Arroz con confit de pato y verduras

Fácil55 min.4 pers.
3.6/57 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Arroz con confit de pato y verduras

Ingredientes

  • 320 g. de arroz bomba La Fallera
  • 2 muslos de pato en confit, confitados
  • 125 g. de cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 3 cdas. de tomate triturado
  • 100 ml. de vino blanco
  • 1,5 litro de caldo de verduras
  • Unas hebras de azafrán
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal (al gusto de cada casa)

¿Qué os parece celebrar tu cumpleaños o una ocasión especial con la familia con un arroz sabroso, fácil de preparar y que a todo el mundo le va a gustar? Pues atento a la receta de arroz que os presento a continuación.

Hoy en día el confit de pato sigue siendo un producto de lujo o semi lujo reservado para las grandes ocasiones y momentos. Aunque es relativamente sencillo encontrar muslos de pato en confit ya elaborados, y con ofertas durante todo el año (excepto en Navidad). La grasa del confit es igualmente valiosa. Podemos emplearla para saltear las verduras que empleemos como acompañamiento del muslo de pato. Utilizarla para la elaboración de tortillas y huevos o en la preparación de quiches.

En el caso de nuestra receta de arroz, utilizaremos un confit ya elaborado. Aprovecharemos la grasa del confit para sofreír unas verduras y posteriormente el arroz. Este señor plato es perfecto para una ocasión especial o bien para un día de celebración, es muy fácil de hacer pues el confit ya está hecho y tenemos la base del arroz hecho, por eso es recomendable también para Navidad.

Una receta que rivaliza con el pato a la naranja o el arroz con pato que tenemos publicado en el blog. Ya sea un arroz caldosoun meloso o seco debemos emplear un arroz de primera, en este caso el arroz bomba La Fallera será perfecto, para mi, un arroz de confianza que nunca falla. Os animo a preparar este arroz con todo el sabor del confit, con la carne desmenuzada, que en realidad es un plato muy sencillo. Eso sí, el resultado es de lujo, digno de las mejores mesas y los mejores momentos.

Preparación de la base del arroz. El confit de pato y las verduras

  1. Deshilachamos los dos muslos de pato en confit y reservamos la carne. Si podemos aprovechar parte de su grasa, reservamos 2 cucharadas. Pelamos el diente de ajo y la cebolla y los cortamos en brunoise.
  2. En una cazuela baja y amplia, añadimos las 2 cucharadas de la grasa del pato y un chorrito de aceite de oliva. Añadimos la cebolla y el ajo. Sofreímos la verdura hasta que esté blandita y dorada.
  3. Añadimos la carne de pato deshilachada y la rehogamos 2 o 3 minutos. Añadimos las hebras de azafrán y una pizca de sal. Cocinamos 2 minutos más.
  4. Incorporamos el tomate triturado. Rehogamos y, sin parar de remover, lo sofreímos 2 minutos justo a la carne. Regamos con vino blanco y dejamos que reduzca unos minutos.  

Preparación del arroz y presentación final

  1. Añadimos el arroz a la cazuela y lo cocinamos 2 o 3 minutos integrándolo con el resto de los ingredientes. Removemos bien hasta que los granos estén transparentes. Cubrimos con el caldo de verduras que habremos calentado previamente.
  2. Desde el momento en que rompa el hervor, cocinamos durante 18 minutos. Dejamos reposar el arroz 5 minutos antes de servirlo.

Podéis ver todas las fotos del paso de esta receta paso a paso en este álbum.

Galería de la receta

Sobre el confit de pato para hacer este arroz

  • La palabra confit proviene del francés confire, que significa conservar. El confit es una técnica de conservación muy antigua. En la Edad Media se empleaba para la conservación de frutas y verduras y posteriormente se empleó también con las carnes.  Se cubría la carne de cerdo con manteca de cerdo  para conservarla por más tiempo. Después, en el siglo XVIII se trasladó la técnica a carnes más refinadas y costosas, como la carne de pato. En Bayona comenzó a prepararse el muslo del pato en confit para las mesas de los nobles, reyes y emperadores.
  • El auge de este plato llegó en torno a los años sesenta, con la llegada de la nouvelle cousine. Se salaba la carne y después de un reposo en el que se absorbiera bien en la carnne, se cocinaba en su propia grasa durante horas. Cuando la carne estaba lista se guardaba en un tarro de cristal sumergida dentro de la misma grasa de cocción para que la carne no tuviera ningún contacto con el aire. De esta forma se conservaba la carne durante mucho más tiempo.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. Aránzazu59 dice:

    Me encanta esta receta y la hago de vez en cuando.
    La aprendí de un amigo, genial cocinero, Aitor. El introducía algún cambio respecto a tu receta. En lugar de cebolla utilizaba puerro, no le echaba tomate y lo cocinaba al horno. Una maravilla
    Gracia, Alfonso.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.