Besugo al horno

Compartir Twittear
4.3/53 votos
Besugo al horno

Info.

Ingredientes para Besugo al horno

  • 1 besugo grande preparado para hacer a la espalda (abierto como un libro y con la espina) más o menos de 1 Kg. a 1.5 Kg.
  • 4 dientes de ajo
  • 2 limones
  • 1 guindilla o cayena (opcional)
  • Un toque de vinagre de Jerez (15 ml.)
  • 1 vaso de vino blanco (300 ml.)
  • 2 patatas para asar grandes
  • 1 cebolla
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Sal y pimienta negra recién molida (al gusto)

Cómo preparar besugo al horno o besugo a la espalda. Si vais a un restaurante en Navidad, una receta de pescado que no puede faltar en menús navideños, es el besugo al horno.

El besugo es el protagonista indiscutible de esta receta que nos ocupa para nuestros menús de Navidad. Es un pescado azul, aunque es uno de los más magros dentro de esta denominación.

Este besugo lo hemos cocinado al horno, acompañándolo con patatas, cebollas y un toque de ajo. Es quizás la forma más tradicional de hacerlo, también la más fácil y la menos calórica, ya que no lleva salsas pesadas y va tal cuál, al horno.

Está vez lo hemos preparado a la espalda o en mariposa. Esta técnica junto a la de cocinar a la sal, es una sencilla forma de cocinar es un método de cocción saludable y donde degustaremos el besugo en todo su esplendor. Una preparación que admite distintos métodos de cocción, la más habitual es al horno, aunque también admite la parrilla, con su toque ahumado.

El besugo es uno de los pescados más sabrosos y su carne tiene una textura muy especial que lo hace muy apreciado. De hecho es tan valorado que incluso ha dado nombre a un utensilio de cocina, la besuguera.

Si bien es cierto que su precio no es lo mejor que tiene, ya que suele resultar poco económico. Se trata de un pescado muy valorado por su delicado sabor y su carne blanca y jugosa. Si el precio os echa para atrás siempre podéis optar por pescados más baratos como una tradicional trucha al horno, una clásica dorada al horno con patatas o la siempre socorrida merluza al horno.

Con una receta como la que vamos a preparar hoy nos aseguramos un plato muy sano, con muy poca grasa y con todo el sabor de uno de los pescados más ricos de nuestras costas.

Antes de empezar con la receta. El besugo y las patatas

  1. Compramos un besugo grandecito y le pedimos al pescadero que nos lo limpie bien de escamas.
  2. Lo vamos a preparar a la espalda con lo que debemos cocinar el besugo entero y abierto, por lo que previamente debe limpiarse bien su interior, libre de vísceras.
  3. Cuando lo pidamos decidle a vuestra/o pescadero/a que lo queréis para cocinarlo a la espalda, entonces lo abren como un libro o en mariposa.
  4. Ya en casa repasamos el pescado para eliminar posibles restos que pudieran haber quedado, salpimentamos por el interior de la barriga y reservamos.
  5. Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas no demasiado finas, de un centímetro de grosor. Las colocamos cubriendo una fuente de horno.
  6. Pelamos y cortamos la cebolla en rodajas finas. Cubrimos con ella las patatas y añadimos un buen chorro de aceite de oliva virgen extra.
  7. Salpimentamos.

Horneado y presentación final del besugo al horno

  1. Precalentamos el horno a 180º C. En cuanto el horno alcance esta temperatura asamos las patatas a 180º C durante 25 minutos. Bandeja del medio, calor arriba y abajo con aire.
  2. Una vez hecho este proceso colocamos el besugo sobre las cebollas y patatas, con la piel hacia abajo.
  3. Sazonamos. Echamos un chorro de aceite de oliva virgen extra y vertemos con mucho cuidado el vino sobre el pescado.
  4. Horneamos a 180º C unos 30 minutos. El tiempo en el horno es fundamental, calor arriba y abajo (sin ventilador) durante 30 minutos y pesaba un 1.4 Kg.
  5. Si el pescado es más pequeño necesitará menos tiempo. Y si es más grande deberás darle más o menos tiempo, aproximadamente 10-12 minutos más por cada Kg extra. Para saber que está listo, verás que el ojo se ha vuelto opaco y la carne se separa fácilmente de las espinas.
  6. Mientras tanto, calentamos aceite en una sartén. Picamos el ajo muy finito y lo añadimos al aceite caliente. Incorporamos la guindilla y removemos. Cuando el ajo está dorado apagamos el fuego y añadimos el vinagre. Removemos bien.
  7. Una vez que el besugo está hecho, sacamos del horno y vertemos encima la salsa que hemos hecho con el vinagre.

Servimos inmediatamente antes de que se enfríe para disfrutar de todo su sabor y esa carne tan jugosa. Colocamos una cama de patatas y cebolla, encima la porción de besugo y regamos con la salsa.

Aquí tenéis un paso a paso en fotos donde muestro como preparar esta receta de besugo al horno. No os perdáis detalle para que os salga perfecta.

Galería de la receta

Consejos para un besugo al horno perfecto

  • Los tiempos de horneado del besugo son muy relativos, ya que dependerán de cada horno y del peso del pescado. Para saber cuándo el besugo está realmente en su punto exacto de cocción, hay que observarlo detenidamente.
  • Uno de los primeros indicadores para saber si el besugo, o cualquier otro pescado que cocinemos, está cocinado es la textura y el color de su carne, la cual pasa de translúcida a blanca.
  • La carne que se encuentra alrededor de la espina no sólo ha tenido que cambiar de color sino que se debe separar con facilidad con un tenedor o cuchillo pequeño. Si la carne no se puede desprender, entonces quiere decir que el pescado no está aún en su punto.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.