Basque cheesecake o tarta de queso vasca

Fácil65 min.8 pers.
4.6/58 votos

Por Alfonso López Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

Basque cheesecake o tarta de queso vasca

Ingredientes

  • 600 g. de queso QUESCREM natural (Galicia Calidade)
  • 300 g. de nata líquida del 35% M.G.
  • 200 g. de azúcar blanco
  • 4 huevos camperos AVICOLA TRATANTE (Galicia Calidade)
  • 25 g. de harina de trigo de todo uso
  • Molde desmoldable, sobre unos 21-22 cm. de diámetro
  • Papel sulfurizado (para horno)

La tarta de queso es siempre uno de los postres más socorridos en casa, sobre todo cuando buscamos algo sin complicaciones y muy resultón. Una de las “cheesecakes” que está triunfando hoy en día es la basque cheesecake o tarta de queso vasca, como podemos comprobar en la cantidad de impactos que vemos en las redes sociales.

Con poco más de 5 ingredientes, parte de la pasión que desata esta tarta es su imagen voluptuosa y tentadora, con una buena altura, muy cremosa en su interior y tostada por fuera. Su aspecto y elaboración es similar a otra estrella mediática, la famosa tarta de queso de La Viña.

Es una elaboración sencilla pero hay que estar muy atentos a todos los detalles para lograr una basque cheesecake perfecta, que resulte suave y cremosa por dentro, y tostada por fuera. Uno de los factores clave es la temperatura y tiempo de horneado perfecto, o mejor dicho, un horneado que sea un poco menos de lo habitual. 

Esta cheesecake debemos retirarla  del horno cuando todavía no esté cuajado al 100% en su interior, para garantizar una textura suave y que si así os gusta, podríamos dejarla casi líquida. Su centro desprende un aroma a queso bien cremoso y se deshace en la boca cuando la degustamos.

Este tipo de textura es una tendencia actualmente, rompiendo con la tradicional cheesecake que suele ser más contundente y densa. También se diferencia en el tostado final de la superficie, lo que le dará un toque crujiente y un sabor que contrasta con el interior cremoso. Esta tarta de queso, a alta temperatura se hincha en el horno y luego se desinfla para crear esa superficie acaramelada.

Cómo hacer la base de la tarta

  1. Forramos un molde redondo de unos 21 cm. de diámetro. De manera que sobresalga unos 3-4 cm. del molde, para la presentación final de la tarta. Podéis humedecer con un poco de agua el papel sulfurizado y arrugarlo,  para que sea más fácil de usar y que quede con esa forma rústica.
  2. Precalentamos el horno: 10 min. a 225º C con calor arriba y abajo (sin aire caliente).
  3. Ponemos el queso crema en un bol grandote y empezamos a batir con las varillas eléctricas para que el queso se vuelva aún más cremoso. Sin dejar de batir vamos incorporando poco a poco la nata.
  4. A continuación, añadimos el azúcar. Añadimos un huevo y batimos hasta que quede bien integrado en la mezcla. Cuando esté integrado añadimos el segundo huevo y seguimos así hasta integrar los cinco. Por último, incorporamos la harina y batimos hasta que todo quede bien mezclado. Pasamos el contenido del bol al molde forrado.

Horneado y presentación de la basque cheesecake

  1. Para estas cantidades y el molde de 21 cm. horneamos aproximadamente 40 minutos a 180º C, en posición central con calor arriba y abajo. Si queremos que quede algo más líquida horneamos solamente 35 minutos. A mitad de tiempo, vamos vigilando que no se tueste demasiado, si se está dorando demasiado cubrimos con un papel de aluminio. En el horno la tarta se hinchará mucho, es normal, se irá deshinchando cuando se enfríe.
  2. Cuando pase el tiempo establecido, abrimos levemente la puerta del horno y dejamos atemperar en su interior durante 15 minutos con el horno apagado.
  3. Luego la sacamos del horno y la dejamos enfriar ya del todo a temperatura ambiente sobre una rejilla. Aunque la tarta baile estará hecha, poco a poco irá teniendo más consistencia y reduciendo su volumen. No desmoldamos.
  4. Cuando ya esté fría cubrimos con papel de aluminio y la dejamos reposar en frío al menos 6 horas, aunque mi recomendación es dejarla de un día para otro. Gana bastante en sabor si la dejamos toda la noche, así que si podemos planificar con tiempo es lo más aconsejable.
  5. El día siguiente sacamos la tarta del frigorífico unos 30 minutos antes de servir, para que no esté tan fría y coja una textura más suave y cremosa. Desmoldamos, y dejamos el papel de horno para dar un aspecto más rústico y tradicional.

Podéis ver todas las fotos de esta receta paso a paso en este álbum. No os perdáis detalle y os saldrá un tarta de queso de rechupete.

Galería de la receta

Consejos para una basque cheesecake de rechupete

  • Aunque son pocos ingredientes, la calidad de ellos es una de las claves de que nuestra tarta salga deliciosa y con garantías. Como buen gallego, siempre que puede utilizo buenos productos de mi tierra, como todos lo que llevan Galicia Calidade en su etiquetado. Me he decidido esta vez por el queso crema de Quescrem, con sabor natural, fresco y equilibrado. Los huevos son del productor Avícola Tratante, procedente de gallinas alimentadas con el mejor cereal y con explotaciones sostenibles.
  • No batas en exceso la crema base de la tarta. Hay que respetar no solo las medidas de los ingredientes sino también los tiempos de mezcla. Un exceso de batido de los ingredientes nos llevaría a introducir demasiado aire y favorecería la aparición de grietas durante el horneado.
  • El tiempo de horneado es la clave del éxito de la Basque Cheesecake. Aplicaremos una alta temperatura en un corto espacio de tiempo. De esta manera quedará poco cuajada por dentro y tostada por fuera. Es la principal característica de esta tarta y lo que la diferencia de otras.
  • El proceso de enfriado también es importante. Aunque os parezca un poco tedioso, es importante respetar los tiempos y no apresurarse en consumirla. Luego del horneado, debe ir atemperando con calma, para coger la textura óptima que queremos.
  • La masa/crema tiene que quedar homogénea, sin grumos ni pegotes de queso o harina. Para que resulte más sencillo es importante que los ingredientes estén a temperatura ambiente y que comencemos por batir el queso crema a la hora de mezclar los ingredientes.
  • Aunque esta tarta se puede hacer fácilmente con un bol y un tenedor, la mezcla queda mucho más fina si usamos una batidora o robot. Aguantad las ganas de devorarla según se atempere. Es una tarta que gana con el reposo y el fresco de la nevera. Mucho mejor de un día para otro.

Por Alfonso López

Empecé Recetasderechupete.com en 2009. En estos años he escrito recetas y libros, grabado vídeos, he dado cursos presenciales y clases en escuelas de hostelería. Y cocinar para mi familia y amigos sigue siendo mi gran pasión. En esta web quiero compartir contigo toda mi experiencia, para que disfrutes de la cocina tanto como yo y todos tus platos salgan de rechupete.

Alfonso López Alonso - Cocinero en Recetasderechupete.com

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.