ABC

Recetas de rechupeteRecetas de rechupete – Recetas de cocina caseras y fáciles

Bizcocho casero de naranja

Compartir Twittear
4.7/532 votos
Bizcocho casero de naranja

Info.

Ingredientes para Bizcocho casero de naranja

  • La ralladura de 2 naranjas grandes de piel fina
  • 125 gr. de azúcar blanquilla
  • 125 gr. de azúcar morena
  • 3 huevos medianos
  • 70 ml. de aceite de oliva virgen extra suave
  • 170 gr. de harina de trigo especial repostería (con leudante o levadura)
  • 1 sobre de levadura química (16 gramos)
  • Para empapar el bizcocho el zumo de las 2 naranjas
  • Una pizca de sal
  • Si el molde del bizcocho es metálico, para engrasar un poquito de mantequilla y harina para espolvorear
  • Para decorar (opcional) un poco de azúcar glass para la cubierta

Cómo hacer un bizcocho de naranja. El aroma de naranja es uno de mis preferidos y supongo que por eso este bizcocho triunfa en casa siempre que lo preparo, pues es el sabor a este cítrico lo impregna todo.

El bizcocho de naranja no deja de ser un bizcocho de desayuno muy sencillo de preparar que está muy aromatizado con el toque cítrico de la piel de las naranjas. Es de los bizcochos más “de rechupete” que encontraréis en nuestras recetas de postres, os aseguro que encontraréis este y muchos más bizcochos, perfectos para desayunar o merendar.

Estamos en plena temporada de cítricos, quizás es ahora cuando las naranjas están más sabrosas. En el blog podéis encontrar un montón de recetas con este cítrico pero este bizcocho es quizás el más sencillo de todos, con ingredientes que todo el mundo tiene en casa. Además es perfecto para hacer el fin de semana con los más peques de casa y aficionarlos desde pequeños a que les apasionen los cítricos.

Es otra forma de aprovechar las naranjas, no sólo del zumo para desayunar, aquí aprovechamos todo, la piel, su zumo e incluso su pulpa. Queda muy esponjoso y se conserva perfectamente durante varios días. Pero para que no pierda su delicioso aroma es mejor que lo conservéis en un recipiente hermético ¿No os apetece probarlo en un desayuno o una merienda especial?

Preparación de la base del bizcocho de naranja

  1. El primer paso sería lavamos las naranjas y las secamos con un trapo de algodón o papel. Así eliminamos cualquier resto nocivo que puedan traer.
  2. Lo mejor es utilizar naranjas de piel fina, aunque podemos encontrar naranjas de zumo con la piel muy gruesa y la mayoría es blanco. Así que a la hora de rallar la piel no lleguéis a la parte blanca porque va a amargar el bizcocho. Reservamos.
  3. Hacemos zumo con las naranjas y lo colamos. En el colador quedará parte de la pulpa de la naranja, reservamos.
  4. Precalentamos el horno a 200º C.
  5. Untamos el molde que vamos a utilizar con mantequilla o aceite de oliva virgen extra, en la base y los lados. Si empleamos uno de silicona no haría falta engrasarlo.
  6. Espolvoreamos con un pellizco de harina y quitamos el exceso de harina. Reservamos.
  7. Batimos los huevos con unas varillas, cuando empiecen a blanquear, añadimos un chorrito de zumo de naranja (unos 10 ml. aproximadamente) y una pizca de sal.
  8. Medimos el azúcar (los dos tipos) y volvemos a batir, ya tenemos la base lista.
  9. Añadimos en el bol el aceite de oliva suave, el sobre de la levadura química, la ralladura y la pulpa de las naranjas y la harina de trigo (que debemos tamizar con un colador para evitar impurezas).
  10. Metemos todo en el bol y batimos con unas varillas (podéis utilizar manuales o eléctricas, las que más os gusten). Debe de quedar una masa homogénea y fina.
  11. Vertemos la mezcla en el molde, os recomiendo que sea desmontable.
  12. Esta parte la hacemos siempre con cuidado y ayudándonos de la espátula para rebañar bien el bol. Con el tipo de molde, el paso previo de mantequilla y harina en la base se desmoldará fácilmente.

