Berenjenas rellenas de verduras al estilo turco

Compartir Twittear
3.4/514 votos
Berenjenas rellenas de verduras al estilo turco

Info.

Ingredientes para Berenjenas rellenas de verduras al estilo turco

  • 3 berenjenas medianas
  • 1/2 cebolla
  • 1/2 pimiento verde
  • 4 dientes de ajo
  • 150 g. de tomate triturado
  • 50 g. de pasas sultanas
  • 15 g. de piñones
  • Comino
  • Canela
  • Nuez moscada
  • 1 limón
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto de cada casa)
  • Perejil fresco

Cómo hacer berenjenas rellenas de verduras al estilo turco.

Seguramente os sorprenda saber que esta receta de berenjenas se llama originariamente Imam Bayildi, que en turco se traduce como “Imán desmayado”.

Es una de las variaciones del meze, los aperitivos o entremeses, que en este caso se compone solo de ingredientes vegetales, con lo que vais a poder probar una receta vegetariana deliciosa y muy saludable.

La base de esta receta es la berenjena, que comenzó a cultivarse en el sudeste asiático, nada menos que allá por el año 2000 A.C. cuando llegó a Europa tardó en ser aprovechada como ingrediente culinario (al principio solo se usaba como decoración) pero desde hace ya muchos siglos forma parte de nuestra cultura gastronómica.

La berenjena admite muchas preparaciones muy diferentes que sacan partido a su pulpa jugosa y con esa textura tan especial. Ahí están la caponata de berenjenas siciliana, las berenjenas en escabeche y las berenjenas a la parmesana.

Aunque ya hemos cocinado berenjenas con muchos tipos de rellenos. Por ejemplo las berenjenas rellenas de arroz, de carne y champiñones o las clásicas en casa con jamón y carne.

Os dejo con esta receta que tiene todo el sabor de oriente próximo, con esa riquísima mezcla de especias y el toque de los piñones tostados tan inconfundible. ¡A por ellas!

Preparación de berenjenas turcas

  1. Lavamos las berenjenas, las cortamos por la mitad a lo largo y, con mucho cuidado, hacemos cortes en la carne dibujando una rejilla. Las colocamos boca arriba en una bandeja de horno cubierta con papel sulfurado.
  2. Añadimos un chorrito de aceite, sal y pimienta y horneamos a 200º C durante media hora, con calor arriba y abajo y en una posición intermedia dentro del horno.
  3. Mientras tanto, vamos preparando el relleno.
  4. Pelamos y picamos la cebolla y el ajo. Los pochamos en una sartén con un chorro de aceite de oliva virgen extra.
  5. Mientras tanto lavamos y troceamos el pimiento en dados pequeños-
  6. Cuando la cebolla está casi transparente es hora de añadirlo a la sartén. Sofreímos unos minutos.
  7. En otra sartén tostamos ligeramente los piñones sin aceite y con cuidado para que no se quemen.
  8. Los añadimos a las verduras junto con el tomate triturado y las pasas, removemos bien.
  9. Espolvoreamos una pizca de comino, nuez moscada y canela y exprimimos medio limón. Volvemos a remover y dejamos que se haga todo junto durante 5 minutos. Retiramos del fuego.

Presentación final de las berenjenas turcas

  1. Cuando las berenjenas han salido del horno y se han enfriado ligeramente les sacamos la carne con la ayuda de una cuchara.
  2. Añadimos la carne a la sartén y removemos bien.
  3. Rellenamos la piel de las berenjenas con la mezcla y — opcionalmente — espolvoreamos un poco de perejil fresco picado.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso en la receta de berenjenas rellenas turcas. No os perdáis detalle y saldrán perfectas.

Galería de la receta

Consejos para unas berenjenas turcas perfectas

  1. Para esta receta elegí cuatro berenjenas bastante parecidas y que fuesen gruesas, más o menos unos 300 gramos cada una.
  2. Para que las berenjenas mantengan su forma una vez rellenas es importante no hacer cortes muy profundos antes de meterlas en el horno.
  3. Además, a la hora de retirar la carne debemos tener cuidado de dejar una pequeña capa para que resulten más consistentes
  4. Ya que estáis con el horno encendido y estáis en faena. Con aumentar un poco los ingredientes tendréis un plato perfecto para otro día ya que se pueden congelar una vez cocinadas antes de gratinarlas.
  5. Cuando os apetezcan sólo tenéis que descongelar, hornear y listas. No congeléis más de 3 meses.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Los comentarios están cerrados