Berlinas rellenas de chocolate

Compartir Twittear
3/52 votos
Berlinas rellenas de chocolate

Info.

Ingredientes para Berlinas rellenas de chocolate

  • Para las berlinas: 500 g. de harina de trigo de fuerza
  • 15 g. de levadura seca de panadero
  • 1 huevo L
  • 80 g. de azúcar
  • 250 ml de leche entera
  • 5 g. de sal
  • 50 g. de mantequilla pomada sin sal
  • Agua de azahar u otro aromatizante
  • Aceite de girasol para freír
  • Para el relleno: 150 g. de crema de cacao y avellanas
  • Para la cobertura: 200 g. de chocolate negro para postres
  • Virutas de chocolate para decorar

Cómo hacer berlinas rellenas de chocolate.

Las berlinas son un tipo de bollo que es primo hermano del popular donut, solo que estas no tienen agujero en el centro y llevan algún tipo de relleno y cobertura.

En este caso las berlinas están rellenas y cubiertas de chocolate.

Por si no fuera suficiente, espolvoreadas de virutas del mismo. Chocolate por todos lados, un festín.

Sobre ellas no puedo decir lo mismo que os conté sobre los donuts o los pepitos de crema (también muy similares pero alargados), de los que guardo infinidad de recuerdos. Un postre de la infancia.

Las descubrí más tarde, pero me gustaron al instante. Fue amor a primera vista. Y es que ¿acaso hay alguien a quien no le guste este tipo de dulce?

Si os pasa como a mí y sois fans de las berlinas, pero a la vez nada puede haceros más ilusión que prepararlos vosotros mismos, esta es vuestra receta.

Berlinas rellenas de chocolate para disfrutar la cocina y de una merienda ¡de rechupete!

Preparación de masa para las berlinas

  1. En un cuenco amplio mezclamos la harina de fuerza con la levadura seca de panadero y hacemos un hoyo en el centro.
  2. Batimos el huevo y lo introducimos en el hueco junto con el agua de azahar y el azúcar.
  3. Con un tenedor o con las yemas de los dedos, removemos estos ingredientes procurando no incorporar nada de harina.
  4. Cuando estén bien mezclados agregamos la leche, poco a poco, al tiempo que removemos tal y como hemos hecho antes.
  5. Aunque en este momento empezamos a incorporar harina de los bordes.
  6. A continuación añadimos la sal y mezclamos todos los ingredientes del cuenco hasta obtener una masa densa y homogénea.
  7. Volcamos la masa sobre la encimera, aplastamos ligeramente y añadimos la mantequilla en pequeños pegotes.
  8. Doblamos la masa sobre sí misma, dejando la mantequilla en el interior, y trabajamos hasta que ésta deje de pegarse a las manos.
  9. No caigáis en la tentación de añadir más harina pues la masa, con el tiempo, se volverá menos pegajosa y más elástica. Es cuestión de paciencia.
  10. Cuando la masa esté lisa y homogénea, hacemos una bola y la colocamos en un recipiente amplio ligeramente enharinado.
  11. Cubrimos con un trapo limpio y dejamos levar en un lugar seco y alejado de corrientes de aire. El horno, por ejemplo, es un buen lugar.

Amasado y forma de las berlinas

  1. La masa debe doblar en volumen con el reposo, el tiempo necesario para ello dependerá de la temperatura ambiente. Puede ser una hora o más. De nuevo, hay que ser paciente.
  2. Cuando la masa haya crecido, aplastamos suavemente con los dedos para desgasificar.
  3. Después la volcamos sobre la superficie de trabajo enharinada y delicadamente la estiramos con ayuda de un rodillo hasta que tenga una altura de unos 2 cm aproximadamente.
  4. Con un cortador para pastas o galletas cortamos círculos de la masa y colocamos cada uno de ellos sobre un cuadrado de papel vegetal para horno.
  5. Dependiendo del diámetro nos saldrán más o menos. Nosotros hemos usado uno de 5,8 cm y nos han salido unos 30.
  6. Juntamos la masa sobrante y repetimos la operación, es decir, la estiramos y cortamos más círculos.
  7. Repetimos cuantas veces sea necesario. Podemos dejar reposar la masa unos minutos si notamos que no se deja estirar con facilidad.
  8. De nuevo tapamos, esta vez los círculos de masa, con un trapo limpio y dejamos reposar hasta que doblen su volumen.
  9. En este caso, al ser porciones de masa más pequeñas, el tiempo de espera será menor.

