Bica de castañas

Compartir Twittear
4.7/525 votos
Bica de castañas

Info.

Ingredientes para Bica de castañas

  • 250 gr. de harina de castaña Amarelante
  • 8 huevos (sólo usaremos las claras)
  • 100 gr. de harina de trigo
  • 400 gr. de azúcar blanco
  • 350 ml. de nata líquida o crema de leche (35% M.G. nata para montar)
  • 40 gr. de azúcar (para la cobertura)
  • Molde metálico rectangular, 30 x 20 cm. aprox.
  • Papel de horno

Cómo hacer una bica o bizcocho de castañas. Si hay una receta dulce con castañas que triunfa en la mayoría de celebraciones gallegas, es la bica. Si hablamos de Otoño, la bica de castañas gana por goleada.

La bica es uno de los postres más conocidos en Galicia. Podemos encontrarla en cualquier rincón de la comunidad, y con el toque personal de cada zona. En la provincia de Ourense, mi tierra, hay bicas muy conocidas, como la bica blanca de Laza o la mantecada de Puebla de Trives o la bica de Castro Caldelas.

Os puedo asegurar que si hay bica en casa, la hora del desayuno y la sobremesa son  especiales. Acompañar un trozo esponjoso con un buen café es de los momentos imborrables que me quedan luego de un viaje a Ourense.

Aprovechando la temporada de castañas, que es otro de los productos estrellas de mi tierra, me he decidido por preparar una bica para los desayunos de esta semana. Además podremos hacerla cualquier día del año, ya que usaremos harina de castaña en su elaboración.

En casa nos encanta el sabor intenso de la castaña, tan característico en cualquier postre o plato. En el blog podéis encontrar bastantes recetas con castaña, ya que somos muy “larpeiros” y es un producto perfecto para postres.

Preparación de la masa para la bica de castañas

  1. Separamos las claras de las yemas. Las yemas no se usan en esta receta, pero podéis utilizarlas para otro postre, como una crema pastelera, unas suaves natillas, un tradicional tocinillo de cielo, unas yemas de Santa Teresa o un Pao de Ló.
  2. El bol con las claras lo reservamos en la nevera, para que luego las montemos con más facilidad. Tamizamos las harinas, con la ayuda de un colador, y las mezclamos.
  3. Montamos ahora las claras, con la ayuda de unas varillas (más fácil) eléctricas, dejándolas a “punto de nieve”. Incorporamos el azúcar, poco a poco, durante el proceso, como cuando hacemos merengue.
  4. Sobre el merengue, vamos echando poco a poco las harinas mezcladas, removiendo bien con una espátula. Con movimientos envolventes, para que no se nos baje el merengue y conserve esponjoneidad.
  5. En este punto, ponemos a precalentar el horno, a 180º C
  6. Montamos la nata y la añadimos al resto de la crema. También con movimientos suaves, para que no se baje. Resultará una crema de ligera color marrón, homogénea y también esponjosa.

Horneado y presentación final de la bica de castañas

  1. El molde metálico, lo forramos con papel de horno. Vertemos en él la crema, que repartimos uniformemente. Con la ayuda de un colador, espolvoreamos azúcar sobre la superficie. Esto hará una costra crujiente luego a horno, algo característico de las bicas gallegas.
  2. Hornearemos durante 30/35 min. a 180ºC. Colocamos primero, la bandeja en la parte inferior del horno, durante 10 minutos. El resto del tiempo en la parte central.
  3. Cada horno es un mundo, por lo que pasada la media hora comprobad con un pincho el punto de la bica. Si sale seco, es que ya estaría hecha. Vigilad también la cobertura de azúcar, y si se tuesta demasiado, podéis cubrirla con papel de aluminio.
  4. Cuando esté lista, retiradla del horno y reservadla tapada con un paño limpio. Es preciso que se atempere y asiente, antes de consumirla. Incluso, si sois capaces, hacedla de víspera, aunque sé que es una misión complicada. Acompañadla de un licor café y la sobremesa será redonda.

Un postre otoñal perfecto para preparar un día frío donde apetezca encender el horno y disfrutar cocinando. Si no os queréis perder detalle de esta receta de bica de castañas seguid este paso a paso, os quedará perfecta.

Consejos para una bica de castañas de rechupete

  • Esta receta es similar a un bizcocho, pero en su caso no se usa ningún tipo de levadura natural o química. Por lo tanto resulta un bizcocho más compacto, pero mantiene su intenso sabor, gracias a las buenas materias primas que se usan en su elaboración: huevos de casa, harinas, manteca, etc.
  • Para esta receta he utilizado un pequeño porcentaje de harina de trigo, para que el resultado final sea más esponjoso. Si preferís la opción “sin gluten”, utilizad el total de cantidades con harina de castaña. Resultará más compacta y con un sabor más intenso a castaña.
  • La harina de castaña es quizás lo que costará un poco más conseguir, y también es más cara que la de trigo. En cualquier tienda gourmet o gran superficie, es posible encontrarla fácilmente.

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.