ABC

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Bacalao guisado con alcachofas

Compartir Twittear
4.9/58 votos
Bacalao guisado con alcachofas

Info.

Ingredientes para Bacalao guisado con alcachofas

  • 1 Kg de lomos de bacalao desalado (4 raciones)
  • 4 alcachofas
  • 250 gr. de setas
  • 1 puerro (parte blanca)
  • 1 cebolla
  • 1 diente de ajo
  • 3 huevos
  • 50 gr. de uvas pasas
  • 50 ml. de vino oloroso (Oporto en su defecto)
  • 100 ml. de tomate frito casero
  • 1,5 litros de caldo de pescado
  • 50 gr. de harina (para el bacalao), si hay celiacos en casa, sin gluten.
  • Zumo de medio limón (para las alcachofas)
  • Perejil fresco
  • Sal fina (al gusto)

Cómo preparar un bacalao guisado con alcachofas. En ocasiones, buscando recetas de pescado y marisco para preparar durante la semana, le doy demasiadas vueltas al tema, muchas veces lo sencillo triunfa, sin muchas florituras.

Un truco que nunca me falla es tan sencillo y práctico como juntar ingredientes que me gusten, y luego que encajen entre ellos. Pues dicho y hecho, en esta receta el bacalao y las alcachofas tienen que llevarse de maravilla.

En el blog encontraréis un montón de recetas tanto con bacalao como con alcachofas, dos productos que dan mucho juego en la cocina y ahora vamos a unirlas en un rico guiso, acompañados de unas setas. En cuanto al bacalao, no escatiméis en la calidad, es algo importante para que luego el plato esté más sabroso.

Comprad un buen lomo de bacalao salado, de Islandia, Noruega o Terranova, que son de calidad asegurada. Si queréis ahorraros el tiempo, también podéis conseguir lomos de bacalao ya desalados. Son un poco más caros pero también los hay de muy buena calidad.

Podréis encontrar un montón de ideas para incorporar el bacalao en vuestro menú diario, en tortilla, al pil pil, como buñuelos, en ensaladas, albóndigas, hervido, a la portuguesa, frito, el famoso bacalao dorado, a la parrilla, en potajes, en salazón, y por descontado, en compañía de todo tipo de salsas.

Las alcachofas le van de perlas a este guiso con bacalao. Tienen muy pocas calorías y son muy saludables. Su limpieza puede parecer un coñazo, pero con un sencillo paso a paso no moriréis en el intento.

Entre los ingredientes principales también están las setas. Si hacéis la receta en temporada, aprovechad que están en su esplendor y utilizad las que más os apetezcan. Pueden ser unos boletus, níscalos, senderuelas, rebozuelos, etc. Si no hay en los mercados, por no ser mes de setas, también os valen las deshidratadas, las que tengáis congeladas o las setas de cultivo que encontréis durante todo el año en el súper.

Antes de que os pongáis a leer la elaboración, os anticipo que este guiso está de rechupete. La primera vez ya nos conquistó en casa, y una semana más tarde volví a cocinarlo en casa de mis padres. Son también muy amantes del bacalao, y este plato les sorprendió gratamente.

Cómo desalar el bacalao

  1. La opción tradicional es comprar bacalao salado y desalarlo. Si queréis saltaros este paso, encontraréis lomos ya desalados, de buena calidad.
  2. Si la pieza salada es grande, mejor cortarla en trozos. Los desalaremos en abundante agua. Los trozos más gruesos necesitarán 48h, cambiando el agua cada 6 horas. Los más finos, llevarán al menos 36h, con cambios cada 8 horas.
  3. Lo mejor es que este proceso lo hagamos en la nevera, para que sea todo el tiempo a una temperatura constante. Sobre todo si lo vais a cocinar en verano. Tenedlo bien tapado, para que no desprenda olor al resto de alimentos.

Preparación del bacalao guisado con alcachofas y setas

  1. Introducimos las pasas en el vino, para que se hidraten. Utilizaremos un vino oloroso, tipo Jerez, que nos aporte aroma y sabor.
  2. Los lomos de bacalao ya desalados, los cortamos en trozos de ración (unos 250 gr.). Los pasamos por harina y los freímos en abundante aceite de oliva virgen extra. Por todos sus lados, hasta que tengan un tono dorado. Retiramos y reservamos sobre papel absorbente.
  3. En una cazuela plana, vertemos el aceite de freír el bacalao, ya colado y decantado.
  4. Picamos el ajo, la cebolla y el puerro en brunoise. Sofreímos a fuego medio, 5 minutos. Salamos al gusto.
  5. Vertemos el vino (sin las pasas). Subimos el fuego y cocinamos un par de minutos, para que se evapore el alcohol. A continuación, añadimos el tomate frito y mezclamos. Pochamos 5 minutos a fuego medio.
  6. Picamos las setas. Añadimos a la cazuela, un litro de caldo (caliente), las setas, las pasas y las alcachofas.
  7. Tapamos la cazuela, bajamos el fuego, y cocinamos 40 minutos.
  8. Salamos al gusto. Irá espesando poco a poco la salsa, y reduciendo el caldo.
  9. Pasado el tiempo, pelamos los huevos y los cortamos en rodajas gruesas.
  10. Ponemos los trozos de bacalao y el huevo en la cazuela, repartidos uniformemente. Añadiremos caldo si es necesario.
  11. Con todo en la cazuela, cocinamos 10 minutos más, a fuego bajo. Así se integrarán todos los sabores y cogerá el punto final este delicioso guiso. Como toque final, picamos bien fino el perejil y repartimos por la superficie.
  12. Servimos bien caliente en la mesa y a disfrutar.

El mejor acompañamiento es un buen vino y un pan como dios manda, de esos artesanos, para mojar bien en la salsa.

No dejéis de disfrutar de todas las recetas de pescado y marisco que tenemos en el blog.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de la receta de bacalao guisado con alcachofas en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrá como el de mi madre.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.