Berenjenas a la parmesana

Compartir Twittear
2.5/52 votos
Berenjenas a la parmesana

Info.

Ingredientes para Berenjenas a la parmesana

  • 2 berenjenas grandes
  • 500 gr de tomate frito casero
  • 100 gr de queso parmesano rallado
  • 2 bolas grandes de mozzarella
  • 2 huevos grandes
  • ½ cucharadita de orégano
  • 1 manojo de albahaca picada fresca (opcional)
  • Aceite de oliva virgen extra y un poquito de mantequilla para la base de la fuente del horno.
  • Sal (al gusto)

Cómo preparar unas berenjenas a la parmesana ¡Qué espectáculo de sabores! La receta de berenjenas italiana que os propongo es una de mis favoritas. berenjenas a la parmesana o parmigiana di melanzane. Ya sabéis mi pasión por las humildes berenjenas, pero si además le añades una mezcla de quesos y salsa de tomate, el resultado es espectacular, casi supera a otra receta italiana, la caponata italiana.

Esta receta es muy sencilla de origen italiano cuyos ingredientes varían de una zona a otra. El plato es reconocido oficialmente como siciliano y se dice que parmigiana deriva de la palabra parmiciana, también en siciliano, que se refiere a los listones que forman una persiana, imagen que recuerda a las capas de ingredientes que componen la parmigiana di melanzane. Sin embargo, yo he preparado una parmigiana a la napolitana que, a diferencia de las de otros lugares de Italia, lleva queso mozzarella fresco, uno de mis favoritos. Pero también podemos encontrar esta misma receta con queso de oveja curado rallado o con hojas de albahaca fresca que se agregan entre las capas de las berenjenas.

Si sois muy cocinillas y tenéis cazuelitas de cerámica aptas para horno, suficientes como para poner una por cada comensal, podéis utilizarlas y preparar esta receta en cada una de ellas. Así seguro que sorprenderéis tanto por la presentación, como por los sabores de este plato tan especial. Una receta perfecta para inaugurar la primavera, las terrazas y las comidas al aire libre con los amigos. Color y sabor para compartir en buena  compañía.

Preparación de las berenjenas a la parmesana

  1. Lavamos bien las berenjenas, les quitamos el rabo y cortamos en láminas con su piel. Para quitarles un poco el amargor llenamos un bol grande con agua con abundante sal, unas 3 cucharadas. Dejamos las berenjenas reposando en este agua durante 15 minutos para quitar el amargor que pudiera tener la carne de la berenjena. Esta hortaliza tiene unas propiedades dietéticas muy saludables, las atribuyen a sus componentes antioxidantes, responsables de su ligero sabor amargo.
  1. Lavamos las rodajas de berenjena y las secamos bien para que al pasarlas por la plancha no salte el aceite. En una plancha ponemos un poco de aceite y doramos las berenjenas. Las reservamos sobre papel de cocina.
  2. Cortamos en láminas el queso mozzarella y batimos los dos huevos. Reservamos.
  3. Precalentamos el horno con calor arriba y abajo a 180° C. En una fuente de horno untamos mantequilla por la base, a continuación añadimos la primera capa de salsa de tomate casero. Después ponemos una capa de berenjenas y las cubrimos con queso parmesano rallado, láminas de mozzarella fresca, un poco de orégano picado y si os gusta el sabor de la albahaca (unas hojas por encima) y finalizamos impregnando con un poco de huevo batido.
  4. Continuamos haciendo capas del mismo modo. En la última capa ponemos berenjena, queso parmesano, mozzarella, tomate y terminamos con unas pinceladas de huevo batido.
  5. Metemos con sólo la placa del horno de la parte de abajo durante 30 minutos a 190º C para cocinar bien el interior y evaporar un poco el líquido residual ya que entre el tomate, el suero del queso y el agua de la berenjena se forma un poco de líquido. Luego otros 15 minutos con grill hasta que la superficie adquiera un tono entre dorado y tostado.
  6. Servimos inmediatamente. Podéis acompañarlo de unos tomates con ajo picado y aceite de oliva virgen o vuestra ensalada preferida

Es importante que preparéis este plato el mismo día que lo vayáis a comer, para que el gratinado esté en su punto y recién salido del horno, pero si por tiempo no puedes permitírtelo, hazla el día anterior por la noche y calienta las berenjenas a la parmesana en el horno a temperatura baja y cubiertas de papel de plata, para que el plato no se reseque en exceso.

Además si elaboráis la salsa de tomate vosotros mismos, no cabe duda de que el plato ganará mucho en sabor y calidad. Y por último la mozzarella a poder ser es mejor que sea auténtica de búfala y no esos sucedáneos que venden en algunos supermercados.

Un plato italiano muy fácil de hacer y en el que las berenjenas quedan tiernas y jugosas, donde con muy pocos ingredientes sale una comida de diario perfecta. ¡Espero que la disfrutéis tanto como yo!

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en el siguiente álbum.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

  1. LILIANA BERNARDINI dice:

    EXCELENTES RECETAS Y SOBRE TODO MUY SENCILLAS. MUCHAS GRACIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.