Horneado del bizcocho de naranja

  1. Horneamos de 45-55 minutos dependiendo del horno que tengáis. Tenéis que poner el futuro bizcocho en la bandeja del medio con calor arriba y abajo, sin aire, a 180º C.
  2. Si vemos que se tuesta mucho al final de la cocción, cuando queden 10 minutos tapamos con un poco de papel de aluminio. Importante, abrir el horno lo menos posible y al final de la tiempo de horneado pinchad con la punta de un cuchillo, si sale limpia al pinchar en el centro del bizcocho, ya estará.
  3. Dejamos que el bizcocho se atempere un poco en el molde. Después desmoldamos, pasando un cuchillo con la hoja del revés por los bordes.
  4. Dejamos que se termine de enfriar sobre una rejilla para evitar que coja humedad.
  5. De manera opcional y si queremos que sepa más a naranja, vamos a bañar el bizcocho una vez horneado y atemperado con el zumo de las naranjas.

Presentación final del bizcocho de naranja

  1. Cuando el bizcocho esté listo, lo dejamos enfriar unos 5 minutos. Después lo pasamos a una bandeja, lo pinchamos con un palillo por varios puntos de la superficie.
  2. Lo rociamos finalmente con el zumo de naranja, que se impregne enteramente.
  3. El resultado que se obtiene es un contraste delicioso entre el interior húmedo y la costra dulce que se produce en el exterior. Sin duda, una receta digna de los paladares mas exigentes.
  4. Es ideal tanto para el desayuno como para la merienda, o para acompañar el café después de comer. La miga es muy tierna, suave, jugosa y aromática, y si queréis podéis servirlo con un chocolate fundido.

Podéis ver todas las fotos del paso a paso de este bizcocho de naranja. No te pierdas ningún paso para que te salga perfecto.

Consejos y recomendaciones para un bizcocho perfecto

  • Si queréis un bizcocho más alto y esponjoso, sólo tenéis que montar las 3 claras. Separamos las claras de las yemas con mucho cuidado. En el vaso de la batidora, montamos las claras con un pellizquito de sal, ayudándonos de las varillas eléctricas.
  • Vamos haciendo movimientos circulares ascendentes hasta que las claras se monten al punto de nieve. Para saber si están listas, sólo hay que poner el recipiente boca abajo.
  • Incorporamos las claras cucharada a cucharada al final del proceso, es decir cuando hayamos terminado con la harina. Nos ayudamos de una lengua o espátula de silicona para mezclar la crema muy suavemente, con movimientos envolventes, para evitar que pierda las burbujas de aire que harán que el bizcocho de yogur quede alto y esponjoso.
  • Para que el bizcocho no se reseque intenta protegerlo del aire. Si tienes campanas de cristal son ideales y si no puedes envolverlo perfectamente con papel de plata. De este modo aguanta unos tres días jugoso.
  • Si lo queréis más liviano, podemos sustituir la harina de trigo por harina fina de maíz, la llamada Maicena. Así también será apto para celiacos, pues no lleva gluten.
  • Si queréis un bizcocho más dulce, sólo lo tenéis que adornar con un poco de azúcar glas. Espolvoreamos por encima cuando esté tibio. Si no tienes azúcar glas, podéis elaborarlo de forma casera en tu casa. Introducid azúcar en grano en el molinillo de café o en la trituradora y tritura hasta que quede convertido en polvo.

 

¿Te ha gustado? ¡Compártelo!

Compartir Twittear Pin it Imprimir

Recibe un email semanal con las nuevas recetas y recomendaciones de rechupete.

Si te ha gustado esta receta o tienes alguna duda de cómo hacerla deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.