Arroz. Lo que todavía no sabes sobre él

Compartir Twittear
5/51 voto

Lo que sabes y lo que todavía no sabes sobre el arroz

La guarnición por excelencia, la estrella de las paellas o el alimento que nos cura cuando nos encontramos mal del estómago.

Por todas estas cosas (y por muchísimas más) el arroz es el cereal que lleva con nosotros desde que tenemos uso de razón.

Como os decía en una entrada hace unos meses, para mí es uno de los imprescindibles en la cocina por su absoluta versatilidad.

Por eso hoy voy a hablaros de algunas curiosidades del arroz que puede que todavía no conozcas.

Pasado de este cereal

El arroz era caro, carísimo. De hecho se consideraba un producto de lujo como para nosotros podría ser en la actualidad la trufa, por ponerte un ejemplo.

Aunque nació en Asia, concretamente en India, donde empezó a cultivarse fue en China. Poco a poco fue llegando a Europa y América.

El presente

En Europa el primer productor de arroz (52 %) es Italia seguido de España en segundo lugar con un 20 % de la superficie total.

Futuro del arroz

Sin ir más lejos en nuestro país se consumen aproximadamente 184,8 millones de kilos de arroz. Cifra que crece anualmente en más de un 1 %. Ahí es nada.

Después de esta breve introducción al mundo arrocero, voy a contarte tooooodos los beneficios que posee este alimento.

Empieza el día, ¡con energía!

Además de ser una potente fuente de hidratos de carbono, el arroz está formado por carbohidratos que tardan tiempo en descomponerse, lo que nos proporciona un suministro constante de energía.

El arroz blanco y el integral contienen altas dosis de minerales, calcio, hierro y vitamina D. A lo que hay que añadir que el integral o el salvaje, son muy saludables por su bajo contenido calórico en colesterol y grasas saturadas, y su altísimo contenido en fibra.

Adiós a la presión

Esto lo hace ideal para el control de la presión arterial, ya que incluir arroz en tu dieta diaria, te ayudará a regular problemas como la hipertensión.

El aceite del salvado de arroz libera muchísimas propiedades antioxidantes que favorecerán a tu corazón.

También es rico en fibra insoluble. Estas fibras son las que protegen tu cuerpo contra la aparición de cáncer. 

Una buena digestión vale por dos

Los orientales son probablemente los mayores consumidores de este cereal en el mundo. Esto ocurre porque su filosofía establece la creencia de que tomar arroz ayuda a abrir el apetito, cura enfermedades (que no sabemos si es cierto o no, pero ayuda a prevenirlas) y reduce un montón de problemas digestivos.

Pero por si no lo sabías, el arroz no solo es digestivo, si no que también es diurético. Su alto contenido en fibra hace que el intestino trabaje y aumente su movilidad liberando toxinas de tu cuerpo. 

¿Rabitos de pasa? ¡Arroz!

El arroz integral, además de su alto contenido en fibra ya mencionado, contiene nutrientes que ayudan al crecimiento y mejoran la actividad de tus neurotransmisores.

Se dice incluso que hay arroces silvestres que podrían estimular estas enzimas de nuestro cerebro para prevenir el Alzheimer. Ya que, al segregar estas, se inhiben los daños que podrían ocasionar algunas toxinas dañinas en nuestro organismo.

En la variedad está el gusto

En total existen casi 7.000 variedades diferentes de arroz, solo que a nosotros nos llega una ínfima parte por nuestras condiciones climatológicas. A continuación te hablaré con más detalle de algunos de estos tipos de arroz que ya conoces.

Se clasifican en tres grandes grupos: grano mediano, de grano corto o redondo y grano largo.

El arroz blanco se obtiene después de descascarillarlo (quitar la cáscara), luego se pule y se blanquea. A pesar de ser la variedad que más consumimos es la que presenta menos vitaminas y proteínas.

Dentro del arroz blanco podemos encontrar el arroz blanco de grano corto (arroz bomba). Su grano se abre durante la cocción soltando todo el almidón y se hace más pastoso. Es ideal también para hacer arroz con leche.

El integral ya está descascarillado y limpio, pero no está pulido, es más oscuro aporta más fibra, minerales y vitaminas. Como ya habrás podido comprobar si eres fan de este tipo de arroz, es que su cocción es bastante más lenta y por tanto también es más duro.

Conocido también como arroz jazmín, el arroz Thai es de grano largo y fino y proviene como su propio nombre indica de Thailandia. A mí me encanta con curry de verduras o langostinos.

No debes confundirlo con el arroz Basmati (aromático) que se cultiva en la India y en Paquistán y es uno de los arroces más exquisitos del mundo.

Ahora que ya eres todo un conocedor o conocedora de arroces, dime, ¿qué arroz vas a prepararte hoy? Te dejo algunas recetas por si necesitas un poco de inspiración.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.