil120 min.10 pers.
4.6/59 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Almohadillas dulces. Postre tradicional toledano

Ingredientes

  • 1 vaso de aceite de oliva virgen extra
  • 1 vaso de vino blanco
  • 200 g de azúcar
  • 300 g de harina de trigo y la que pida la masa
  • Aceite vegetal en abundancia para freír
  • Canela molida, cantidad al gusto

Cómo hacer almohadillas dulces.

Lo que nos gustan las recetas tradicionales no está escrito. Por eso hemos querido probar a hacer las almohadillas, un dulce típico del pueblo toledano de Guadamur.

Son un dulce de sartén, como muchos otros tan característicos de nuestra gastronomía (rosquillas, torrijas, pestiños, buñuelos, etc), para los que no se necesitan más que un puñado de ingredientes básicos y económicos. Aunque en Toledo rivalizan con sus mazapanes en fechas navideñas, pero si te gusta el dulce, os aconsejo que tengáis los dos tipos en vuestras mesas.

En Guadamur se suelen preparar en otoño e invierno, porque son bastante y el tipo de bocado que pide el cuerpo en los meses de frío. No obstante no están ligadas a ninguna festividad ni mes del año, así que hay luz verde a la hora de hacerlas y comerlas. A nosotros nos parecen perfectas para celebrar un cumpleaños u otra ocasión especial o Navidad.

El nombre le viene dado por el hecho de que la masa, que se estira finamente y se corta en rectángulos, se hincha en contacto con el aceite caliente, quedando hueca por dentro y con forma de almohadilla. Recuerda ligeramente a las “orejas de entroido” gallegas, aunque estas tengan otra forma igualmente característica.

La masa se puede aromatizar con anís y limón o naranja, pero en su fórmula básica están ya deliciosas. Para ello habría que calentar el aceite con una cucharadita de anís en grano y la piel del cítrico que más nos guste y dejarlo enfriar antes de usar para elaborar la masa. Nosotros hemos hecho la receta básica y nos parece la bomba, no imaginamos cómo puede mejorar la cosa si le metemos un poco de sabor y aroma. Uffff.

Preparación de la masa de las almohadillas

  1. Volcamos la harina en un recipiente amplio y hondo y hacemos un hueco en el centro, a modo de volcán. En su interior vertemos el vino blanco y el aceite, que tiene que estar frío. Removemos de dentro hacía fuera para ir incorporando la harina poco a poco.
  2. Cuando no podamos remover más porque la mezcla esté demasiado espesa, usamos las manos (bien limpias) para amasar sobre una superficie de trabajo.
  3. Como ocurre con todas estas recetas tradicionales, la cantidad de harina es orientativa y es posible que necesitemos añadir más. Debemos obtener una masa suave y elástica, pero que no se pegue a las manos.
  4. Tomamos porciones de la masa y las extendemos finamente con ayuda de un rodillo. Sí tenemos una mesa grande podemos estirar toda la masa junta y ahorrar algo de tiempo, pero lo más probable es que tengamos que hacerlo por porciones.

Preparación de las almohadillas, fritura y presentación final

  1. Cuando la masa esté estirada la cortamos con un cuchillo afilado en forma de tiras rectangulares.
  2. Calentamos abundante aceite en una sartén y dejamos caer en su interior tres o cuatro rectángulos de masa, no más. Es mejor freír de poco en poco para que la temperatura del aceite no baje.
  3. Notaremos cómo la masa se hincha en contacto con el aceite caliente. Las volteamos para que se doren por ambos lados y las retiramos a un plato cubierto con papel absorbente. Repetimos la operación tantas veces como sea necesario para terminar con la masa.
  4. El último paso antes de terminar es rebozar las almohadillas en una mezcla de azúcar y canela molida. Esto es conveniente hacerlo cuando todavía están calientes para que el rebozado se adhiera a las almohadillas. Lo mejor es tener un plato preparado con la mezcla para que, según salen de la sartén y escurren, las podamos rebozar.
  5. Emplatamos y servimos recién hechas.

Aquí tenéis un paso a paso en fotos estas deliciosas almohadillas dulces. No os perdáis detalle para que os salgan perfectas.

Galería de la receta

Consejos para unas almohadillas perfectas

  • El aceite de la fritura tiene que estar muy caliente para que las almohadillas se formen y queden crujientes.
  • Podemos aromatizar la masa con limón, naranja y/o anís. Para ello calentamos el aceite de la masa junto con los aromas elegidos y lo dejamos enfriar completamente antes de colar y empezar la receta.
  • Con estas cantidades salen muchas almohadillas. Si no se comen todas en el momento, lo mejor es guardarlas en un recipiente hermético para que no pongan blandas.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.