Fritura de las berlinas

  1. Cuando las masas hayan crecido y estén listas, calentamos abundante aceite en una sartén honda y las freímos por las dos caras.
  2. La temperatura del aceite tienes que ser suave, que no sobrepase los 160º C.
  3. Para que no se deformen las masas, cogemos cada una por la base de papel y las introducimos en el aceite.
  4. En seguida se despegarán las masas de sus correspondientes papeles y podremos usar unas pinzas para retirarlos.
  5. Volteamos las berlinas con una espumadera hasta que se doren ligeramente.
  6. Entonces las retiramos y dejamos escurrir el exceso de aceite sobre una fuente con papel absorbente.
  7. Dejamos enfriar antes de rellenar.

Relleno y preparación de la cobertura de chocolate

  1. Para el relleno colocamos una boquilla alargada y con el agujero liso y pequeño en el interior de una manga pastelera.
  2. Rellenamos con la crema de cacao y avellanas.
  3. Clavamos la boquilla en un lado de la berlina, hasta llegar casi al extremo opuesto.
  4. Presionamos la manga pastelera con suavidad al tiempo que la retiramos.
  5. Repetimos la operación con el resto de las berlinas.
  6. Para la cobertura troceamos el chocolate y lo colocamos en un recipiente apto para microondas.
  7. Fundimos en el micro a golpes cortos de calor, de 30 segundos, removiendo de vez en cuando para que se reparta bien el calor.
  8. Dejamos templar un poco antes de bañar con él las berlinas, mojando solo la parte de arriba.

Presentación final de las berlinas rellenas

  1. Colocamos las berlinas sobre una rejilla metálica.
  2. Espolvoreamos con virutas de chocolate y dejamos enfriar la cobertura antes de consumir.

Si no os queréis perder detalle de esta receta de berlinas rellenas de chocolate, no dejéis de ver este álbum paso a paso.

Galería de la receta

Consejos para unas berlinas rellenas de chocolate perfectas

  • Un ingrediente esencial en la elaboración de estas berlinas es la paciencia, pues es una receta que requiere de tiempos de espera y las prisas son sus enemigas. No se puede acelerar. Por ello, hacedlas solo cuando tengáis tiempo para ello.
  • Aunque el proceso que explicamos es manual, para el amasado se puede usar amasadora eléctrica u otro tipo de robot. Facilita mucho la tarea.
  • Es necesario amasar bien las sobras de masa que quedan después de cortar los primeros círculos. Lo ideal es dejar que esta nueva masa se relaje un poco, así que recomendamos que la dejéis reposar unos 10 minutos antes de extender para cortar más círculos. Resultará mucho más fácil y quedarán mejor.
  • El relleno lo hemos hecho con crema de cacao y avellanas, que resulta más fácil y rápido, pero con una ganache de chocolate estas berlinas están para morir de placer. También se pueden rellenar de crema pastelera, compota de manzana, crema de limón o mermelada, entre otras alternativas.
  • No es necesario que la boquilla que uséis para el relleno sea alargada, aunque ayuda mucho con la tarea y el relleno llega más lejos.
  • Si queréis berlinas más grandes, podéis usar un cortador de mayor tamaño. Os saldrán menos, eso sí.
  • Es importante controlar bien la temperatura del aceite para que las berlinas no queden crudas por dentro, ni arrebatadas por fuera. Un termómetro de pastelero viene de perlas.
  • Para que la temperatura del aceite no baje de exceso, conviene freír las berlinas de tres en tres o cuatro en cuatro. El número dependerá del tamaño de las mismas.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.